Lobezno El Viejo Logan
Análisis

Lobezno: El Viejo Logan - Review del cómic en que se basará Logan

Por Jesús Delgado
-

Lobezno: El Viejo Logan es uno de los cómics claves de Wolverine. Escrito por Mark Millar y dibujado por Steve McNiven se supone la base de la película de Logan, que se estrenará en marzo de este año.

Logan se acerca y con su estreno el final de la trayectoria Hugh Jackman como Lobezno, un viaje que nos ha dejado por cierto muchísimos grandes momentos de Wolverine en las películas. Sin embargo, Logan no será una película de Lobezno al uso, sino que, según se dice, nos propondrá un Lobezno cascadete y viejete, basándose precisamente en el cómic del que hablaremos hoy: El Viejo Logan

Lobezno: El Viejo Logan (Wolverine: Oldman Logan) se desarrolla 50 años en el futuro de Marvel Comics. ¿La premisa del escenario? Los malos ganaron. Un día decidieron que eran muchos más que los héroes, se aliaron entre sí y lanzaron un ataque coordinado contra ellos. La mayor parte de los súpers feneció aquel fatídico día y tan solo sobrevivieron un puñado de los buenos, que ahora son, en el mejor de los casos, octogenarios.

Entre estos supervivientes se contaría Lobezno, de no haber muerto aquel día, dejando en su lugar un hombre roto llamado Logan. El que ahora fuera el más feroz de los superhéroes es ahora un triste y amargado granjero, que vive con su familia en lo que antes era California.  Sin embargo, cuando Logan sea incapaz de pagar sus deudas con sus caseros, los nietos de Hulk, habrá de iniciar un peligroso viaje junto a Ojo de Halcón por toda América para conseguir el dinero que debe con el fin de salvar a su mujer e hijos. 

Mark Millar (Kick-Ass, Kingsman) y Steve McNiven (Civil War) firman esta distopía marvelita con sabor a Western, que nos muestra uno de los posibles peores futuros del Universo Marvel y que ha cosechado tanta fama en los últimos ocho años, desde que fue publicado por vez primera. Ahora, las claves os las ofrecemos a continuación. 

Un Lobezno que podría ser

En primer lugar, cabe hacer notar que este cómic no es una historia del futuro "oficial" de Lobezno, ojo. Si los relatos de Marvel de toda la vida discurren en la Tierra 616, El Viejo Logan discurre en la Tierra 807128, un mundo alternativo del multiverso de Marvel, un concepto sobre el que podéis profundizar en este reportaje dedicado al Multiverso Marvel. Esto implica que este relato podría considerarse un "¿Y si...?", una idea que también tomará Logan, que como sabéis discurrirá en otra continuidad distinta a la de las películas de X-men.

Todo este rollo os lo contamos para que cuando lleguéis a él no os rompáis los cuernos tratando de situarlo en una continuidad respecto a los cómics. Y es que si bien originalmente Lobezno: El Viejo Logan se publicó en 2008 entre los números 66 al 72 de la serie yankee de Lobezno (aunado a un número final especial), no se trata de una historia canónica sino más bien independiente. De ahí que haya quien la considere novela gráfica, pudiendo disfrutarse de ella sin conocer demasiado al personaje ni su continuidad.

En este aspecto hemos de señalar que este es uno de sus principales valores, el que no necesitéis saber nada de Marvel para disfrutarlo. Bueno, nada nada tampoco. Pero lo cierto es que no necesitáis un doctorado en Comicológia para poder disfrutar su lectura y asimilarla. En este aspecto, si sois recién iniciados en los cómics de superhéroes, podréis sacarle partido a este cómic y entreteneros un montón con él, sin tiraros de los pelos porque os falte por leer un oscuro número de hace veinte años, completamente descatalogado y que contenía la explicación de una subtrama importante para la historia. Nada de eso. 

Al margen, El Viejo Logan cuenta con un elemento clave a su favor: el buen retrato de Lobezno. Millar logra crear un Logan viejo, cansado, quemado y agotado, que es un reflejo del heroísmo muerto del mundo en el que vive. Sigue siendo Lobezno bajo toda esa capa de hastío, pero hará falta algo más que puñetazos y humillaciones para volver a sacarlo a la luz. El guionista retrata con sumo tino una versión lógica y bien argumentada de una de las muchas posibilidades de lo que podría haber sucedido a Lobezno de aquí a cinco décadas si concurría la situación que se propone.  Tanto es así que esta versión anciana de Lobezno ganó muchos acólitos a lo largo de los años. Por eso mismo, tras La Muerte de Lobezno, este Logan de un futuro paralelo acabó en el Universo Marvel tras Secret Wars 2015, protagonizando su propia serie abierta y regular. 

