Mascotas
Análisis

Mascotas - Crítica de la película de animación de los creadores de Gru y Los minions

Por Raquel Hernández Luján
-

Mascotas, el nuevo invento de los creadores de Gru, mi villano favorito, llega a los cines para que descubramos lo que hacen nuestros inseparables compañeros cuando no miramos.

Los creadores de Gru: mi villano favorito, Gru: mi villano favorito 2 y Los Minions vuelven al terreno de juego con una nueva película que ha dado la campanada al otro lado del charco: de momento Mascotas (The Secret Life of Pets) es el mejor estreno de la historia de Estados Unidos para una película original (ni secuela, ni reboot) y le ha arrebatado el puesto a Del revés (ahí es nada) que anteriormente había desbancado a Avatar.

En su primer fin de semana ha superado le ha echado un pulso la recaudación de Buscando a Dory, que es una joyita preciosa. ¿La lectura que se desprende de esto? Pues que el público reclama originalidad y cuando se la das acude a la llamada. Pero estos números no han hecho sino aumentar. 400 millones de recaudación en todo el mundo en una semana de vida en taquilla. 

Este mismo éxito y su originalidad le ha valido a la cinta para que ya se anuncie que habrá una Mascotas 2. ¿Para cuándo, preguntáis? Pues ni más ni menos que para 2018. Muy mal, desde luego, que no le tiene que estar yendo a la esta película si, efectivamente, su productora ya tantea una segunda parte. Ahora bien, aún no se sabe quién estará detrás de ella, pero ya se tantea que Chris Renaud y Yarrow Cheney repitan como directores. De la misma manera, se espera que el casting de voces original, encabezado por Louis C.K., Jenny Slate y Eric Stonestreet, regresen. Habrá, no obstante, que esperar a que pase el tiempo para confirmar si las apuestas se confirman o no.  

Aperitivo amarillo

Mascotas viene con unos poderosos teloneros para predisponernos al cachondeo. Son expertos en sacarnos la sonrisa: los minions. En la breve aventura que nos proponen antes del comienzo de la película deciden conseguir dinero arreglando el césped de su anciana vecina pero, como son unos desastrados, terminan escaldados. 

El corto no es tan redondo como los que vimos cuando salió a la venta la edición doméstica de su película en solitario porque se apega a la realidad y evita el surrealismo que tan divertidos los hace, así que constata que funcionan de maravilla cuando se muestran traviesos, pero en sketches muy breves y fantasiosos.

Mascotas

Lo que te atrapa de Mascotas

Haciendo honor al tema que trata, Mascotas es una película tan entrañable y blandita como puede ser el gatito que se acurruca a tus pies por la noche y tan gamberilla y traviesa como el perro que te espera impaciente para darte un lametazo. Realmente cuando llegues a casa tendrás más ganas aún de abrazar a tu animal de compañía y quizás empatices más con él si piensas que cada vez que te vas, desaparece su referente. Por ese lado, el mensaje es bonito aunque también está un poco "pasado por el tamiz de nuestra forma de pensar". En cualquier caso es positivo fomentar el amor por los animales, el respeto hacia otras especies y su cuidado.

El comienzo y el final de la película son contundentes en la parte de la diversión, pero, eso sí, si has visto los tráilers y clips previos al estreno, te habrán arrebatado ya esas risas antes de llegar a la sala de cine.

Mascotas

El diseño de los personajes, muy expresivos y simpáticos, y la calidad de la animación son dos de los puntos fuertes de una película que probablemente no aspire al Oscar pero que se disfruta con agrado y te deja con una sonrisa gracias a esos gags que salpican la disparatada trama (hilarante el festín en la fábrica de salchichas).

Cada vez que nos mete en las cloacas de la ciudad da un bajón impresionante también, pero cuando sale de ellas, se templa de nuevo.

Mascotas

No es oro todo lo que reluce

Mascotas tiene muchas virtudes como su calidad técnica, la majestuosidad del 3D al comienzo con la panorámica de Nueva York o el diseño de los personajes, pero si nos atenemos al análisis del guión de Ken Daurio, Brian Lynch y Cinco Paul es evidente la enorme deuda de la película con otras cintas precedentes (no solo los guiños cinematográficos que también los hay) y su desarrollo predecible, que depara pocas sorpresas.

¿Por qué tiene que haber malos? En algún manual para guionistas debe estar grabada a fuego esta condición porque si no, no se explica la profusión de personajes malvados que no sabemos muy bien qué pintan en medio de la narración, como si no fuera bastante para un animal doméstico perderse en medio de la ciudad o enfrentarse a tener que compartir su espacio con un nuevo miembro en la familia (aunque también es cierto que el corto de Disney Festín, concebido, esta vez sí, desde el punto de vista del animal, ya desarrolló esta idea en mucho menos tiempo). 

Mascotas

Aquí tenemos a un conejito desquiciado que lidera la resistencia de mascotas abandonadas y sueña con matar humanos y a un gato esfinge callejero que encabeza una banda de felinos malhumorados.  De entrada, muy divertido no es... Pero al final se abre paso el lado amable y todo llega a un equilibrio.

Illumination Entertainment está dando muestras de saber concebir y ejecutar películas originales y divertidas que llegan tanto a niños como a adultos y, sí, aún no ha conseguido lanzar una obra maestra, pero esa meta está cada vez más cerca, sobre todo porque su planteamiento comercial es intachable. Nos queda mucho por ver, estad atentos...

Valoración

Es una comedia familiar entretenida y por momentos muy divertida, pero le falta profundidad para ser una obra maestra, así como arriesgar más en la trama.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

El diseño de los personajes y su idoneidad para los amantes de los animales a los que les guste proyectar su alma humana en la de sus mascotas.

Lo peor

Muy bien ejecutada y efectiva, pero también intrascendente. Los malos sobran un poco, les falta chispa.

Lecturas recomendadas