No Man's Sky análisis
Análisis

No Man's Sky - Análisis para PS4 y PC del juego de Hello Games

Por Alejandro Alcolea
-

Versión comentada: PS4

El análisis de No Man’s Sky para PS4 y PC llega desde lo más profundo del corazón del universo. Hello Games nos ha mostrado la chispa de lo que puede ser una nueva forma de hacer videojuegos. El usuario es quien decide en todo momento la aventura a seguir y la forma de afrontarla. Los únicos límites los ponemos nosotros.

Hemos visto cosas que no creeríais y, tras todo eso, os traemos el análisis de No Man’s Sky, un videojuego que llega para redefinir las reglas de los juegos de mundo abierto y que nos muestra, por primera vez, un atisbo de lo que significa la palabra ‘’descubrimiento’’ en un videojuego.

No Man’s Sky es la creación de un estudio independiente británico formado por 15 miembros que deslumbró al mundo con un increíble tráiler en la gala de los VGX 2013. Hello Games mostró, por primera vez, su nuevo videojuego hace tres años y, para sorpresa de todos, el estudio que, hasta entonces, solo había creado los juegos de Joe Danger, pasó a estar en el ojo del huracán mediático.

Las expectativas puestas en este videojuego han sido siderales y mucha gente se ha dejado llevar por el ‘’hype’’ imaginando un videojuego que los propios creadores nunca han promocionado. Hello Games, con Sean Murray a la cabeza, se ha caracterizado por no vender humo con el juego para no generar falsas expectativas.

Por fin, tras el análisis de las primeras horas de No Man’s Sky en el que os contamos nuestra experiencia durante los primeros compases del juego, la guía de No Man's Sky para que empecéis la aventura con buen pie y el artículo de opinión que relata los sentimientos que el juego hace aflorar, es el momento de contaros en el análisis de No Man’s Sky todo lo que el mastodóntico juego de Hello Games ofrece.

No Man's Sky combate

‘’Este planeta siempre se te ha quedado pequeño, ¿verdad Coop?’’

En las impresiones de las primeras horas ya os contamos los primeros compases del videojuego. A modo de tutorial velado, Hello Games nos enseña el sistema de ‘’crafting’’, o creación de elementos, necesario para abandonar el planeta, algo que se convertirá en la tónica habitual cuando queramos realizar un salto entre sistemas.

En No Man’s Sky tenemos un fin, el de llegar al centro del universo (que no es el final del juego, ni muchísimo menos), pero el verdadero objetivo no es ese, sino el recolectar los recursos necesarios para poder afrontar el viaje. El carbono (necesario para recargar nuestro sistema vital y la multiherramienta) y el plutonio (esencial para arrancar nuestra nave), son los elementos más valiosos del juego en cuanto a supervivencia se refiere y, aunque el carbono está en prácticamente cualquier rincón, aparcar la nave en un planeta donde el plutonio escasea nos ocasionará tener que dar vueltas durante media hora para conseguir algo de combustible.

Análisis No Man's Sky Oro
A picar, que el mundo se va a acabar.

Carbono, plutonio, heridio, tamio9 y zinc son los ingredientes que necesitamos para llegar al centro del cosmos. No son difíciles de conseguir ni demasiado caros en los puestos de comercio, pero limitarse a buscar estos cinco elementos sería mutilar increíblemente la experiencia jugable. La gracia de No Man’s Sky está en bajar a cada planeta que nos resulte atractivo para hacer acopio de los ‘’elementos esenciales’’ para, una vez allí, dejarnos seducir por los encantos de cada planeta.

Y es que, no estamos ante un Minecraft espacial en el que recolectar recursos, crear los que necesitemos e incluso abrir túneles a base de explosiones para ver qué hay. Cada planeta tiene algo único, unas características físicas cambiantes (los hay donde la radiación es inaguantable, donde las temperaturas extremas pueden matarnos en una tormenta o donde el peligro por lluvia tóxica es inminente), y una composición química que dan lugar a unas variables matemáticas que son las que Hello Games ha utilizado en el juego (como si fuese la fórmula de la Coca-Cola) para crear todo lo que vemos en pantalla.

