Jumanji
Análisis

Jumanji - Crítica salvaje del clásico de Robin Williams

Por Jesús Delgado
-

Jumanji es un clásico del cine de aventuras del cine de los 90, dirigido Joe Johnston y protagonizada por Robin Williams, Bonnie Hunt, Kirsten Dunst y Bradley Pierce. ¿Estáis listos para tirar los dados y desatar el lado más salvaje de la jungla?

Jumanji es por muchos motivos la película de la infancia de más de uno. Ora si la vimos en cines, ora si la vimos en la televisión. Sea como sea, con ella Joe Johnston nos brindó una aventura memorable con un misterioso y peligroso juego de mesa como excusa para desarrollar una de las películas más gamberras, fantásticas y divertidas de la filmografía del director y de su estrella principal: el tristemente desaparecido Robin Williams

Jumanji

Jumanji, por si alguno viene de nuevas, es una aventura fantástica que gira en torno a un juego de mesa ambientado en la jungla africana y que propone a los jugadores convertirse en aventureros en su marcha por la selva. Hasta ahí todo bien y la premisa del juego no tendría que tener mayor trascendencia, sino fuera porque cada vez que se tiran los dados, el juego trae a nuestro mundo criaturas del mundo de Jumanji, que no es sino una desquiciante jungla africana con animales monstruosos y peligrosos, así como algún que otro cazador furtivo de gatillo fácil. 

En este contexto, la acción nos propone dos momentos históricos distintos que se van sucediendo uno tras el otro. 1969, cuando comienza el juego y 1995, cuando dos nuevos jugadores se reenganchan a la malograda partida, desatando el salvaje mundo de Jumanji en una tranquila comunidad de Nueva Inglaterra. ¿Lograrán los jugadores devolver la pequeña ciudad a la normalidad, volviendo a meter a todas las bestias salvajes de nuevo en el juego?

Y dicho esto, podemos comenzar la crítica. Pero, por cierto, vamos la curiosidad de turno antes de empezar a meternos en harina con ello. ¿Sabíais que la palabra Jumanji, que proviene del Zulú, viene a significar "muchos resultados"?

Tira los dados... si te atreves

Estamos ante una película poco ortodoxa, que firma Joe Johnston (un señor que reconocemos por Rocketeer y Capitán América: El primer vengador, por cierto) y que molestó al autor del libro original en que se basa, Chris Van Allsburg (autor del libro de Zathura y de Polar Express). De hecho, si tenéis la oportunidad de echar un vistazo al libro veréis que hay una serie de licencias argumentales, que no acabaron de gustar a Van Allsburg a pesar de que varios de sus libros fueron adaptados a película posteriormente gracias a esta cesión. 

Hemos de señalar que Jumanji fue una gozada hace 20 años y, bien visto, sigue siéndolo. Aunque con matices. Sus efectos especiales y la representación de las criaturas fue muy avanzada para su momento. Desgraciadamente, un público cínicocontemporáneo no perdonará el acabado actual de la cinta, que aún así se deja ver. Ahora, una vez se salta este escollo, descubrimos que estamos ante una cinta bastante completa, entretenida y divertida.

Jumanji

El artífice del éxito de Jumanji veinte años después no es el director precisamente, sino la estrella principal, Robin Williams, cuya aparición en pantalla (allá por el minuto veinte) es la que consigue mantenernos frente a la pantalla la hora y cuarto que dura esta aventura fantástica. Desgraciadamente, esto tiene un precio.

Si bien Williams no lo hacía a propósito, lograba robar toda la atención del público en detrimento de sus compañeros de reparto. En este aspecto, el intérprete no hacía un trabajo de "estrellita", sino que se compaginaba de maravilla con los por entonces jóvenes Kirsten Dunst y Bradley Pierce, ayudándoles a brillar. Lo que ocurría es que la propia energía Robin Williams lograba que el espectador se fijara en él por encima de los demás, a excepción quizá de Jonathan Hyde, quien interpretaba tanto al padre del personaje de Williams como al letal cazador Van Pelt. Hyde nos proporcionó uno de los malos más carismáticos e interesantes de la década, con un cazador que era un esperpento en sí mismo, pero del que preferíamos reírnos a la distancia. Por lo que pudiera pasar. 

Jumanji

Ahora bien, quizá el principal problema de Jumanji es el mismo que hace 20 años. El desarrollo de la historia y el ritmo. A diferencia del libro original, la película presenta dos tiempos distintos: el año 1969, que es cuando comienza la película presentando a los personajes de Robin Williams y de Bonnie Hunt en su infancia, y 1995, que presenta a los niños protagonistas. Esto implica un arranque algo perezoso y lento, que tiene como fin dar más peso a la moralina de la película acerca de la marudez emocional y la evolución que debe llevar a cabo el personaje de Williams. Esto, claro, se explica teniendo en cuenta el intento de hacer un discurso trascendente. Pero, como os decimos, se logra a expensas de un empiece que se hace largo y durante casi media hora nos hacer pedir que pasen cosas.

Luego, cuando ya la cosa se anima, la película tiene demasiadas ideas y venidas, con cambios de ritmo que van de una acción trepidante a una calma chicha, que decae en los momentos antes de la escena final, antes de abruptamente liberar el infierno selvático sobre los héroes. Y eso sin contar que nunca se llega a explicar ni a desarrollar del todo por qué el pueblo se convierte en un campo de batalla, cuando tampoco es que hayan salido tantas cosas del juego... Esto, claro, es más un problema narrativo que de dirección, pero aún así, a pesar de este defectillo, la película se sigue haciendo muy amable de ver.  

En conjunto, Jumanji es una rara avis de los 90, además siendo una de las películas de esa década con un marcado humor ochentero y una premisa de tono y de construcción que recuerda mucho a las películas de los años 80. Johnston nos propone una cinta que quizá llegó diez años tarde al cine, pero que incluso a día de hoy sigue molando. No nos extraña pues que haya quien ya quiera hacer una secuela con Dwayne Johnson "La Roca". Aunque si la hacen dudamos que aguante el peso de las comparaciones. 

Si os ha gustado esta breve crítica, os recordamos que tenemos más reviews de películas noventeras en nuestro especial de cine de los años 90. En él encontraréis películas emblemáticas de esta década. 

 

Valoración

Entrañable película de fantasía y aventuras con criaturas feroces, un cazador desalmado, la selva misma y, lo mejor de todo, Robin Williams en estado puro.

Hobby

73

Bueno

Lo mejor

Robin Williams, la premisa de aventura fantástica e imposible. Unos efectos especiales que para su momento fueron punteros

Lo peor

El lento arranque y los abruptos cambios de ritmo que sufre la cinta a lo largo de todo el metraje. Algunos detalles que se dan por hechos de la trama

Lecturas recomendadas