Análisis

Joy - Crítica del film de Jennifer Lawrence

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Joy - DIRIGIDA POR: David O. Russell - PROTAGONIZADA POR: Jennifer Lawrence, Robert De Niro, Bradley Cooper, Isabella Rossellini, Diane Ladd, Édgar Ramírez y Virginia Madsen. Ya en cines.ARGUMENTO: Joy Mangano, una humilde trabajadora de Long Island, acabó convirtiéndose en una popular inventora de productos del hogar y también en uno de los rostros más conocidos de la teletienda americana, pero el proceso fue duro y complejo.

David O. Russell, después de presentar exitosos trabajos como El lado bueno de las cosas o La gran estafa americana vuelve a rodar con su musa Jennifer Lawrence dándole un enorme protagonismo.

Esta vez la jugada no es tan redonda, pero no hay que restarle méritos a la idea de dignificar la figura de una mujer emprendedora que consigue salir adelante a pesar de su familia, de su situación económica y de empezar a moverse en aguas infestadas de tiburones empresariales.

Lawrence es Joy y sobre sus hombros recae toda la película apareciendo en prácticamente el 95% de los planos, así que no es de extrañar que esta historia de superación personal o, si se quiere, este moderno cuento de hadas, le haya reportado un tercer Globo de Oro por su intenso trabajo. Máxime teniendo en cuenta que se ha colado en la categoría de comedia/musical (de forma incomprensible, porque es claramente un drama con pinceladas cómicas).

En cualquier caso, con esta crítica de Joy nos hallamos ante una película que sirve de biopic de los azarosos comienzos de Joy Mangano, una trabajadora que pugna por salir de la bancarrota una vez que se decide a explotar su talento como inventora. Y todo eso a pesar del lastre que supone su familia, en plena descomposición: divorciada pero haciéndose cargo de su exmarido, sus dos hijos, su madre deprimida y su padre, un vividor.

Russell trata de mostrarnos los años 70, pero en esta ocasión el esfuerzo de los apartados de peluquería, maquillaje y creación de decorados no consigue trascender las atmósferas cerradas, dándonos siempre la sensación de que no abandonados un plató. Es como si la verosimilitud se asfixiara en los detalles del atrezzo.

Mucho mejor y más reseñable es el trabajo de dirección de actores que realiza Russell y sobre todo las incursiones de Robert De Niro y de Bradley Cooper (más creíble que en sus últimos papeles). ¡Bravísima Isabella Rossellini como avara adinerada y eso que sale poco tiempo en pantalla!

En este sentido, toda la tribulación de nuestra heroína en Joy para demostrar lo que vale y ese "atarse los machos" para salir al ruedo, es la parte más deslumbrante y emocionante de la cinta. Porque ya sabemos que lo importante no es caerse sino cómo uno se levanta. ¿Será un relato inspirador? Puede que sí, si conseguimos extraer la máxima de que "a veces una persona tiene que hacer lo que tiene que hacer".

Por lo demás algo de empaque le falta a la historia, al guión y a los diálogos para conseguir hacer la película memorable. Y ese plus podría haber venido de la mano de un argumento menos masticado en el que el espectador hubiera podido participar de forma más activa atando cabos y en el que no se produjeran tantos saltos al pasado para justificar la determinación de nuestra protagonista.

Lo que sí está muy logrado es cómo se muestra la incursión de la televisión en la sociedad norteamericana y el cambio en los hábitos de consumo. En este sentido, da en la diana.

Parto el melón: ¿es Jennifer Lawrence una actriz sobrevalorada? Desde luego a la salida de los pases de prensa era una de las cuestiones que andaba en el aire, así que os traslado la pregunta.

Nadie duda de su talento interpretativo ni de los enormes retos que está asumiendo a sus 25 años pero ¿realmente como para tener con su corta carrera un Oscar y tres Globos de Oro por no hablar de las numerosas nomniaciones? Os dejo con el tráiler de Joy en el que podéis ver un poco cuál es el tono de la película: 

Valoración

Una historia de superación narrada con elegancia por Russell que confirma a Jennifer Lawrence como una inicipiente promesa muy bien valorada por la crítica. Sabe elegir sus papeles, eso está claro.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

Jennifer Lawrence y el trasfondo sutilmente optimista que formula el guión.

Lo peor

La voz en off y el poco margen que le deja al espectador para pesnar. Te lo da todo hecho.

Lecturas recomendadas