Análisis

PlayStation VR Worlds para PlayStation VR - Análisis

Por Daniel Acal
-

Versión comentada: PS4

PlayStation VR Worlds reúne cinco variadas experiencias ideales para introducirte en PlayStation VR. Y decimos "experiencias" porque no llegan a ser juegos (en todo caso, serían minijuegos). Podríamos llamarles demos si nos las regalasen al comprar PlayStation VR. Lamentablemente, no es el caso.

PlayStation VR Worlds es un título complicado de analizar ya que acierta en su cometido, pero no en la forma en la que Sony le hace llegar al público. London Studio cumple con creces en su trabajo, como casi siempre. De hecho, parte del material que incluye ha sido utilizado por Sony para mostrarle al mundo el potencial que encierra su PlayStation VR durante estos últimos meses en no pocas presentaciones y eventos. Eso quiere decir que, indudablemente, es un buen material. Además, como ya hemos dicho, ha sido desarrollado por London Studio, artífices directos de otros éxitos "especiales" de Sony como fueron Singstar y la tecnología EyeToy en PS2, lo que en teoría debería ser una garantía de calidad. Y lo es. Los cinco juegos o "experiencias" incluidas en lo que Sony ha llamado PlayStation VR Worlds son una buena forma de introducirse en PlayStation VR. Un buen aperitivo para descubrir lo que puede hacer la realidad virtual de Sony. Pero es un aperitivo a precio de comilona. Y en un restaurante de los que no son baratos...

PlayStation VR Worlds ofrece un total de cinco experiencias o minijuegos. Ya con el casco de PS VR puesto, accedemos a una extraña pantalla de inicio (que guarda sus secretos) en la que podemos elegir a cuál de estas cinco propuestas jugar (estén todas abiertas desde el inicio): sumergirnos en el fondo del mar con Inmersión; convertirnos en un mafioso en The London Heist; deslizarnos cuesta abajo y sin frenos en VR Luge; participar en una futurista versión de Pong en Danger Ball; y buscar una misteriosa reliquia en el espacio con Odisea Scavenger. Unos títulos están traducidos al castellano y otros no (ignoramos la razón). A continuación os mostramos qué podemos esperar de cada uno de estos cinco juegos incluidos en PlayStation VR Worlds.

Inmersión

Inmersión es lo que antes conocíamos como The Deep. Es una experiencia meramente contemplativa, que nos invita a sumergirnos, nunca mejor dicho en las profundidades marinas a través de tres inmersiones: Paseo por la vida salvaje, Arrecife de Coral y Encuentro con tiburones. En todas ellas nuestro cometido será básicamente el de observar la fauna marina pudiendo girarnos 360 grados para contemplar el "paisaje" y animales como enormes cangrejos, peces-payaso, mantas, medusas, alguna tortuga... , aunque hay algunos objetivos ocultos (pocos) que requieren una pequeña interacción por nuestra parte (muy pequeña, eso sí). De las tres inmersiones, la única que tiene chicha es la tercera ya que las otras dos. Paseo por la vida salvaje y Arrecife de Coral repiten secuencias presentes en Encuentro con tiburones.

PlayStation VR Worlds Inmersión 2

En Encuentro con tiburones, nos sumergiremos en una pequeña historia, narrada con voces en castellano, en la que somos un principiante que, en su primera inmersión en busca de unos misteriosos restos... Nosotros no tenemos que hacer nada más que mirar, ya que nuestros compañeros al cabestrante serán los encargados de hacer descender nuestra "jaula" (no se necesita llevar en la mano el Dual Shock 4 ni mucho menos los mandos de Move). Lamentablemente, además de esos restos encontraremos algo más. O mejor dicho, eso nos encontrará a nosotros. Y "eso". como os podréis imaginar por el título de la misión (¡menudo spoiler!), es un gran tiburón blanco ¿Podremos escapar de sus dentelladas? Contemplar la fauna marina y el desenlace de esta historia (que dura escasos minutos) es el único aliciente de Inmersión. Es bonito, sí, y el fondo marino está bastante bien recreado, con especial mención para la iluminación y las animaciones de las distintas especies. Pero cuando lo hayáis visto y hayáis completado los escasos desafíos que oculta en forma de trofeos, Inmersión sólo servirá para que se lo pongáis a vuestros amigos y familiares que vengan a vuestra casa de visita a que les enseñéis PlayStation VR...

