MeiQ: Labyrinth of Death
Análisis

MeiQ: Labyrinth of Death - Análisis

Por Thais Valdivia
-

Versión comentada: PS VITA

La oscuridad ha llegado al mundo, sumiéndolo en el caos. Es hora de luchar por el futuro con uñas, dientes y... ¿mechas? Llega el análisis de MeiQ: Labyrinth of Death.

PlayStation Vita continúa recibiendo juegos de estética manganime para alegría de todos aquellos seguidores de esos títulos recién llegados del país del sol naciente. En esta ocasión están llamados a jugar todos los aficionados al Roguelike o Dungeon Crawlers, subgénero del RPG en el que el aliciente principal es explorar cada uno de los rincones de las mazmorras que van apareciendo conforme se avanza en la historia. Si a este ingrediente le añadimos personajes femeninos de estilo 'moe' con un diseño exagerado tenemos como resultado MeiQ: Labyrinth of Death, segundo título del proyecto Makai Ichiban Kan que se puso a la venta en nuestro país el pasado 16 de septiembre en formato físico.

No cedas ante la oscuridad

Hace años el viento dejó de soplar, las aves no volvieron a aparecer en el cielo y el sol cayó para siempre, desatando una noche eterna en la que la oscuridad empezó a adueñarse de los corazones de las personas. Para resolver esta situación muchos sabios han echado mano de las leyendas y descubrieron que sólo el poder de una maga podrá devolver la luz al mundo. Es por ello que dichos eruditos han buscado a las mejores aprendices (también llamadas Machinas Mages) para mandarlas a la legendaria urbe de Machina City Southern Cross.

Una de estas chicas es Estra, una simpática y vivaracha maga que tiene la misión de dar por finalizada la noche eterna y que el sol vuelva a brillar. Por supuesto, esta tarea no es tan fácil como parece en un primer momento.

MeiQ: Labyrinth of Death nos presenta una historia en la que, de nuevo, el mundo está en caos y sólo un elegido (en este caso una elegida) es capaz de hacer que todo vuelva a estar como antes. Si bien este tema está demasiado tocado en todos los géneros, siempre es bienvenida una historia bien llevada en la que se vuelva a tratar, aunque, desgraciadamente, no es el caso de MeiQ: Labyrinth of Death. A lo largo de la aventura se van sucediendo situaciones muy predecibles y que para nada sorprenden, además de que la historia se va diluyendo conforme vamos adentrándonos en las mazmorras que forman el juego. No obstante, y para que el universo de este título tenga una buena base, vamos encontrando textos (repartidos en varios volúmenes) en los que descubrimos los secretos de la magia, de la maga legendaria que debe poner fin a la oscuridad, etc.

Mazmorra viene, mazmorra va

Tal y como hemos mencionado en el primer párrafo de este análisis, MeiQ: Labyrinth of Death entra dentro del género Roguelike/Dungeon Crawlers en el que lo importante es la exploración de mazmorras. Eso sí, también encontramos pinceladas de novela visual en lo relacionado a la forma de narrar la trama y en cómo se relacionan las chicas y toques de JRPG al ofrecernos combates por turnos. Vayamos por partes para no liarnos.

Todas y cada una de las laberínticas y desesperantes mazmorras que nos vamos encontrando a lo largo de la aventura son diferentes entre sí, teniendo un elemento principal que las hace únicas. Compuestas por varios pisos, dichas mazmorras cuentan con un sistema específico que graba el momento en que llegamos a alguno de sus pisos para que, en el caso de que tengamos que salir de allí, poder retomar la exploración desde el último lugar que hemos visitado (aparte de que tenemos un mapa de la zona que se va completando conforme vamos descubriendo zonas). Relacionado con esto último, debemos tener cuidado en todo momento, pues no encontramos puntos de guardado con los que poder tener un colchón de seguridad si somos derrotados en algún momento. Así pues, en el instante en que caigamos ante cualquier enemigo volveremos inmediatamente a la posada para recuperarnos de nuestras heridas. Después habrá que regresar para continuar investigando desde donde lo habíamos dejado.

MeiQ: Labyrinth of Death

Por otro lado, dichos lugares están infestados de monstruos, por lo que nos toca pelear con ellos en el momento en que se cruzan en nuestro camino de manera aleatoria. Es entonces cuando la perspectiva cambia totalmente para poder realizar todas las estrategias que queramos durante los turnos que dure la pelea. Además de nuestras habilidades como maga, estamos acompañados de unos guardianes robóticos que no dudan en ofrecernos su poder para seguir avanzando. Ataques especiales, cuerpo a cuerpo y todo tipo de magias son los protagonistas de unos combates que pecan de lentos (menos mal que tenemos el "modo rápido"). Si atacamos nosotros el guardián se quedará en la retaguardia y lo contrario ocurrirá si es el guardián quien embiste primero.

Dichos guardianes, que se unen a nosotros después de superar determinadas situaciones, se pueden mejorar con todo tipo de objetos que se encuentran disponibles tanto en las tiendas como en los cofres repartidos por las mazmorras. Dichos objetos pueden ir desde un brazo con forma de dragón que escupe fuego a un cuerpo reforzado para tener un gran nivel de defensa.

MeiQ: Labyrinth of Death

Aparte de mazmorras, en el gremio de las magas podemos realizar misiones especiales. Estas consisten únicamente en encontrar determinados objetos que se encuentran esparcidos en los lugares que vamos visitando. Es una pena que el sistema de tareas se haya quedado estancado única y exclusivamente en encontrar ítems, pues podría haber dado mucho más juego al conjunto total.

 El desarrollo del juego, aunque en un principio consiga atrapar e incitarnos a desentrañar todos los rincones de las mazmorras, al final llega a cansar porque a pesar de las horas que lleva completar el juego no aparecen elementos nuevos ni sorprendente, dándonos una sensación de repetición constante. A esto se le suman unos combates tediosos y lentos que van desde lo más fácil hasta la desesperación sin un término medio.

MeiQ: Labyrinth of Death

Gráficamente, MeiQ: Labyrinth of Death es bastante sencillo, pues nos presenta unas mazmorras sin muchas florituras y unos enemigos que al final se van repitiendo una y otra vez. A esto debemos añadirle unos diseños de personajes extremadamente exagerados en los que nos preguntamos si alguna de las chicas que aparecen en la aventura logra verse los pies al mirar hacia abajo.

Por otra parte, la banda sonora cumple con su cometido sin más, ofreciendo un tema distinto dependiendo de la zona en la que nos encontramos e intercalando melodías en cuanto ocurre algo diferente como un combate sorpresa o una situación más graciosa. Asimismo, se ha incluido tanto el doblaje original japonés y al inglés. Eso sí, los textos están en perfecto inglés.

MeiQ: Labyrinth of Death

Valoración

Aventura repetitiva en la que la conquista de mazmorras mientras combatimos por turnos es la principal y única actividad que realizamos, pues aunque encontramos misiones secundarias, estas no alteran ni cambian el desarrollo del juego.

Hobby

55

Regular

Lo mejor

Una historia que, aunque se haya usado en multitud de ocasiones, logra despertar la curiosidad por ver cómo va evolucionando.

Lo peor

Desarrollo lento y repetitivo en el que no encontramos ningún aliciente que invite a continuar, sólo el saber el destino de las chicas.

Lecturas recomendadas