Ahora bien, también hay mucha mitomanía con este cómic. Así que cuidado con tomarlo como obra de cabecera. 

El Mark Millar de siempre, versión Deluxe

Siendo iconoclastas, Lobezno: El Viejo Logan no es ni de lejos el trabajo más fresco ni novedoso de Mark Millar. En su lugar es un refrito de los elementos y recursos habituales del autor y también un reciclado de una obra anterior del mismo. Más concretamente nos referimos a Se Busca (cómic en el que se basan la película y el videojuego de Wanted). La idea de un mundo gobernado por villanos, que se repartieron la Tierra tras acabar con los héroes es algo que se exploró en este otro cómic del que os hablamos. Si bien en el primero se hace en base a un pastiche de DC Comics, en Ell Viejo Logan el mundo villanizado es marvelita. 

En este punto, el cómics de Lobezno resulta autocomplaciente, no ofertando una idea fresca, sino como decimos reutilizada. De la misma manera, el guionista vuelve a ser condescendiente con su público y con los fans, mostrando lo mismo de siempre: violencia y excesos a raudales, muchas veces sobredosificados de manera gratuita en ese pensamiento tan adolescente y complaciente de creer que un cómic lleno de barbaridades, lenguaje soez y destripamientos y desmembramientos múltiples es "maduro" per se. De hecho, en ocasiones, descubrimos que Millar es excesivamente indulgente con giros argumentales innecesarios, cuyo único propósito parece destinado a provocar al lector con obscenidades que uno no entiende bien a cuento de qué vienen.

Más allá de esta consideración, hemos de resaltar la estructura del cómic es estupenda, con una buena construcción argumental. Por eso mismo podemos considerarlo como uno de los mejores cómics de Lobezno.  Presentada como una road movie con tintes de Western, la historia está tan bien engrasada como el Spider-móvil que sirve de vehículo a Logan y a Ojo de Halcón a lo largo de la historia. Y ciertamente, hay momentos violentos y salidas de tono que sirven perfectamente a su fin a pesar de la autoindulgencia del guionista. De hecho, es casi imposible pasárselo mal leyendo El Viejo Logan es una de esas tramas de redención en la decadencia que nos recuerda enormemente a películas como Sin Perdón

Además, cabe destacar que si bien antes os decíamos que no hacía ser un gran conocedor del Universo Marvel, sí es cierto que conocerlo ayuda bastante. Millar deja muchas perlas pertenecientes al resto de series de Marvel Comics a lo largo de la historia a modo de Huevos de Pascua. Desde trasfondo relacionado con Spider-man, hasta guiños a los 4 Fantásticos, Los Vengadores... vamos, caramelos que el Marvel-Zombie sabrá degustar. Sobre todo porque su conclusión es la de Logan contra uno de sus más importantes enemigos.

Por otro lado, el dibujante Steve McNiven nos regala uno de sus trabajos más limpios con El Viejo Logan. El ilustrador, uno de los grandes lápices de la pasada década, nos muestra uno de los mejores ejemplos del estilo hiperrealista que se impuso durante los 2000. Aplicando la estética y los diseños de Marvel en ese momento, McNiven realiza la labor de un titán, con una narrativa ágil, cinematográfica y con viñetas cargadas de detalles. Si bien es cierto, ojo, que adolece del vicio de los 2000. Pocas viñetas por páginas, abusando de las splashpages. Aún así, el espectáculo visual está asegurado. Sobre todo gracias al entintado de Dexter Vines y el color de Morry Hollowell, que dotan al trabajo final de un exquisito acabado. 

El viejo Logan

Si habéis picado con él y queréis leéroslo, os recordamos que Lobezno: El Viejo Logan se edita en formato tomo Marvel Deluxe en España, de manos de Panini Comics. Su precio es de 21,95 euros. 

 

Valoración

Distopia del universo Marvel con sabor a Western. Lobezno inicia un viaje de autodescubrimiento que le hará recordar por qué es el mejor en lo que hace.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Es una historia 100% independiente. Las ilustraciones de Steve McNiven. Ese rollo que recuerda a Sin Perdon. La idea de héroes en el ocaso de su vida.

Lo peor

La trama es un refrito de "Se Busca" (Wanted), también de Millar. El guionista se pasa de efectista con sus animaladas y salidas de tono gratuitas.

Lecturas recomendadas