Análisis

OlliOlli 2: XL Edition - Análisis para Xbox One

Por Alejandro Alcolea
-

Versión comentada: Xbox One

Acompañadnos en el análisis de OlliOlli 2: XL Edition para Xbox One, el juego del estudio británico Roll7 que llega a la consola de Microsoft para mantenernos pegados a la pantalla durante horas gracias a su sólido y divertido sistema de juego y que, además, llega con jugosas novedades.

El caso de los juegos de Roll7, una pequeña desarrolladora británica que ya tiene tres juegos en su haber, es extraño para los usuarios de Xbox One. Sus juegos llegan primero a PC y luego a PS4, produciéndose meses después el salto a la consola de Microsoft, algo que ha pasado con el Not a Hero: Super Snazzy Edition que acabamos de analizar y ha ocurrido con los otros juegos de la compañía, los adictivos OlliOlli.

De hecho, el primer OlliOlli aterrizó en Xbox One justo cuando llegaba la segunda parte a PS4 y, algo más de un año después del lanzamiento en la consola de Sony, OlliOlli 2 llega a One en una versión ampliada con novedades muy interesantes y demandadas en un paquete – digital – llamado OlliOlli2: XL Edition que viene para grindear fuerte y que se apoya en tres premisas: genial diseño visual, gran jugabilidad y estupenda banda sonora.

Skate pixelado de nueva generación

¿Os acordáis de Neversoft? Sí, aquella compañía cuya intro a sus juegos nos flipaba cuando éramos jóvenes por la violencia que acarreaba un ojo atravesado por una estaca, esa misma. Bien, ellos fueron los artífices de una de las mejores sagas deportivas en consola, sin lugar a dudas. Tras el lanzamiento de Tony Hawk’s Pro Skater (el original, no la mediocre remasterización), muchos jóvenes descubrimos un mundo hasta entonces desconocido para nosotros, el mundo del skate y sus figuras.

Entrega a entrega fuimos patinando por diferentes entornos hasta la llegada de la sub-saga Underground, sobre todo el segundo, donde nos proponían un montón de alocadas pruebas que realizar en entornos alucinantes, como Barcelona o Boston, y donde fuimos conociendo a los skaters profesionales, además de volver a ver a Tony Hawk y a medio elenco de Jackass.

Sin embargo, tras Tony Hawk Underground 2 comenzó el declive de la saga de Activision, con entregas repetitivas, con errores y poco inspiradas. Los fans del skate que habíamos nacido gracias a esa saga veíamos atónitos como nos quedábamos huérfanos, hasta que apareció Electronic Arts con su Skate.

Skate fue, si no contamos Skate 3, una muy buena saga que presentaba un control más técnico que se aprovechaba de la tecnología de control creada por Electronic Arts para los regates de sus nuevos FIFA, o el control de la varita de Harry Potter 5. Gracias a los dos sticks del mando creábamos combinaciones imposibles, difíciles de dominar al principio pero tremendamente estimulantes una vez teníamos en la cabeza automatizados los movimientos de pulgar necesarios para crear trucos alucinantes.

Pero, al igual que los juegos del 'rey' Tony, la saga murió y, ahí sí, nos quedamos sin más juegos de skate, hasta que llegó Roll7 y se marcó un primer juego muy, pero que muy, bueno, a pesar de su control impreciso. El estudio británico se olvidó de los gráficos realistas, las licencias de patinadores profesionales y toda esa parafernalia para ofrecer un juego donde la jugabilidad (que bebe directamente del Skate de EA) era lo realmente importante y donde la experiencia de usuario primaba sobre todo lo demás.

La música, los gráficos y su mezcla entre endless-runner de scroll lateral y juego de skate encantó a los usuarios y demostró que el primer juego del estudio británico tenía una base bastante buena que, si sabían pulir, podrían convertir en una pequeña joya en entregas sucesivas.

Caerse y repetir, el mejor ‘simulador’

Con OlliOlli 2: Welcome to Olliwood, Roll7 no sólo ha pulido los fallos del original sino que han sabido añadir elementos que nos recordarán a los Tony Hawk y que darán más variedad a nuestros trucos encima del monopatín, además de añadir un extra de dificultad, algo que siempre es bienvenido.

Los reverts y, sobre todo, los manuals son dos añadidos muy interesantes a la jugabilidad de OlliOlli ya que no sólo nos tendremos que preocupar por saltar y grindear, además de pulsar el botón adecuado en el momento exacto, sino que también podremos hacer trucos en el suelo, algo que multiplicará la puntuación siempre que ejecutemos bien el combo, claro.

Aunque es difícil en su ejecución, algo que se agradece sobremanera en una época en la que muchos juegos parecen llevarnos de la mano durante toda la aventura, el control es excesivamente simple e intuitivo. Tendremos un botón, ‘A’, con el que impulsarnos y amortiguar la caída, LB y RB para ejecutar diversos trucos y el stick derecho que, recordando a los Skate de Electronic Arts, será el control que nos permitirá ejecutar las diferentes piruetas y saltos.

