The Nam Primera Patrulla
Análisis

The Nam Primera Patrulla - Cómic Marvel en la guerra del Vietnam

Por David Martínez
-

The Nam es un cómic atípico. Una historia de guerra muy dura, que tiene poco que envidiar a películas como Platoon, Apocalypse Now o La Chaqueta Metálica, pero con la fuerza de las viñetas. Marvel se atrevió a contar la guerra desde el frente, sin heroicidades absurdas y sin endulzar los hechos reales.

La guerra de Vietnam fue la guerra de mi infancia. Y no porque lo viésemos en las noticias, sino por la cantidad de obras de ficción que se ambientaban en este conflicto, The Nam era una de las más atípicas. En el cine habíamos visto Platoon o La chaqueta metálica, y en televisión todas las semanas emitían Camino al infierno, pero en los kioskos era difícil encontrar nada remotamente parecido. Aquí podéis ver los mejores videojuegos de la guerra del Vietnam. Y aquí tenéis las 15 mejores películas bélicas de la historia

Hasta que llegó The Nam, los comics de guerra eran algo mucho más sencillo, en la línea de Hazañas Bélicas. Estaba claro quiénes eran los buenos y malos, y casi todas las historias giraban en torno a patrullas americanas en la Segunda Guerra Mundial (en Europa contra los nazis o en el Pacífico contra los japoneses). The Nam, editado en 1986 cambió eso para siempre. Su impacto no sólo se debía al tipo de acción que se refleja en las viñetas, mucho más dura y confusa, sino a la cantidad de héroes que morían en sus páginas. Pero comencemos por el principio.

Nam 4

Primera Patrulla

Primera patrulla, editado por Panini Comics, es el primer tomo de la serie y refleja la llegada del soldado de primera clase Ed Marks al campo de batalla. Cuando se publicó por primera vez tenía una particularidad: la acción transcurría en tiempo real. Es decir, si acudíamos al kiosko a comprar los números de manera regular, un mes en el mundo real equivalía a un mes en la vida de Marks. ¡Y vaya vida! The Nam cubre todos los aspectos de la vida del soldado: nos deja con los pelos de punta cuando se despide de sus padres en el aeropuerto (ante la escalofriante sonrisa de una azafata) y nos confunde en un aeropuerto de Saigon atacado por las fuerzas de Viet Cong.

El lector pasa por este rito de iniciación al mismo ritmo que el protagonista (vacunas, equipo, asignación a su pelotón) con los ojos como platos y a ritmo de Paint It Black de los Rolling Stones. Cuando leí The Nam por primera vez hace treinta años no daba crédito a la historia: sargentos que piden sobornos, atentados por las calles de Saigon, prostitutas que tratan de asesinar y robar a los "Joes"... lo más parecido que habíamos leído en un cómic Marvel eran los recuerdos de Frank Castle El Castigador en campaña, y no se parecía en nada. 

Pero todo es cierto. Doug Murray, el guionista de la serie, era veterano de guerra, y nos hablaba de su experiencia en el frente. Y de eso trata The Nam; no es una crónica de operaciones militares (que se saldan en unas pocas viñetas) sino de la vida de las tropas, con sus miserias y pequeñas alegrías, como acostarse en unas sábanas limpias durante unos minutos.  

Nam 3

Los personajes pueden parecer arquetípicos, pero funcionan para contar la historia de una generación. Esos eran los jóvenes de la América profunda, que se habían alistado para servir a su país sin saber dónde se metían, y que descubrieron la muerte y la marihuana en Vietnam. Están aquellos "lilis" (casi licenciados) que sólo tratan de evitar líos, y los que tienen una actitud paternalista con sus soldados. Y claro, también están aquellos que se quieren aprovechar de la situación para salir de Nam con dinero y sin un rasguño.

Dibujos de guerra

El dibujo de The Nam, de Michael Golden tiene dos características muy diferenciadas, pero que juntas funcionan de maravilla. Por un lado están los personajes, exagerados, casi caricaturescos, que muestran con sus expresiones todo lo que sienten. Y por otra parte están los dibujos de las armas y equipo, donde Nam da lo mejor de sí mismo. Todos los fusiles M-16 y M-14, las ametralladoras y morteros, tanques y helicópteros... aparecen en las viñetas con una fidelidad absoluta, casi técnica.

Y si el dibujo ayuda a meternos en situación, el color de Phil Felix, no es menos. La jungla de Vietnam es un lugar cálido y húmedo, pegajoso, en que los tonos anaranjados y verdes se combinan -junto a los fogonazos de las armas- para que parezca una película. En muchas viñetas los colores reales se sustituyen por tonos casi oníricos, en que lo vemos todo a través de los ojos de los soldados, que no se pueden creer que aquello esté ocurriendo de verdad. 

Nam 2

Aunque haya pasado mucho tiempo después de su publicación, sigue siendo un tratamiento artístico muy actual y válido. con algunas viñetas llenas de dinamismo y los diálogos justos. Porque, en general, el cómic huye de las palabras si puede narrar la situación con una mirada, o un plano fijo. 

Eso sí, cuando los protagonistas hablan, utilizan la jerga de los soldados de la época, que se ha traducido de una forma bastante afortunada. 

Informe de batalla

The Nam es una crónica de guerra. No se parece en nada al cómic de superhéroes de Marvel. Cuenta una de las historias más duras que se puede echar a la cara el lector, aunque es verdad que el cine bélico nos ha adelantado mucho de lo que vamos a leer en esta Primera Patrulla. Son 243 páginas de confusión y muerte, y sin embargo, son una versión "light".

Nam

Me explico. The Nam no deja de ser un tebeo de Marvel. Puede que sea el que tiene más bajas y explosiones, pero tanto el vocabulario como los niveles de sangre y sexo que podían esperarse de una historia así están rebajados. En la mayoría de los casos no vemos el horror, sino la reacción de los supervivientes ante lo que ocurre.  

Esto no le quita fuerza a la historia (que es muy fiel a las operaciones reales) pero sí que la hace más digerible para todo el mundo. Particularmente, me parece una opción correcta, aunque entiendo que algún lector quisiese ver esa otra cara de Nam, aún más cruda y desagradable. El soldado Ed Marks lo ha visto y le ha marcado para siempre como uno de los mejores comics bélicos que se pueden encontrar.

Valoración

Basado en hechos reales. Un dura crónica de la guerra de Vietnam, con un dibujo viibrante, que se centra en la vida de los soldados en lugar de las operaciones militares.

Hobby

81

Muy bueno

Lo mejor

Refleja perfectamente los sentimientos del soldado de primera Marks. Un dibujo detallado de armas y equipo, con un tono vibrante en las viñetas.

Lo peor

Las acciones militares transcurren demasiado rápido, y no están demasiado detalladas.

Lecturas recomendadas