Análisis No Man's Sky agua
A veces, los mejores tesoros no están en la superficie, sino en los mares.

La medida en la que se relacionan las variables da lugar a miles de millones de planetas diferentes en los que puede haber vida (o no, la mayoría de las veces, al igual que pasa en nuestro sistema solar), un tipo de elemento más abundante que otro, un tipo de flora y unas características térmicas que permiten que haya agua o estemos ante un vasto desierto.

Lo realmente importante es el viaje y como lo afrontemos. Si queremos ir a saco podremos hacerlo, pero si queremos explorar cada rincón… más nos vale pedir vacaciones, porque habrá planetas que nos lleven días enteros.

También podremos orientar la exploración de varias formas. Podemos jugar el papel de naturalista que descubre nuevas especies y disfruta poniéndoles nombre, pero también podemos hacer eso mismo por el mero hecho de conseguir créditos que nos ayuden a comprar más espacio en el inventario. También tendremos la opción de bajar de nuestra nave en plan Terminator buscando acabar con toda la vida sobre la superficie del planeta, además de derribar las naves que veamos por el simple hecho de poder hacerlo.

Os mostramos lo fluido que es pasar de combatir en tierra a combatir en el espacio.

No hay límites y, aunque el sistema de combate sea muy simple, siempre mola pegar unos tiros entre tanta tranquilidad, aunque sea para romper la monotonía. Además, aunque el sistema sea simple, más nos vale no olvidarnos de recargar los escudos manualmente en mitad de una batalla espacial si no queremos quedarnos en el sitio. Hablando de la muerte, no hay una ‘’muerte’’ como tal en No Man’s Sky. Si nos derriban reapareceremos en el último punto de control en el que hayamos guardado y el juego nos permitirá recuperar nuestro botín si llegamos al punto de la muerte, como en Dark Souls, donde un pequeño Atlas guarda nuestros bienes. Si nos matan antes sí que nos podemos despedir de nuestras posesiones.

¿Qué es el Atlas? Bueno, eso es algo que iréis descubriendo a medida que juguéis, aunque es algo que habéis visto en decenas de imágenes y algún que otro vídeo. Cuando llevéis unas cuantas horas os toparéis con él, así como con los primeros agujeros negros, que no son otra cosa que atajos para alcanzar nuestra meta.

Análisis No Man's Sky muerte
Este mini-Atlas guardará nuestro inventario cuando caemos en combate.

Sensación de progresión

Una cosa muy buena que tiene el juego es incentivar al jugador a seguir descubriendo. Si hemos bajado a un planeta y nos tomamos la molestia de ir a una baliza, seguro que activamos el radar para encontrar ciertos recursos. Mientras vamos recogiendo víveres nos encontramos un monolito y lo activamos, pero a lo lejos vemos una baliza que tenemos que tocar. Cogemos la nave, volamos hacia la nueva ubicación y activamos la baliza con la vista puesta en los dos nuevos iconos que aparecen en nuestro visor.

Siempre habrá que hacer algo en el planeta, por no hablar de la posibilidad de registrar la flora y fauna de nuestro alrededor (permitiéndonos ponerles los nombres que queramos, así como a los planetas y sistemas) para conseguir créditos para comerciar. Además, cada vez que aprendemos una palabra, nos topamos con un alien, damos un paso, registramos un ser vivo o hacemos lo que sea, un códice registrará esos progresos y nos saltarán, cada poco tiempo, logros de descubrimiento que nos animarán a encontrar más y más cosas dentro de este universo.

Análisis No Man's Sky registrar
Todo lo que veamos es susceptible de ser catalogado.

Aprenderás a ser ordenado

Además de la exploración y la propia experiencia de juego, la gestión de inventario es parte fundamental de No Man’s Sky. Al principio nuestro traje tendrá pocas ranuras de inventario, por lo que tendremos que ir traspasando objetos entre nuestro traje y la nave, pero, a medida que exploremos, nos encontraremos con módulos donde podremos comprar más ranuras para nuestro traje (con un coste brutal de créditos a la larga), por lo que iremos más holgados.

