Múltiple
Análisis

Múltiple - Crítica de la nueva película de Shyamalan

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Múltiple (Split) la nueva película de M. Night Shyamalan protagonizada por James McAvoy, Anya Taylor-Johnson y Betty Buckley se estrena el 20 de enero.

Después de rodar La visita (The Visit), M. Night Shyamalan parece haberse reencontrado con la crítica y el público. Con su 12º largometraje, Múltiple (Split), tiene la intención de ahondar en esta tendencia alcanzando un nivel muy notable gracias a un reparto impecable, una historia absorbente y esa forma suya de rodar que te mantiene al borde de la butaca esperando cualquier cosa. Y es que tiene un don para salir por la tangente con sus guiones, y, si tienes la fortuna de acudir a la sala con poca información, vas a llevarte muchas sorpresas. Si además eres fan del trabajo del director disfrutarás por partida doble. No puedo decir más.

Múltiple es una película de actores porque los papeles están hechos para hacer brillar a los intérpretes que tengan que enfrentarse al reto de darles vida. James McAvoy destaca especialmente, pero tanto Anya Taylor-Joy (La bruja) como Betty Buckley (El incidente), consiguen también meterse al público en el bolsillo muy rápido.

Debido a un trauma de la infancia temprana, Kevin (James McAvoy) sufre trastorno de identidad disociativo (DID), más comúnmente conocido como trastorno de personalidad múltiple. Dentro de él conviven 23 identidades diferentes.

Múltiple

Entre ellas, están las personalidades de Barry, un aspirante a diseñador de moda; Dennis, un obsesivo-compulsivo; Hedwig, un travieso niño de nueve años de edad, y Patricia, una mujer de gran autoridad que actúa de forma sospechosamente amable. La doctora Fletcher (Betty Buckley), una reputada psiquiatra que ha dedicado su vida a la defensa de las personas con DID trata de proteger a Kevin de todas esas capas que lo rodean y hacer partícipe a la comunidad científica del desarrollo psicológico fuera de lo común de su paciente.

El problema surge cuando algunas de las personalidades más problemáticas dentro de Kevin urden un plan con un propósito misterioso. Dennis secuestra a tres chicas adolescentes y las prisioneras, lideradas por Casey (Anya Taylor-Joy), se encuentran en un búnker subterráneo sin saber cómo huir de su captor con personalidades cambiantes. 

Múltiple

Somos lo que creemos que somos

Decir que el papel de Kevin/Barry/Dennis/Patricia/Hedwing, etcétera (jijiji) es todo un reto parece una obviedad: al comienzo de la película parece que McAvoy se apoya en el escueto vestuario de cada uno de sus personajes para construirlos añadiéndoles algún pequeño tic, pero hay dos momentos MUY especiales: uno en el que una de sus personalidades finge ser otra y es desenmascarada (plano fijo en su rostro y transfiguración total, increíble) y otro en el que le vemos pasar de una a otra sin parar. El trabajo de McAvoy es muy impresionante.

Shyamalan tiene especial predilección por los personajes frágiles, quebradizos, por los niños que han sufrido y muy a pesar nuestro, nos hace caer en su red y empatizar con un personaje que es la suma de muchos y cuya finalidad es brutal. Ese mérito hay que reconocérselo junto a toda la pericia que despliega para mantenernos en vilo.

Múltiple

A su paso por Madrid, el director declaraba que había querido realizar una película pequeña, como la de La visita, en la que pudiera mantener bien atados todos los elementos de la producción, poner especial cuidado en las interpretaciones y atender a cada detalle.

No hay nada baladí en la puesta en escena: cada pincelada cuenta

Una pequeña nota del atrezzo añade información a un personaje o nos ayuda a ponernos en situación; un movimiento de cámara anticipa un hecho inesperado...

Mejor proyectos pequeños

En lo que respecta a la iluminación Múltiple es una película bastante oscura que en su mayor parte se desarrolla en el búnker en el que las jóvenes son retenidas (la arquitectura de los planos y las líneas de fuga son importantes en las composiciones en las que se explota la claustrofobia) pero también hay fogonazos de luz en el uso del color que incluso representa a cada una de las personalidades de Kevin.

Liberado de los grandes presupuestos y moviéndose en el terreno que mejor conoce, el suspense, Shyamalan demuestra que es un gran narrador. Se ha puesto a sí mismo el listón muy alto y como muy bien ha explicado Daniel Quesada en la crítica de El sexto sentido, ha conseguido que el espectador vaya al cine un poco receloso, siempre preguntándose qué pasará al final: si nos estará engañando, si habrá un artificio sobrenatural que lo explique todo y eso juega en detrimento de Múltiple. Te esperas más del final, que los hilos queden mejor atados: aunque no te deja mal sabor de boca y suene un poco raro le falta una vuelta de tuerca más. Si llega a mantener el ritmo y la tensión de la primera media hora estaríamos hablando de una obra maestra del género (y lo mismo me da un infarto, también).

Valoración

Cuanto menos sepas de Múltiple cuando te sientes en la butaca, mejor. Es un thriller que se va construyendo poco a poco y que sorprende con cada giro de guión.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

El tema que trata, el humor, el desarrollo, la autorreferencialidad... James McAvoy y Anya Taylor-Joy están de fábula.

Lo peor

Shyamalan es eficiente como director, no tanto como guionista. Se echa en falta algo, ¡nos tiene tan acostumbrados a las sorpresas que queremos más!

Lecturas recomendadas