Mario Party: Star Rush
Análisis

Mario Party: Star Rush - Análisis del juego para 3DS

Por Roberto J. R. Anderson
-

Versión comentada: 3DS

Mario Party: Star Rush es la nueva entrega para 3DS de la prolífica saga de tableros y minijuegos de Nintendo. El juego está pensado para partidas ágiles y un multijugador local accesible, con la intención de hacerlo más apto que nunca para el formato portátil.

Tras el lanzamiento del infravalorado Mario Party: Island Tour hace ya dos años y medio, 3DS recibe una segunda ración de la popular saga de tableros y minijuegos, que en esta ocasión está protagonizada por estos doce personajes jugables: Mario, Luigi, Peach, Daisy, Wario, Waluigi, Yoshi, Toad, Toadette, Estela, Donkey Kong y Diddy Kong.

Al igual que sus predecesores, en Mario Party: Star Rush cuatro jugadores (ya sean todos humanos o algunos controlados por la CPU) se mueven en tableros a la caza de estrellas y monedas, y con muchos divertidos minijuegos por el camino. Pero esta entrega ofrece una experiencia bien distinta, porque Nintendo se ha esforzado más que nunca en que sea lo más apropiada posible para el formato portátil.

Más ágil que nunca

Mientras que en una consola doméstica como Wii U podemos acurrucarnos en nuestro sofá y tomarnos nuestro tiempo con una partida lenta, una portátil como 3DS nos la llevamos a todas partes para jugar en los ratos muertos, y requiere una jugabilidad más ágil. Teniendo esto en cuenta, la principal medida que toma Star Rush es que ahora todos los jugadores lanzan el dado a la vez, y se mueven al mismo tiempo a través del tablero en cada turno. Esto agiliza mucho las cosas respecto a anteriores entregas, en las que cada uno tenía su propio turno y había que esperar a que se moviese para pasar al siguiente jugador.

Para aprovechar esta nueva forma de entender el concepto Mario Party, el juego también viene con modos muy novedosos, que ofrecen una diversión instantánea y accesible. En el primero de ellos, Toads a la Aventura, cada jugador comienza con un Toad de distinto color como personaje jugable, pero es posible reclutar a otros personajes habituales del universo Mario si damos con ellos en el tablero.

Mario Party Star Rush

Hasta cinco personajes pueden formar parte de nuestro equipo en este modo (incluyendo el Toad inicial), y nosotros elegimos cuál de ellos queremos controlar (cada uno tiene habilidades propias, y dados con diferentes números). Conseguir el mayor número posible de personajes es muy importante: aunque lanzamos el dado con sólo uno de ellos, nuestros aliados lanzan los suyos por su cuenta y su tirada se suma a la nuestra, y también nos apoyan en los minijuegos contra los jefes que guardan las estrellas. Si nuestro equipo consigue más puntos contra un jefe, se lleva su correspondiente estrella, y por supuesto el ganador de la partida es el que más estrellas reúne.

Mario Party Star Rush

Variedad de modos

Mientras que en Toads a la Aventura predominan los minijuegos contra jefes como Rey Boo, Kamek, Bowser, etc., el modo Fiesta de Globos se acerca más a la fórmula original de reunir monedas con las que adquirir estrellas en mapas tradicionales, en los que abundan minijuegos de corte más clásico.

Mario Party Star Rush

Sin embargo, en ambos modos se produce el mismo problema: la escasez de minijuegos. Y es que, aunque Toads a la Aventura incluye una gran cantidad de tableros, sus jefes se repiten constantemente tras unas pocas partidas, pues sólo hay 12 minijuegos especiales contra jefes, y por lo general nos enfrentamos a tres o cuatro en cada tablero. Algo similar ocurre en Fiesta de Globos, pues los minijuegos tradicionales (que son los principales en este modo) sólo ascienden a 26.

Como modo, el que más nos ha gustado ha sido Maratón Monetaria, en el que debemos obtener rápidamente monedas en distintos minijuegos para avanzar en el tablero hasta la meta: en cada partida se nos alternan tres minijuegos distintos y repletos de monedas en la pantalla superior, y cada vez que atrapamos una moneda nuestro personaje avanza una casilla en el tablero que aparece en la pantalla inferior. Es un modo desafiante y frenético, pero sólo incluye 12 de estos minijuegos especiales en los que hacerse con monedas.

