Análisis

Nights of Azure - Análisis

Por Thais Valdivia
-

Versión comentada: PS4

Nights of Azure es el título del nuevo juego de rol desarrollado por Gust. Aquí tenéis nuestro análisis lleno de acción y sangre azul.

El mundo de los juegos de rol está de enhorabuena, pues el 1 de abril llega a Europa un nuevo título que promete darnos horas de acción, misiones peligrosas y una complicada decisión. Hablamos de Nights of Azure (Yoru no Nai Kuni en Japón), juego desarrollado por Gust (empresa conocida por sus títulos roleros como la saga Atelier y Ar Tonelico) que tiene como objetivo cambiar el desarrollo de los juegos de rol japonés con una mezcla que fusiona lo mejor de los JRPG's con la acción más trepidante. ¿Será Nights of Azure capaz de hacerse un hueco al igual que lo ha hecho la franquicia Atelier? Vamos a averiguarlo. 

Tu gran amor o el mundo, tú decides

Hace muchos años la batalla contra el Señor de la Oscuridad se saldó con una gran victoria para la humanidad. Antes de desaparecer, el Señor de la Oscuridad derramó su malvada esencia en forma de sangre de color azul. Aquellos que fueron alcanzados por dicho líquido se convirtieron en cuerpo y alma en demonios, comenzando una plaga en el mundo. A partir de su nacimiento, las noches se convirtieron en tiempo de desesperación, pues es el momento en que las criaturas salen a las calles para acabar con todo ello que encuentran.

Ruswal, uno de esos lugares afectados, es el destino de Arnice, una joven mitad humana y mitad demonio. Allí la chica debe cazar a todas las criaturas de la zona al tiempo en que tiene que proteger a su amiga y gran amor Lilysse, una sacerdotisa que pronto se dará de bruces contra un cruel destino.

En un primer momento la historia de Nights of Azure es realmente atrayente y atractiva, pero desgraciadamente la premisa inicial se va diluyendo conforme vamos avanzando en los capítulos que componen el juego. Debido a las mil y una actividades secundarias que se nos van presentando, la trama principal se va quedando en un segundo plano. No obstante, se agradecen nuevas historias en las que se mezclan temáticas tan diferentes protagonizadas por una pareja que consigue conectar con el jugador desde el primer momento. Es por ello que resulta muy difícil tomar determinadas decisiones. Unas decisiones que desembocan en uno de los finales incluidos. 

Ruswal, un lugar con mil y un secretos

Nights of Azure es un JRPG en tercera persona en el que la acción es el pilar fundamental de la aventura. Una acción que se traduce en combates en tiempo real contra hordas de monstruos en localizaciones muy variopintas y oscuras (un parque de atracciones abandonado, la ópera de Ruswal, el puerto, etc.). Dichos combates se suceden de una manera frenética , no dejando lugar a cojamos aire entre contienda y contienda. A medida que avanzamos por el escenario, más fuertes son los enemigos con los que nos topamos, por lo que más pendientes tenemos que estar del tiempo, pues tenemos quince minutos para superar cada una de las zonas que componen Ruswal.

Durante las peleas es cuando Arnice deja salir todo su potencial por medio de su habilidad con la espada, la cual se puede intercambiar por otras armas que vamos adquirieron conforme superamos capítulos y subimos de nivel. Ataques simples, envites con carga y un ataque final son algunas de las habilidades de nuestra protagonista. Pero aquí no acaban las cosas, pues son muchas más las destrezas que Arnice puede aprender a medida que progresamos.

Como bien os hemos mencionado anteriormente, Arnice es mitad humana y mitad demonio, lo que le da una ligera ventaja en combate. Esto es su modo demonio. En el instante en que rellenamos la barra especial y presionamos el botón indicado, Arnice se transforma en una intensa criatura de aspecto salvaje cuyo poder aumenta hasta límites insospechados. Por supuesto, este modo no es eterno y sólo podemos usarlo durante unos pocos minutos.

Durante su viaje por Ruswal Arnice no está sola, pues está acompañada en todo momento por hasta cuatro Servans, demonios que podemos invocar para que nos echen una mano en combate. Cada uno de estos compañeros, que se une a nosotros tras un ritual específico, posee diferentes características que le hace único en combate, aparte de que tiene un ataque final que en más de un momento nos asegura la victoria. Sanadores, bombas, arañas... Saber escoger qué Servans irán con nosotros es esencial para poder superar todas las misiones y zonas especiales.

Una vez hayamos terminado de cazar, es hora de regresar a nuestra base de operaciones (un hotel) para ver cuánto dinero hemos obtenido, cuántos ítems han caído en nuestro inventario y, muy importante, cuánta cantidad de sangre demoníaca (Blue Blood) hemos recopilado. Cada una de estas cosas sirven para ayudarnos, pues con el dinero compramos nuevos objetos, los ítems podemos equiparlos tanto en Arnice como en los Servans para ser más fuertes y, por último, la sangre demoníaca ayuda a que nuestra guerrera suba de nivel.

