Lion
Análisis

Lion - Crítica de la película nominada a 6 Oscars basada en hechos reales

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Lion, la película nominada a 6 premios Oscar basada en hechos reales, dirigida por Garth Davis y protagonizada por Sunny Pawar, Dev Patel y Nicole Kidman. En cines a partir del 27 de enero de 2017.

Cuando uno se enfrenta a un drama basado en hechos reales que se estrena en fechas próximas a los premios Oscar siempre tiene el prejuicio de pensar que es una cinta pensada para la Academia, algo políticamente correcto pensado para contentar a todos los públicos y punto pelota. Pues no es el caso de Lion. Garth Davis tras una exitosa carrera en el mundo de la publicidad, un corto, un documental y dirigir varios episodios televisivos, se pasa al largometraje construyendo una película visceral, emotiva y muy sincera acerca de la identidad personal, la búsqueda de las raíces y el amor familiar, siendo la familia aquella que te acoge con independencia de los lazos de sangre. Y le ha salido de lujo.  

Entre los terrenos resbaladizos por los que habría podido patinar con facilidad están el ser en exceso morboso, sórdido o por el contrario mostrarnos un cuento de hadas que nos llevara a un telefilm barato.

Muy al contrario, consigue suscitar genuinas emociones en un espectador al que deja devastado pero también "tocado" en el buen sentido, haciendo que se plantee mover el culo de la butaca para ayudar a los demás (al final realmente te planteas si lo que ha rodado no es un inmenso spot para despertar interés hacia una realidad muy, muy fea que tiene la inteligencia de insinuar antes que mostrar). 

Saroo (Sunny Pawar) es un niño indio que vive en la extrema pobreza con su madre y su hermano en un pequeño poblado. Con tan solo 5 años, se separa accidentalmente de su hermano en una estación y se pierde llegando a recorrer miles de kilómetros en un tren de mercancías.

Lion

Después de vivir durante algún tiempo en la calle y enfrentarse a numerosos desafíos, Saroo es adoptado por una pareja australiana, Sue (Nicole Kidman) y John Brierley (David Wenham). Desde entonces, vive en Australia y crece rodeado de una cultura completamente diferente, lejos de sus orígenes, en la que se integra sin problema. Veinticinco años después, siendo ya un hombre (Dev Patel) decide localizar a su verdadera familia, embarcándose así en un difícil viaje hacia su pasado.

El equipo

Hay varios trabajos dignos de alabanza en esta película que han sido reconocidos con sus respectivas nominaciones a los Oscar, muy merecidamente. En primer lugar hay que hablar de las interpretaciones. Nicole Kidman (El editor de libros) no brillaba así en un rol secundario desde hacía mucho tiempo y no en vano ha resaltado en sus declaraciones: "Creo que el retrato que ofrece Lion es lo más verídico que he visto en el cine". Pues bien, la forma en la que ella afronta la interpretación de este personaje es uno de los pilares fundamentales de esa verosimilitud.

También está nominado Dev Patel pero en realidad se habría merecido mucho más el pequeño Sunny Pawar llevarse el mérito. La polémica acerca de las nominaciones de niños que se vivió tras la de Quvenzhane Wallis por Bestias del sur salvaje ha impedido que sea así, pero bien lo merecería por todo lo que transmite utilizando las palabras justas. 

Lion

Garth Davis es especialmente eficiente por la capacidad que tiene de que sus actores transmitan sus emociones, temores y pensamientos con sus indicaciones y tiene como aliado en la fotografía a Greig Fraser (La noche más oscura, Mátalos suavemente) y a los compositores de la excepcional Banda Sonora Original Dustin O'Halloran y Volker Bertelmann, que completan un equipo técnico fabuloso. La música contribuye en gran medida a noquear al espectador.

La historia

Resumir la historia es fácil, en apenas tres líneas la tendrías, pero el viaje emocional del espectador es parejo al del protagonista y de ahí que esté tan bien articulado el libreto y Luke Davis haya sido nominado en la categoría de mejor guión adaptado tomando como punto de partida el libro "A Long Way Home" en el que Sheru Munshi Khan relata su verídico periplo.

Lion

Davis además domina los engranajes narrativos con una solvencia exquisita: se vale en gran parte del metraje del propio lenguaje cinematográfico relegando las palabras a un segundo plano y dejando que las imágenes y la música hablen por sí solas y nunca se recrea en la inmundicia, aunque tampoco deja de señalar una realidad incómoda y desagradable. Ha puesto el foco en una historia extraordinaria, hermosa, inusual, para tratar de desplazar en el último minuto a luz a los miles que casos que no tienen un final feliz. Juega bien esa baza, aunque Lion, todo hay que decirlo, es una película que te pasa por encima y te arrasa.

En cuanto al ritmo hay un momento en el que se resiente: cuando vemos al Saroo adulto en plena depresión al sentirse "entre dos aguas" y experimentar un desarraigo atroz que le lleva a buscar sus orígenes. Me pregunto si será una herramienta más para hacernos sentirnos como él porque incluso la foto se tiñe de azul.

Pero es que el guión esconde pequeñas dosis de información que le inocula al espectador en el momento preciso para dejarlo aturdido, desconcertado y abrumado. Hacía mucho tiempo que una película no me llegaba tanto como Lion. Y es el debut en cine de este señor, ¿qué hará cuando sea un autor consagrado? De momento nos trae una cinta intensa, conmovedora, de trasfondo conciliador en el que se superan las barreras de la memoria (esos dulces que son como la magdalena de Proust y cuya sensorialidad traspasa la pantalla), la distancia y el lenguaje y, por una vez, los protagonistas son buenas personas.

Valoración

Garth Davis firma un primer largometraje muy emocional con el que consigue meterse en las entrañas del espectador. Debut casi perfecto en el que demuestra manejar los engranajes narrativos con maestría.

Hobby

93

Excelente

Lo mejor

El reparto está espectacular (sobre todo Sunny Pawar y Nicole Kidman), la historia es increíble y tiene un crescendo emocional brutal.

Lo peor

Tiene un pequeño bajón en intensidad hacia la mitad de la película, pero se recupera sin problema para crecerse de nuevo en la resolución.

Lecturas recomendadas