Al principio nos faltará espacio por todos lados, pero con el tiempo aprenderemos qué elementos son útiles y qué ranuras de expansión son las que realmente nos hacen falta en nuestro viaje. Y es que, no solo los objetos ocupan espacio en el inventario. Si nos instalamos un pack para correr durante más rato, tendremos que utilizar un hueco del inventario. Si queremos granadas en la multiherramienta, tendremos que ocupar un hueco en su inventario, y si queremos añadir un blaster más potente a nuestra nave… bueno, ya os lo imagináis.

Todo ocupa un espacio en el inventario y el espacio no es gratis. Como digo, al principio agobia pero aprenderemos pronto a manejarlo. Además, aunque el espacio para la nave y la multiherramienta no se puede ampliar como en el traje, sí podemos encontrarnos otras naves (que también se generan de forma procedural) y armas. Eso sí, como no nos las encontremos tiradas o nos las regalen, nos tocará rascarnos el bolsillo. Hay algunas naves que son preciosas, como las de los tráilers, pero las he llegado a ver por más de un millón de créditos.

Análisis No Man's Sky inventario
Gestionar el inventario, la nave y la multiherramienta es vital.

‘’Debes sentirte muy solo aquí’’

¿Hay multijugador en No Man's Sky? Sí… y no. No hay un ‘’multiplayer’’ como el que estamos acostumbrados a ver. De hecho, algo curioso es que, aunque la probabilidad de que dos personas se encuentren es mínima, siempre puede ocurrir. Y vaya si ocurrió. A las pocas horas de estar el juego a la venta, dos usuarios que retransmitían en Twitch se dieron cuenta que estaban en el mismo planeta aunque, eso sí, a horas diferentes y, por tanto, no se veían.

¿Había previsto Hello Games esta situación? Creo que no, pero el estudio ya ha declarado que tiene planes para agregar funciones multijugador a No Man’s Sky. El deseo de Murray es el de que nos encontremos con alguien, que tengamos un contacto. ¿Qué nos dejarán hacer cuando eso ocurra? ¿Podremos comunicarnos? ¿Nos liaremos a tiros? De momento son todo preguntas sin respuesta. Como digo, el estudio trabaja para ampliar esto en un futuro, por lo que habrá que seguir los avances en este apartado.

Lo más cercano que tenemos a un multijugador es el renombrar los planetas y esperar que un jugador se tope con ‘’Hacendado’’ o ‘’Hobby Constelación’’ y cuelgue la captura de pantalla en una red social.

Análisis No Man's Sky alien

Una narrativa diferente

Aunque no hay una historia clara en No Man’s Sky, no tenemos un guión que nos lleve de la mano, sí hay una forma de contar bastante original y que gustará a quien haya jugado, por ejemplo, a Dark Souls o se haya leído el Grimorio de Destiny. En No Man’s Sky hay lore para dar y tomar. Nunca se puede afirmar nada siendo un juego tan inmenso, pero en mi viaje me he encontrado con tres especies distintas (sin contar los centinelas). Los Gek son comerciantes, los Va’keen honorables guerreros y los Korvax una especie biomecánica. Aunque todos están enganchados a sus tablets, nos contarán cosas cuando hablemos con ellos, pero, claro, en su propio idioma.

Es un detalle de buen gusto que Hello Games haya creado tres idiomas diferentes a descifrar en el juego. Es irreal un universo en el que se comparta idioma (no se comparte ni dentro del mismo planeta, por ejemplo) y el detalle de crear tres lenguas distintas es fabuloso. ¿Cómo aprenderemos este lenguaje? Hablando con los aliens, ayudándoles y, sobre todo, gracias a unos monolitos negruzcos y reliquias que, como en la película 2001: Odisea en el espacio, nos otorgan sabiduría.

Análisis No Man's Sky lore
Hay mucho contexto en No Man's Sky, un lore que descubrimos en primera persona.

Poco a poco iremos conociendo más y más palabras en estas lenguas extrañas, lo que nos permitirá tomar mejores decisiones a la hora de conversar. Y, hablando de decisiones, en algunos planetas hay extrañas estructuras que nos pondrán ante una situación sencilla de toma de decisión. No tendrá consecuencias demasiado palpables, pero es una muestra más de la magia con la que Hello Games ha intentado impregnar a su criatura.

