Ouija: el origen del mal
Análisis

Ouija: el origen del mal - Crítica de la película de terror ideal para Halloween

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de la película de terror ideal para Halloween Ouija: el origen del mal, dirigida por Mike Flanagan y protagonizada por Annalise Basso, Elizabeth Reaser, Lulu Wilson, Henry Thomas, Kate Siegel y Doug Jones. En cines a partir del viernes 28 de octubre de 2016.

Sorpresa agradable la de Ouija: el origen del mal, sobre todo teniendo en cuenta el precedente cinematográfico de 2014, la película de Stiles White titulada Ouija, que no consiguió convencer, en general, a nadie.

En esta ocasión, viajamos al pasado en una precuela que se enmarca en un contexto totalmente diferente. Nos situamos en los años 60 en Los Ángeles. La familia Zander ha recibido un duro golpe y Alice tiene que hacerse cargo de sus hijas Lina y Doris tras la muerte de su marido. Trabaja en su casa como médium para ayudar a la gente a pasar página y darles algo de paz una vez que se ha producido el fallecimiento de sus seres queridos, pero no se trata más que de trucos en los que sus propias hijas intervienen. Sin embargo, su negocio no le da para pagar las facturas y se acerca el día en el que su casa podría ser incluso embargada.

Esto la lleva a utilizar una nueva herramienta: un tablero de Ouija, que está de moda en ese momento. Pronto, Doris, su pequeña, da muestras de ser capaz de contactar con su padre abriendo un portal hacia el más allá, el problema es que no está solo...

Si hay algo que alabar en esta película son dos cosas bastante básicas: la labor del director Mike Flanagan que os sonará por haber dirigido cintas como Oculus: el espejo del mal, Absentia, Hush o Before I Wake y la labor interpretativa de todo el reparto, pero muy especialmente de las dos hermanas Doris (la joven Lulu Wilson de rostro angelical) y Lina (Annalise Basso, vista recientemente en Captain Fantastic). Sobre ellas descansa gran parte de la tensión dramática de la película en la que los conflictos familiares son de radical importancia.

Por una parte tenemos la relación de la madre con sus hijas: la mayor en pleno despertar sentimental; la pequeña muy vulnerable por la pérdida de la figura paternal y por otra la situación de ese pilar fundamental que es la madre, una mujer que no pierde la esperanza de contactar con su marido y que a su vez echa de menos sentirse querida.

Ouija: el origen del mal

Ouija: el origen del mal tiene la humildad suficiente como para ser consciente de sus limitaciones en el terreno de "cine de casas encantadas" o "cine de posesiones", por eso no se dedica a reinventar la rueda sino que realiza homenajes muy específicos a películas archiconocidas como El exorcista o la reciente Expediente Warren: el caso Enfield atestiguando el poder para dejar impronta de James Wan en el género.

Es una película de sustos en la que los sustos no solo no son lo más importante sino que parecen estar bastante afianzados en el guión. Los acontecimientos tienen consecuencias reales y la voluntad de las fuerzas oscuras es firme, aunque de alguna manera haya momentos que nos parecen un dejà vu.

Ouija: el origen del mal

Donde hay más problemas es a la hora de darle una plasmación visual a todo eso. La magia se pierde cuando se deja de insinuar y se empieza a mostrar y si además hay un exceso de retoque digital, es fácil "salirse" de la película. No es que las imágenes no sean perturbadoras o no estén bien construidas, es que se internan en la fantasía de una forma tan manifiesta que pierden credibilidad.

También hay personajes desaprovechados como es el caso del padre Tom (Henry Thomas, el niño de ET, que venía desarrollando su carrera en televisión en los últimos años).

Ouija: el origen del mal

Ouija: el origen del mal tiene la virtud de estar muy bien rodada, cuenta con una notable factura técnica y, a pesar de sus contradicciones finales y ese exceso de fantasía de la traca final, tiene la solvencia como para hacer pensar en una secuela digna. La fecha en la que se estrena, tan próxima a Halloween, hace vaticinar una gran aceptación en taquilla, pero, eso sí, no creo que le quite el sueño a ningún adulto...

¿Despertará un renovado interés por el tablero del famoso juego? Eso puede ser más factible. En la presentación de la película, con experiencia VR incluida, pudimos asistir a una charla de Bruno Cardeñosa, director de La Rosa de Los Vientos (Onda Cero) y revista Historia de Iberia Vieja, y Mónica González, escritora, periodista e investigadora en La Vanguardia, Revista Enigmas, “Hoy es Noticia” y “Detrás de la Verdad” en 13TV, “Negra y Criminal” en Cadena Ser. Ambos repasaron la historia del espiritismo, abordando el interés del ser humano por contactar con el más allá para darle una explicación a su propia vida y por supuesto, los casos paranormales más contrastados a los que no se les ha podido dar una explicación científica. Si la película hubiera optado por un enfoque más apegado a la realidad, sí que habría sido aterradora de veras...

Ouija: el origen del mal

Valoración

Muy superior a su predecesora, Ouija: el origen del mal es lo suficientemente entretenida como para mantener el interés hasta el final y cuenta con buenas interpretaciones.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

La película se toma el tiempo de desarrollar los personajes y homenajea a cintas como El exorcista o la reciente Expediente Warren: el caso Enfield.

Lo peor

El tramo final desbarra demasiado y los FX cantan cuanto más digitales son: se aprecia un mayor talento en la artesanía de ciertas secuencias.

Lecturas recomendadas