Mario Party Star Rush

Además de los tres modos principales ya mencionados, hay un puñado más de modos más pequeños pero también muy divertidos: Dando la Nota (minijuego de ritmo con canciones clásicas de Mario, al estilo de juegos como Theatrhythm Final Fantasy), Mariogammon (en el que hay que llevar nuestras fichas al otro extremo antes que el rival), Torre de Neón (que consiste en alcanzar una alta cima) y Puzle Numérico (un clásico puzle competitivo).

Mario Party Star Rush

Party Guest

Uno de los mejores puntos a favor de Star Rush es que permite acceder a su multijugador completo en conexión local (con todos sus modos y personajes) con una sola copia del juego. Para ello, los demás jugadores sólo tienen que descargar gratuitamente la versión Party Guest a través de la eShop. Además, si descargáis Party Guest y más adelante adquirís la versión completa del juego, mantendréis los puntos que hayáis obtenido y los contenidos que hayáis desbloqueado.

Mario Party Star Rush

De esta manera, y aunque hay que seguir lamentando la ausencia de partidas online, sí hay que agradecer que Nintendo nos dé estas facilidades para las partidas locales. También podéis usar el Modo Descarga para acceder a unas opciones multijugador más limitadas, también con una sola copia del juego, pero es mejor descargar el Party Guest, ¡es gratis!

Figuras amiibo

Los amiibo que mejor aprovecharéis en este juego son, por supuesto, los que representan a los personajes jugables: todos ellos (excepto Toadette) disponen de figuras en la serie Super Mario, y muchos también en la serie Super Smash Bros., entre otras. En cada modo ofrecen distintas ventajas: un aliado desde el inicio en Toads a la Aventura, ítems con efecto doble en Maratón Monetaria, dados especiales en Fiesta de Globos y Mariogammon, evitar el “game over” en Torre de Neón...

amiibo serie Super Mario Collection

Pero también hay otras figuras específicas que desbloquean contenidos muy concretos: la de Dr. Mario añade una melodía adicional en Dando la Nota, y la de Boo hace aparecer a este personaje en Puzle Numérico. Además, gracias a los amiibo podéis coleccionar también sus correspondientes sellos con los que acompañar sus fichas en la galería de personajes: de esta manera podéis conseguir los sellos de los personajes jugables y también los de Bowser, Bowsy y Boo, aunque esto no deja de ser algo meramente anecdótico.

Conclusiones

Mario Party: Star Rush aporta buenas ideas que deben ser el camino a seguir a partir de ahora en los Mario Party portátiles: modos de juego ágiles, pensados para partidas cortas y rápidas. Esta saga siempre ha funcionado mejor en sobremesa, y trasladar su esencia a la experiencia portátil es un desafío que requiere de mucho ingenio.

Pero pese a sus buenas intenciones, el juego se queda un poco cojo en su aspecto central: los minijuegos. Hay muchos menos que en la anterior entrega de 3DS (Island Tour, que ahora está a precio reducido en la gama Nintendo Selects), y además están divididos de una manera que provoca que se repitan a menudo si echamos varias partidas a un mismo modo. En cuanto a los minijuegos en sí, todos son muy sencillos, aunque la mayoría divierten.

Mario Party Star Rush

En definitiva, es un juego con virtudes, que podía haber llegado más alto con una mayor oferta de minijuegos pero que puede daros horas de diversión: para disfrutarlo al máximo, lo mejor es ir alternando entre sus modos, que en general nos han gustado pero que pueden cansar después de cierto tiempo.

Valoración

Más adaptado que nunca al formato portátil, tanto por su agilidad como por su completo multijugador con una sola copia. Lo malo: anda algo corto de minijuegos (alrededor de 50 en total, en comparación con los más de 80 de Island Tour).

Hobby

76

Bueno

Lo mejor

Los modos son variados, divertidos y ágiles, y el Party Guest amplía mucho las posibilidades para jugar en compañía.

Lo peor

Otra entrega más sin online. Jugar solo sigue sin ser muy divertido. Anda bastante escaso de minijuegos.

Lecturas recomendadas