Análisis

Del juego al cine: Resident Evil

Por Manuel del Campo
-

ARGUMENTO: La corporación Umbrella realiza experimentos genéticos de forma secreta, en un complejo subterraneo bajo la ciudad de Raccoon City. Debido a un sabotaje, la supercomputadora que controla esta instalación sella todo el recinto, dejando en su interior un heterogéneo grupo formado por policias, soldados, médicos ... junto a las versiones mutadas en zombies de los trabajadores. 2002 - DIRIGIDA POR Paul W. S. Anderson - PROTAGONIZADA POR Milla Jovovich, Michelle Rodriguez, Colin Salmon, Eric Mabius, James Purefoy y Martin Crewes.

Todos los amantes de la saga Resident Evil soñábamos con una adaptación al cine. Aunque el resultado no fue para tirar cohetes, desde luego estamos ante la película/saga de nuestro ciclo Del juego al cine que ha tenido un recorrido comercial más exitoso, y que en las posteriores entregas le ha permitido beneficiarse de un presupuesto más holgado.

Hay que tener en cuenta que se trata de una película hecha por encargo. El gran éxito del juego provocó una coproducción (USA, Reiuno Unido, Canada y Alemania) en la que pusieron al mando a Paul W. S. Anderson, que ya había llevado con escaso talento al cine otro juego, Mortal Kombat. Anderson es un declarado apasionado de las películas de Alien (lo que se deja ver en muchos elementos del film, claramente "inspirados" en ellas) y para dirigir Resident Evil se pasó horas y horas encerrado en su casa jugando con las diferentes entregas que habían salido hasta el momento (los tres primeros y Code Veronica). El resultado es un guión que sin basarse en ningún juego en concreto, mezcla situaciones y elementos del 1 y del 2 (aunque está más centrado en este último), algunas primorosamente calcadas, como las dos escenas del tren, y ciertos momentos que se asemejan a la resolución de los puzles, santo y seña de los videojuegos. Eso sí, ninguno de los personajes principales tiene el nombre de los del juego (aunque sí se ve el logo de STARS en algún pasaje) porque Anderson dejó claro desde el primer momento que quería ofrecer a los fans un producto diferente. Luego cambiaría de opinión de forma radical en este sentido...

Aún así, la historia está resuelta con cierto ingenio, ocultando información de la trama y los protagonistas y dando una explicación convincente sobre los alucinantes sucesos. Es por eso que la primera parte de la película es la más interesante. Además, la puesta en escena se beneficia de una dirección artística muy conseguida, con algunos decorados (como el del pasillo de los fluorescente, que además contiene una de las mejores escenas del film, que luego se recogio en Resident Evil 4 y Umbrella Chronicles) que permanecen en la memoria.

Quizá por esto sorprende aún más la baja calidad del maquillaje de los zombies (perros incluidos). Y la actuación, que para ser zombie no hace falta haber pasado por el Actor´s Studio, pero un poco de entusiasmo no viene mal. Afortunadamente, la aceptable recreación digital de los Lickers (teniendo en cuenta el presupuesto y el año) compensa en parte el decepcionante casting de ultratumba.

La trama transcurre con soltura, con algún golpe de efecto incluido, y a la que puede se desmarca con combates a lo Matrix (que arrasaba por aquellos años) junto con alguna información curiosa, como el breve tratado el modus operandi de los zombies.

Es una lástima que los diálogos no estén más cuidados, y que los personajes resulten tan planos. La elección de Milla Jovovich (esposa del director posteriormente, pues se liaron en este rodaje) como la protagonista es todo un acierto, más por su imponente y llamativa presencia que por su actuación, algo sosa. Michelle Rodriguez (que venía de destacar en el festival de Sundance) es la única que aporta cierto carisma (en un personaje, eso sí, calcado al de Vasquez en Aliens...).

Mientras, las estridentes partituras de Marilyn Manson o Prodigy, acompañan a los momentos de más acción (en una combinación también muy Matrix)... y a otros sin venir demasiado a cuento. Es lo que tienen las modas...

Resident Evil no llegó a la altura de los juegos, pero fue un producto decente, más aún teniendo en cuenta la escasez de medios, y su sorprendente éxito en taquilla provocó más secuelas cuya crítica veréis también aquí.

Valoración

Buenas intenciones y escaso presupuesto. Aunque recoge elementos muy identificables de los juegos y el argumento es digno, la producción se resiente, sobre todo en unos zombies de pandereta.

Hobby

54

Regular

Lo mejor

Respeta la esencia del juego. La presencia (física) de Milla Jovovich. Los decorados

Lo peor

Los zombies parecen sacados de una fiesta casera. Los personajes son muy planos. Da poco miedo.

Lecturas recomendadas