Si no queremos descubrir ese lore tampoco pasará nada, una muestra más de la libertad que tenemos los jugadores a la hora de encarar el juego, pero si nos tomamos la molestia de buscar los monolitos entenderemos, por ejemplo, por qué algunos entes de este universo hacen lo que hacen, y lo dejo ahí para no entrar en posibles spoilers.

Análisis No Man's Sky tunel
Aunque con límites, podremos hacer túneles con explosivos para ver si hay algo bajo la corteza.

Hay vida, y es feísima

Además de por su propuesta, No Man’s Sky entró enseguida por los ojos. La mezcla de colores chillones con la belleza de los escenarios de los diferentes vídeos está claro que atrae a cualquiera. Vale, el juego no se ve como en los primeros tráilers y puede llevarnos varias decenas de horas encontrar un planeta que se parezca mínimamente a los más frondosos de las imágenes que hemos ido viendo a lo largo del desarrollo, pero están ahí y solo hay que encontrarlos.

Lo que más llama la atención es la variedad de especies, tanto animales como vegetales, que encontramos. Claro, hay miles de millones de especies, como es normal teniendo en cuenta el número de planetas que hay, y es evidente que no serán todas tan bonitas y atractivas como nosotros queremos. Hay animales muy monos y otros que, directamente, te hacen plantearte qué ente del profundo universo les han dado esas facciones pero, al final, lo que importa es la variedad, y en No Man’s Sky será muy difícil ver animales repetidos en planetas del mismo sistema y casi imposible entre planetas de distintas galaxias, por lo que la ambientación está lograda. De hecho, ya se han descubierto, en menos de dos días, más de 10 millones de especies animales distintas.

No Man's Sky analisis bicho
¿Qué narices es eso? El pobre no es muy agraciado, pero hasta él merece un nombre.

Lo que no está tan logrado es el diseño de los edificios. A medida que avanzamos en el juego nos vamos encontrando con diversas razas alienígenas, pero todas tienen las mismas estructuras en los planetas. Sí, el interior varía un poco, pero por fuera son prácticamente idénticas. Puede pareceros una tontería, pero es extraño que un planeta que está cerca del centro del universo y otro que está a miles de millones de años, en el borde exterior, compartan el mismo diseño de refugios.

Donde las cosas no están tan bien es en lo técnico. Para empezar, No Man’s Sky no tiene tiempos de carga entre planetas, sólo hay un tiempo de carga al iniciar partida y otro camuflado al viajar a la velocidad de la luz (unos pocos segundos), y el rendimiento no es nada malo en PS4, con 30 frames estables en los planetas aunque, eso sí, caídas severas cuando nos montamos en la nave y vamos a gran velocidad por la superficie terrestre. Sin embargo, el juego de Hello Games tiene texturas de baja resolución en PS4, un LOD (‘’level of detail’’) bastante obvio y ‘’popping’’ que nos harán chocarnos contra algunos asteroides si no estamos atentos.

Por otra parte, en términos de diseño de inventario (donde pasaremos mucho tiempo), el juego es genial, haciendo gala de una simplicidad impecable al otorgar una gestión de inventario y creación que es intuitiva y familiar (Destiny, te miro a ti).

Análisis No Man's Sky gráficos
Aun con sus texturas en baja resolución, el juego es precioso.

Un regalo para nuestros oídos

Donde no hay discusión alguna es en lo referente a la calidad del apartado sonoro del juego. La banda sonora original de No Man’s Sky (que, por cierto, podéis escuchar completamente gratis) está creada por el grupo 65daysofstatic, el favorito de Sean Murray. Los temas son místicos, pausados, muy contextuales y, a veces, inapreciables hasta que, de repente, descubrimos algo importante y empiezan a surgir de la nada las melodías que nos cautivaron en los tráilers.

Sin embargo, el apartado de sonidos del escenario y efectos tampoco se queda atrás. Cuando aterrizamos en un mundo comenzamos a escuchar el sonido ambiental, los ruidos de los animales (si los hubiese), el rugido de los motores de los centinelas sobre nuestras cabezas, el viento, la lluvia golpeando la luna de la nave… la experiencia sonora de No Man’s Sky es fabulosa y consigue que nos sintamos dentro del videojuego.

