Análisis

Life is Strange - Análisis de la edición física

Por Clara Castaño Ruiz
-

Versión comentada: PS4

Ya hemos jugado a la versión física de Life is Strange que llegará a las tiendas el próximo 22 de enero de 2016 y en nuestro análisis os contamos qué nos ha parecido. Regresamos hasta Arcadia Bay para volver a vivir la aventura de Max y Chloe que ha conquistado a miles de jugadores en su versión digital.

En ocasiones hay pequeñas historias que sin pretenderlo se convierten en videojuegos únicos y especiales, no porque sean rompedores en sus mecánicas, sino porque hacen de lo cotidiano algo diferente y, al mismo tiempo, nos permiten descubrir aspectos de nosotros mismos que tal vez no conocíamos. Este es el caso de Life is Strange, un juego desarrollado por Dontnod Entertainment y distribuido por Square Enix del que os vamos a hablar en nuestro análisis

 

Life is Strange es una aventura gráfica con ligeros toques de interactiva, que se estrenó hace un año en formato digital. Tras su inesperado éxito, salta al formato físico con subtítulos en castellano y en una edición limitada que incluye como extras un apartado con comentarios del director, un libro de arte de 32 páginas (que simula ser el diario de Max) y su fantástica banda sonora. A muchos puede sorprenderles que hablemos de aventura gráfica, pero aunque no es la clásica del point & click, si que trata de imitar esas mecánicas y, además, incluye bastante más exploración que las aventuras de Telltale Games y multitud de rompecabezas.

 

Amigas para siempre

El cine y la fotografía son pequeñas piezas del tiempo y en Life is Strange acompañamos a Maxine “Max” Caulfield en el regreso a su pueblo natal, Arcadia Bay, para cumplir su sueño de estudiar fotografía en la prestigiosa Academia Blackwell. Su vuelta no será fácil al no haberse adaptado correctamente a la escuela y por algunos compañeros que van de guays y le hacen las horas de clase imposibles. Pero, todo cambiará cuando se reencuentre con su vieja amiga de la infancia Chloe, una chica de pelo azul de lo más problemática y rebelde. Y además, descubra su habilidad de retroceder en el tiempo. Max y Chloe investigarán la desaparición de Rachel Amber, íntima amiga de Chloe, de la que no se sabe nada desde hace varios meses.

 

 

Life is Strange es una aventura cuyo guión esta lleno de guiños a series y películas como Twin Peaks, Donnie Darko, The Killing y The Bridge, así como multitud de referencias a la cultura popular. Una historia dura y retorcida que empieza de la forma más común en la clase de fotografía de una Academia y que, casi sin ruido, se va volviendo complicada y conmovedora. Gran parte de su mérito es la excelente narrativa y cada uno de los personajes con los que te vas encontrando y con los que conectas porque todos tienen algo de cada uno de nosotros. Una vez que empiezas a jugar a Life is Strange sentirás la necesidad de saber cómo termina la historia y qué consecuencias tendrán tus decisiones. 

Viaja en el tiempo y haz click

Las mecánicas de Life is Strange son muy similares a las de Telltale Games, pero sin Quick Time Events y sin tiempo para tomar una decisión, Dontnod Entertainment  nos deja pensar con tranquilidad qué camino queremos tomar. Además, no tendría mucho sentido poner un límite de tiempo cuando, en la mayoría de los casos, podemos retroceder y cambiar nuestra decisión gracias al uso de los poderes de Max. Basta con pulsar L2 y rebobinaremos hacia atrás como si de un extinto VHS se tratara y con R2 avanzaremos todavía más deprisa en el tiempo. 

 

La opción de viajar en el tiempo está claramente inspirada en su anterior título, Remember Me, en el que Nilin podía modificar la memoria. Retroceder en el tiempo nos vendrá muy bien para, por ejemplo, hablar con algunos personajes, sonsacarles información y utilizar todo lo que nos han contado a nuestro favor. También, debemos emplear nuestra habilidad para resolver puzzles y cambiar nuestras decisiones, si es que no estamos contentos con el resultado final. Podemos usar nuestro poder todas las veces que queramos aunque, eso sí, una vez que hemos salido de una escena, no podemos volver atrás. Cabe decir que la especial destreza de Max no es infalible y es posible que en algún momento le falle.

 

 

Podemos pensar que rebobinar en el tiempo es muy divertido. Sin embargo, la vida está hecha de pequeños fragmentos y nuestras inocentes decisiones para mejorar la existencia de los que nos rodean se puede volver en nuestra contra. Así es que, utilizad la magia de Max con responsabilidad. Son, precisamente, estas decisiones las que dan un gran valor al juego que nos traemos entre manos pues, eres consciente de las consecuencias de tus actos.