Siempre me ha gustado la descripción ‘’fácil de jugar pero difícil de dominar’’, una descripción que le viene a OlliOlli 2 como… un casco a un skater. Saltar es fácil, tomarle el pulso a las caídas también, e incluso nos fliparemos cuando hagamos los primeros trucos pero, como en la variedad está el gusto, cuantas más combinaciones hagamos mayor puntuación obtendremos y ahí, amigos, es donde está la ‘’chicha’’ del juego.

Todos los movimientos en OlliOlli 2: XL Edition deben ser precisos y, además, no podemos cometer fallos si queremos superar los niveles en un tiempo determinado. Es algo complicado, pero ahí está la gracia del juego y el gran logro de Roll7, el crear un videojuego difícil pero accesible, con una curva de aprendizaje y dificultad que mantiene el reto durante todo el juego sin llegar a provocar lanzamientos de mando contra el televisor.

El juego llega a Xbox One con niveles añadidos pero, os aseguro que los niveles ‘base’ de OlliOlli 2 os mantendrán entretenidos durante horas debido a que podremos exprimirlos cuanto queramos para obtener la mejor puntuación, y fardar de ello.

XL Edition

El gran añadido de la versión de Xbox One es algo muy demandado por los fans, el juego libre en el que podremos dar rienda suelta a nuestros pulgares y, como en los Tony Hawk Underground, pasar de los objetivos para centrarnos en lo realmente importante: gozar con el juego.

Sin embargo, y a diferencia de Not a Hero: Super Snazzy Edition que incorpora sólo unos minutos más de juego comparándolo con la versión de PC y PS4, OlliOlli 2: XL Edition nos ofrece un montón de horas de juego adicionales no sólo gracias al modo libre sino a los 5 nuevos mundos (que no es poco), y sus nuevos 50 niveles (uno de ellos frenético), además de más de 200 nuevos retos. Además, lo mejor es que incorpora de serie el modo multijugador local, algo que siempre hay que agradecer y que, además, los fans habían demandado.


Una obra de arte

Gráficamente no se puede desgranar demasiado este OlliOlli 2: XL Edition, hay poco más de lo que veis en las imágenes. Un personaje pixelado y unas superficies de colorines sobre las que patinamos. Lo llamativo tiene que ver con la ambientación desde parajes como Olliwood, muy del estilo de Los Angeles (¿a que no os lo esperabais?) a mundos de fantasía o parques de atracciones abandonados.

Los fondos son una gozada pero, lo que de verdad nos transportará a otra realidad será la banda sonora compuesta por temas de Bobby Tank, Louis Futon o Mike Slott. Eso sí, os tiene que gustar este tipo de música que ‘evoca los sentidos’. Como única pega que ponerle a la música encuentro la de la adecuación al nivel. Escenarios más oníricos necesitan una música más tranquila, más chill out, si queréis, y no es así. La música va a su bola y suenan las canciones de manera aleatoria. Pero bueno, eso es poniéndonos quisquillosos. Por último, los textos están en castellano.

Un imprescindible si buscas diversión

Parece mentira que tenga que ser un juego pixelado el que nos haga sentir en la actual generación la emoción del skate callejero, pero así es. Roll7 tiene tres juegos en su haber, dos OlliOlli y Not a Hero, y en los tres ha sabido incluir algo diferente dentro de su planteamiento en 2D.

El control es sencillo pero exigente, hay un montón de retos que podemos cumplir, pantalla partida para cuatro jugadores, nuevos mundos que explorar en gracias a este OlliOlli 2: XL Edition para Xbox One, un gran diseño de niveles, retos diarios, una 'skatepedia' donde nos detallan todos los trucos y una banda sonora alucinante.

¿Queréis sentir de nuevo la emoción del skate? Pues estáis ante una oportunidad estupenda para pasar horas y horas enganchados al televisor. ¡Eso sí! Aseguraos de configurar bien vuestra tele para jugar ya que la precisión es clave en este juego y cualquier tipo de lag en el control arruinaría la experiencia, una experiencia que os lo hará pasar en grande y que os activará, de nuevo, esa bombillita en el cerebro que en su día colocó Neversoft y se fundió con el paso de los años.

Valoración

OlliOlli2: XL Edition mantiene la frescura de Welcome to Olliwood y añade nuevos elementos que agradecerán los jugadores, como los nuevos niveles y, en especial, la pantalla partida. Es una apuesta segura si buscáis diversión.

Hobby

89

Muy bueno

Lo mejor

Diversión a raudales. Control exigente pero que recompensa al jugador. Tremenda banda sonora.

Lo peor

No sorprende como el original. La banda sonora va 'a su aire'.

Lecturas recomendadas