Además, hay varios tipos de voces. La que nos importa, la que nos va marcando el estado tanto de la nave como de nuestro traje, nos habla en castellano y el nivel es el mismo que esperamos encontrar en una voz artificial de cualquier estación espacial que imaginemos. Las otras voces corresponden a los aliens y no son más que un amalgama de sonidos difusos o ‘’ladridos’’, como los llama nuestro personaje.

Combate en el espacio, donde tenemos que gestionar el escudo para no caer derribados.

‘’Tiempo… el suficiente’’

Comencé el análisis de No Man’s Sky con parte de una cita de la película Blade Runner y creo que es necesario concluirlo con otra. Ambas frases pronunciadas por Roy Batty, el replicante renegado de la genial cinta de ciencia ficción, definen a la perfección la esencia del videojuego de Hello Games.

El equipo británico quiere que nos sintamos solos en la inmensidad del cosmos, que nos tomemos nuestro tiempo para realizar el viaje hacia el centro del universo, que disfrutemos con las vías alternativas que se nos abren cuando aparece el Atlas y nos perdamos en cuantos planetas queramos.

El jugador decide su destino y es, por hacer una comparación, como un viaje alrededor del mundo. Si el usuario quiere realizar el viaje sin parar en la gasolinera puede hacerlo, pero si prefiere descansar en cada vía de servicio y pararse a hablar con la gente a su alrededor, mirar la fauna, disfrutar de la flora y el clima y aprender las costumbres de la zona en la que está, también puede hacerlo, todo ello en un campo de juego tan grande que es complicado de imaginar.

Análisis No Man's Sky nave
Una nave accidentada despertará nuestro instinto carroñero.

Nunca conseguiremos visitar todos los planetas, pero nos sobra el saber que si queremos, podemos hacerlo. Ese es otro logro del estudio inglés, el darle al jugador control absoluto al brindar un videojuego en el que, por primera vez, no vemos los límites del mapa constreñidos por las limitaciones técnicas.

Sí, tiene problemas técnicos, sobre todo en PS4. Es obvio que un juego tan grande sin tiempos de carga y realizado por un estudio de estas características tendrá problemas técnicos como texturas en baja resolución y un exceso de LOD y ‘’popping’’, pero es algo de lo que nos olvidamos casi desde el principio, ya que otro apartado artístico, el sonoro, eclipsa las limitaciones técnicas y nos mete de lleno en la experiencia. Sin embargo, la monotonía que impera pasadas unas horas de juego es la que, realmente, puede hacernos abandonar el barco. Si conseguimos superarla es que el juego está, definitivamente, creado para nosotros.

Análisis No Man's Sky registros

En el apartado jugable, todo es muy simple, desde el combate a la extracción de elementos, pasando por la creación de objetos y el comercio, pero no creo que sea algo negativo, sino todo lo contrario. Esta simplicidad seguro que atrae a más jugadores que no quieren toparse con un simulador en toda regla como puede ser, en cierto modo, Elite Dangerous.

Lo que está claro es que, la ‘’fórmula matemática mágica’’ de Hello Games funciona y, sin duda, guste más o menos, No Man’s Sky pasará a la historia no solo por ser un videojuego atrevido, colosal y original, sino por haber sido capaz de soportar el peso de las tremendas expectativas que se han volcado sobre el juego desde diciembre del 2013. Sam Murray afirmó en el lanzamiento del juego que estaba orgulloso de lo que habían creado. No es para menos.

Valoración

No Man's Sky es un juego único y abrumador. Lo mejor de todo es que es, ni más ni menos, lo que sus creadores prometieron desde un principio: una experiencia, un viaje distinto para cada jugador. Sientes que estás en un universo vivo gracias al apartado artístico y su excelente banda sonora y, además, consigue que pierdas la noción del tiempo.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Original como pocos. El apartado sonoro es una delicia que terminará de sumergiros en la inmensidad del universo. La creación procedural cumple.

Lo peor

Quien busque un objetivo definido para avanzar no lo encontrará aquí. Se vuelve monótono con el tiempo. Texturas pobres y bastante ''popping''.

Lecturas recomendadas