Sí, la terrible sangre demoníaca ayuda a Arnice a ser mucho más fuerte. Para aumentar su poder hay que acceder a un sector especial en la que la chica debe ofrecer parte de dicho líquido. Gracias a ello, no sólo conseguimos que ella sea más poderosa, sino que le damos la oportunidad de aprender todo tipo de habilidades exclusivas que posteriormente pueden ser utilizadas en combate. Asimismo, en dicho mundo onírico Arnice descubre muchos secretos de su misión, así como los verdaderos motivos de la organización que le ha mandado allí.

El sistema de combate de Nights of Azure es realmente fácil de aprender, aunque en un principio puede resultar algo caótico compaginar los ataques normales con la invocación de Servans. Poco a poco, y tras haber aprendido varias habilidades, pelear se convierte en una experiencia muy entretenida en la que la estrategia va tomando protagonismo poco a poco. 

Más que cazar

Como todo buen juego de rol, Nights of Azure no se basa únicamente en pelear, pelear y pelear. También tenemos misiones secundarias y tareas mucho más lúdicas a las que podemos acceder una vez damos por terminada la historia principal del episodio en el que nos encontramos. Sí, entre episodio y episodio tenemos tiempo libre para nosotros y para completar los eventos exclusivos que se van desbloqueando.

Simon, el jefe del hotel donde nos hospedamos, es quien se encarga de ofrecernos todos los trabajos. Estos van desde encontrar un determinado ítem hasta derrotar a un pequeño boss para poder desbloquear alguna que otra secuencia inédita. Gracias a estas misiones somos recompensados con ítems, dinero y sangre, algo que nos viene muy bien para nuestros intereses. Eso sí, algunas tareas son realmente tediosas y rompen por completo el desarrollo del juego.

Relacionado con las tareas, podemos hacer una especie de "deberes diarios" para fortalecernos e ir consiguiendo los puntos suficientes para desbloquear e ir equipando habilidades a nuestra aguerrida protagonista.

Para poder entrenar sin salir del hotel, en la zona subterránea encontramos la Arena, un coliseo en el que luchamos bajo un sinfín de condiciones (luchar solos, que sólo luchen nuestros Servans, pelear contra cien monstruos en tan sólo un minuto, etc.). Esto viene realmente bien a la hora de aprender a intercalar unos ataques con otros, aparte de que dependiendo de la puntuación somos recompensados con unos ítems u otros. Toda una ventaja que puede pasar desapercibida con tanta tarea secundaria y eventos especiales. 

Una oscuridad brillante

Gráficamente, Nights of Azure destaca por su bien conseguida atmósfera oscura y medieval con tintes melancólicos que nos invita a pasear una y otra vez por los rincones de Runwal para comprobar si se han habilitado los mil y un caminos secundarios. Tampoco podemos dejar pasar la oportunidad de destacar los diseños de los personajes, en especial los del dúo principal, Arnice y Lilysse. Eso sí, no os asustéis con el exagerado movimiento de su pechonalidad.

Desgraciadamente, las continuas y bruscas bajadas de frames en los combates cuando hay muchos enemigos en pantalla ensucian bastante la jugabilidad, aparte de que el movimiento de la cámara es muy confuso y llega a perjudicar en más de una ocasión. En lo que respecta a los escenarios, hay que decir que están muy conseguidos y hay bastante variedad, pero son demasiado lineales y vacíos.

La banda sonora es uno de los puntos fuertes de este título, pues la melodías al piano, como la que escuchamos en el menú principal, son realmente buenas, consiguiendo que nos metamos aún más de lleno en la trama. Otros temas, por el contrario, son capaces de sacarnos de nuestras casillas, como es el caso del tema que empieza a sonar cuando estamos dentro del hotel (lugar en el que pasamos bastante tiempo). Asimismo, se ha añadido el gran doblaje original en japonés para que disfrutemos de las voces reales de nuestras chicas. Por el contrario, los textos están en inglés.


Nights of Azure se pone a la venta en PlayStation 4 con la esperanza de convertirse en un juego de referencia después del salto de Gust al mundo de la acción en tiempo real. A pesar de los errores técnicos y de que la gran cantidad de misiones secundarias empañan la historia principal y el desarrollo de la aventura, lo cierto es que Nights of Azure ofrece una grata experiencia en la que nuestras decisiones nos pondrán en más de un aprieto.

Valoración

Una nueva y oscura historia se abre paso dentro del mundo de los JRPG ofreciendo un desarrollo frenético y entretenido a partes iguales.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Historia atrayente y preciosos diseños de personajes.

Lo peor

Menús muy confusos y bruscas bajadas de frames que entorpecen los combates.

Lecturas recomendadas