 

En cuanto a los puzles, aunque en su mayoría son sencillos y no requieren que nos comamos demasiado el coco para resolverlos, están construidos de una forma muy inteligente y que casa a la perfección con la historia que nos están contando. Tenemos desde el típico rompecabezas en el que debemos enlazar pistas, hasta juegos de memorización que nos harán estar muy atentos a todos los detalles. 

 

 

Por último, en nuestra aventura no será todo conversaciones y rompecabezas, también habrá momentos de exploración. No es que los escenarios sean enormes y en algunos casos están muy cerrados, pero se agradecen los momentos en que tienes que ir a buscar algún objeto para poder continuar con la trama. Además, Max es fotógrafa y los coleccionables que se han incluido en el juego reflejan su pasión y nos harán tomar instantáneas de animales, objetos y personas. Cada episodio tiene 10 fotos opcionales con las que sacaremos nuestro lado más artístico. Todas las imágenes quedarán registradas en el diario de Max que nos dará una visión diferente y literaria de todo lo que está ocurriendo en Arcadia Bay y la Academia Blackwell desde que Maxine llegó allí. 

 


Un apartado visual notable

Con el lanzamiento de la edición física limitada, Life is Strange nos llega con subtítulos en perfecto castellano y una muy buena localización de las recurrentes bromas argumentales. Al no haberse doblado, volvemos a disfrutar de las buenas interpretaciones de Hannah Telle y Ashly Burch en los papeles de Max y Chloe, así como el resto de actores originales. Si hay que poner un pero a este apartado técnico es la sincronización de los labios con las voces que no está cuadrado y los subtítulos que no se ven bien cuando aparecen sobre un fondo claro. 

 

La aventura de Dontnod Entertainment es diferente a otros juegos del mismo estilo por su corte más intimista y propio de una película indie para lo que cuenta con una banda sonora a la altura con temas indie/folk de algunos de los más conocidos cantantes del momento como son Syd Matters, José González, Agus & Julia Stone, Amanda Palmer…. y ocho melodías originales del compositor francés Jonathan Morali que nos acompañan en nuestra aventura académica. 

 


 

Desarrollado con el motor gráfico Unreal Engine 3, Life is Strange es un juego muy bonito a nivel artístico y lumínico. Todo se ha dibujado a mano para dar un aspecto único a la aventura y, aunque visualmente es sencillo y nada rompedor, está tratado con tanto mimo que al final te acaba entrando por los ojos. Eso sí, nos hemos encontrado con pequeños errores en las animaciones faciales y algún tirón de imagen. 

Conclusión: una grata sorpresa

Life is Strange es una aventura gráfica con una estructura sólida cuyo tema central es la amistad. Pero, gracias a su buena narrativa también toca temas secundarios como la familia, el arte, el cambio climático, el acoso escolar o las drogas. Dontnod Entertainment ha sabido crear una experiencia casi perfecta que te invita a querer adentrarte cada vez más en la historia que te está contando y que te sorprende en cada esquina como si los hilos los estuviera moviendo el mejor titiritero durante las 12-15 horas de aventura. 

 


 

Lástima el último tramo, demasiado precipitado y más lineal de lo que se esperaba, en el que te da la sensación de que tus decisiones no han contado demasiado y es que es algo tramposo al llevarte por el camino que quiere. Pero, Dontnod Entertainment ha hecho muchas cosas bien, ha sabido manejar los tiempos de cada episodio y dar la pausa necesaria cuando el argumento así lo requería. Ha construido buenos personajes y relaciones complejas sin que resulten forzadas. Y, sobre todo, ha sabido jugar con el formato episódico sin que nos resultara chocante. Una aventura gráfica emotiva que debe su éxito al boca a boca de los jugadores, al buen hacer del estudio y al cariño de los fans. Muy pocos contaban con ella y se ha convertido en toda una sorpresa. Para la redacción de Hobby Consolas fue uno de los mejores juegos de 2015. Dará mucho de que hablar.

 


Valoración

Life is Strange es una aventura gráfica personal, hermosa y cautivadora que se construye sobre los cimientos de la amistad de dos chicas que buscan su lugar en el mundo. A pesar de algunos tropiezos, es un juego arriesgado y muy emotivo.

Hobby

87

Muy bueno

Lo mejor

Una montaña rusa de emociones que trasmite más allá de la pantalla. Los subtítulos bien localizados.

Lo peor

Puzles demasiado sencillos, pequeños fallos en la sincronización labial, un final precipitado.

Lecturas recomendadas