Jack Reacher: nunca vuelvas atrás
Análisis

Jack Reacher: nunca vuelvas atrás - Crítica de la película de Tom Cruise y Cobie Smulders

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Jack Reacher: nunca vuelvas atrás (Jack Reacher: Never Go Back) la película de Edward Zwick con Tom Cruise, Cobie Smulders y Danika Yarosh. En cines españoles a partir del 11 de noviembre de 2016.

Gracias a Jack Reacher descubrí a Chris McQuarrie, el director, que constató sus dotes como buen narrador en Misión imposible: nación secreta y tiene como reto pendiente volver a deslumbrarnos en Misión imposible 6, que empezará a rodarse el año que viene.

La película tenía acción, una historia interesante y las clásicas y perdonables fantasmadas del género, así que Jack Reacher: nunca vuelvas atrás (que además prometía remedar uno de los problemas de la película, como era la protagonista femenina con el fcihaje de Cobie Smulders), me había generado unas expectativas relativamente altas. Quizás por eso, he sentido una pequeña decepción al verla.

La sinopsis nos lleva a conocer a Susan Turner, líder de la antigua unidad militar de Reacher, que es falsamente acusada de traición. Él tendrá que sacarla de prisión y descubrir la verdad detrás de una conspiración para limpiar sus nombres y salvar sus vidas. Durante el escape, Reacher descubrirá un secreto de su pasado que podría cambiar su vida para siempre: una mujer ha interpuesto una demanda por paternidad. ¿Es padre Jack Reacher?

Cuando el villano no está a la altura

De todas la patochadas del guión perpetrado a tres bandas por Richard Wenk, Edward Zwick y Marshall Herskovitz basándose en la novela de Lee Child "Never Go Back", quizás la más imperdonable es la animadversión del mayor esbirro del villano principal hacia Jack Reacher. Ni su exceso de bilis está bien justiciado argumentalmente ni plasmado con brillantez en sus duelos cuerpo a cuerpo, demasiado lentos y pobres en imaginación.

A esa falta de inspiración en el apartado de la acción hay que sumarle un exceso de "drama familiar" en una cinta en la que la familia es además impostada. Hay giros cómicos que en este plano funcionan bien, eso sí, al igual que el prólogo que nos presenta al protagonista en plan sobrado.

Jack Reacher: nunca vuelvas atrás

Tom Cruise, para no variar, se pega sus buenas carreras en la película, con trepidantes persecuciones, aunque, esta vez, tiene compañía: Cobie Smulders. Lo que se pretende introducir con este personaje es una reivindicación al papel de la mujer en el ejército y a la postre un empoderamiento de la figura femenina en el cine de acción: el problema es que el guión carece de la más mínima sutileza y fuerza algunas líneas de diálogo que rozan el ridículo (por no hablar de un ralentizado que parece un recurso de los años 90).

Como sucedió con su predecesora, este segundo episodio va de más a menos, pero parte de un comienzo más endeble y de un desarrollo que va a trompicones, lo que posibilita que el espectador "se huela la tostada" antes de tiempo dejando sin impacto el giro final.

Jack Reacher: nunca vuelvas atrás

Al final, la sensación que nos queda es que de alguna manera Tom Cruise ha creado un sucedáneo de un sucedáneo con esta película en la que interpreta el mismo papel de siempre sin poder aportarle mucho más.

La cinta apela demasiado a viejas recetas que funcionarían mejor con un montaje mucho más ágil, menos momentos valle y un aire que le aleje de lo familiar. Ni siquiera en el caso del desfile de Halloween en Nueva Orleans hay originalidad alguna (aunque sí un trabajo de fotografía interesante). No es que la película no tenga sello de autor, es que está lejísimos de ser redonda ni siquiera a nivel técnico y hasta tiene problemas como fallos de raccord y discordancia entre planos-contraplanos.

Jack Reacher: nunca vuelvas atrás

Lo único que hace que Jack Reacher: nunca vuelvas atrás no vaya directamente el mercado de vídeo es la elección de la entente Tom Cruise - Cobie Smulders y su química en pantalla. Por lo demás, más le habría valido a la película "volver atrás" para fijar los aciertos de McQuarrie en la dirección del proyecto.

Otra vez será... No he perdido la fe en la saga, pero el personaje da para una historia mucho mejor hilvanada. Si hay tercera entrega, esperemos que tome como patrón la primera.

Valoración

El segundo episodio de las aventuras de Jack Reacher no es ni tan emocionante ni tiene el nivel de ritmo y tensión de la primera entrega. Entretenida pero lejos de ser redonda.

Hobby

61

Aceptable

Lo mejor

Que se reivindiquen personajes femeninos fuertes con heroínas de acción como Cobie Smulders.

Lo peor

Abarca demasiado y aprieta poco. Le falta acción y le sobran tiempos muertos: el montaje no es ágil. Además es demasiado obvia en algunos aspectos.

Lecturas recomendadas