Moonlight
Análisis

Moonlight - Crítica de la película con 8 nominaciones a los Oscar

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Moonlight la película con 8 nominaciones a los Oscar dirigida por Barry Jenkins y protagonizada por Trevante Rhodes, Naomie Harris y Mahershala Ali.

Moonlight, el segundo largo de Barry Jenkins, ha sorprendido gratamente consiguiendo ocho nominaciones a los premios Oscar, incluyendo las categorías de mejor película y mejor director. Se trata de una nueva mirada hacia a la homosexualidad en un entorno hostil y de la plasmación en pantalla de una sensibilidad masculina inusitada que, más allá de este concepto, bastante original, no consigue enganchar con facilidad al espectador: resulta bastante lenta y el montaje un tanto exasperante. Es una suerte de cruce de The Wire con un drama sentimental en el que podemos seguir la evolución emocional de un hombre que trata de descubrirse a sí mismo.

Dividida en los tres periodos vitales del protagonista: Little, Chiron y Black, la cinta nos muestra la infancia, adolescencia y madurez de un afroamericano que trata de sobrevivir en un barrio problemático de Miami arrasado por el tráfico de drogas, la violencia y el acoso escolar mientras descubre su atracción por uno de sus compañeros.

La originalidad de la propuesta viene dada porque a pesar de su precaria situación, el foco no está puesto, como suele ser la costumbre, en el drama social sino en el drama personal de un individuo. En este plano la cinta no es nada efectista.

Moonlight

No obstante, esa parcelación en tres capítulos fuerza que perdamos por el camino a algunos personajes, que otros no se desarrollen lo suficiente y que el único vértice que estire la trama sea la historia personal del protagonista. 

Más allá de estas consideraciones sí que es cierto que las interpretaciones son muy buenas, destacándose la de Naomie Harris (007 Spectre) que le ha valido también la nominación como mejor actriz secundaria, y las de los adultos Chiron y Kevin interpretados por Trevante Rhodes (Open Windows) y André Holland (American Horror Story).

Moonlight

La química que se desprende de ellos en pantalla es fundamental para mostrar, gracias a una excelente dirección de actores, una tensión sexual muy poética, así que sí que parece bastante justificada la nominación a mejor director. Menos sólidos son los argumentos para respaldar a Mahershala Ali (House of Cards) en su nominación por el rol de actor secundario teniendo en cuenta la brevedad de su papel y su escasa relevancia para el desarrollo de la historia.

La fotografía y la banda sonora de Moonlight también se han destacado merecidamente teniendo en cuenta que son dos de los recursos que se utilizan con mayor eficacia para dejar que en un relato aparentemente costumbrista se abra paso un lirismo inesperado.

Moonlight

No se trata de estigmatizar la homosexualidad, tampoco de defenderla, sino de mostrar una sensibilidad diferente en un ambiente donde habría sido fácil deslizarse hacia la sordidez pero en la que impera la naturalidad y también un sutil tratamiento poético de la traición, el enamoramiento, el deseo contenido y el sexo.

A la luz de la luna es donde se muestra por antonomasia la verdadera naturaleza de las personas y es en las escenas nocturnas en las que nuestro personaje se muestra al fin como quien es: no ya un niño ni un adolescente acomplejado, pero tampoco un hombre que se escuda en los adornos y el físico para esconderse de sí mismo y "pelear" contra el mundo.

Moonlight

¿Cómo afronta sus sentimientos un hombre que se ha criado en un entorno completamente desfavorable? ¿Cómo puede desarrollarse para sobrevivir sin pervertir su esencia? ¿Cómo madurar en el plano emocional?

Moonlight dista de ser perfecta, cuenta con algunos recursos que no terminan de enganchar como esos planos circulares del principio, otros con la cámara fijada en la puerta de un coche, etc. Ciertos artificios son irrelevantes habida cuenta de que lo que nos interesa es la deriva emocional del protagonista y con un montaje más ágil, la experiencia de visionado sería mucho más grata.

En cualquier caso, ya sea por la puritana sociedad estadounidense en la que ha caído esta semilla de tolerancia o por lo necesarios que son relatos en los que impera una sana concepción de las relaciones humanas y sexuales, el caso es que Moonlight ha hecho gracia. Y yo me alegro y comparto la simpatía por una cinta de visionado complicado pero buen fondo.

Valoración

Moonlight sorprende por su apuesta aunque el envoltorio sea archiconocido. A pesar de contar con una magnífica dirección de actores, sorprende el peso alcanzado en las nominaciones a los Oscar.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Las interpretaciones y la tensión que se genera entre los personajes. La concepción de la historia, que es muy original.

Lo peor

La estructura hace que por el camino se pierdan personajes, gana enteros cuando la narración es más lineal.

Lecturas recomendadas