The London Heist

Con no pocas reminiscencias a la serie The Getaway (dos títulos desarrollados también por London Studio cuando se llamaban Team Soho para PS2 que eran como un GTA pero ambientado en Londres y con un mayor énfasis en la narrativa), The London Heist es de lo mejor que tiene PlayStation VR Worlds. Nos sumerge en una historia de mafiosos ambientada en Londres. Estructurada en 7 capítulos que se pueden jugar de forma independiente, participaremos en interrogatorios, tiroteos, persecuciones... ¡incluso podemos fumarnos un purazo! Se puede jugar con Dual Shock 4 (las acciones básicas con agarrar/interactuar con objetos, disparar y recargar) pero aquí recomendamos usar dos mandos de PS Move para apuntar con más comodidad y poder interactuar mejor con el entorno y sus objetos (es más fácil encenderse un puro usando las dos manos, ¿verdad?).

PlayStation VR Worlds The London Heist

Gráficamente, es el juego más espectacular de PlayStation VR Worlds y el que más interacción con el entorno permite. Y además, está bien doblado al castellano. Lástima que dure unos 40 minutos, aunque es cierto que tiene distintos desafíos (disparar a la cabeza de los enemigos o a los neumáticos de sus vehículos, contemplar sus tres finales), hacen que tengamos que completarlo más de una vez para lograr el 100% y un paso más hacia el trofeo platino. Y también tiene la galería de tiro de Mickie para que probemos nuestra puntería (con cuatro campos de tiro distintos). Aún así, a la tercera "rejugada" pasará a ser como Inmersión: se lo pondremos a las visitas que vengan a casa a probar PS VR.

VR Luge

El tercer juego o experiencia que aglutina PlayStation VR Worlds se llama VR Luge y nos propone peligrosos descensos a toda velocidad tumbados sobre una especie de "longboard" en los que el objetivo es llegar hasta la meta de una pieza en el menor tiempo posible, Habrá que esquivar el tráfico en ambos sentidos y todos los obstáculos y "accidentes" con los que nos toparemos que están totalmente "scriptados" (es decir, siempre ocurrirán en el mismo punto justo cuando pasemos). Cada pista se compone de distintos tramos con su correspondiente "checkpoint" y si no alcanzamos dentro del tiempo fijado, fracasaremos en nuestro cometido, Pillar el rebufo de los coches que van a nuestro favor y, sobre todo, no chocarnos con nada serán la clave de estos descensos que propone VR Luge y que se controlan simplemente con suaves movimientos de cabeza (no se usa mando de ningún tipo).

PlayStation VR Worlds VR Luge

El problema de VR Luge es, como el de los dos anteriores, su escasísima rejugabilidad. Sólo ofrece cuatro descensos, y no sólo cuentan con idéntico ambiente "montañero" sino que son meras variantes unos de otros (hay dos diurnos y dos nocturnos). En cuanto a modalidades de juego, ofrece el Tour con los 4 circuitos y la opción de jugarlos en modo contrareloj. Siempre está la opción de picarnos para superar nuestros mejores tiempo y compararlos en los ránkings online, pero tras repetir varias veces los descensos en los 4 circuitos... ¿adivináis para qué va a quedar VR Luge? Exacto: en un juego para tratar de impresionar a nuestras visitas al enseñarle nuestro nuevo y flamante PlayStation VR.

Danger Ball

Danger Ball es una especie de Pong pero en primera persona y con un envoltorio futurista que le sienta de lujo. Con la cabeza controlaremos una especie de punto de mira o retícula que es donde rebota la pelota, y que además, si somos hábiles, podremos darle más fuerza y efectos moviendo la cabeza en el momento del impacto. El objetivo es parar los tiros del contrario y colar los nuestros en su portería en partidos al mejor de cinco "goles". ¿Fácil? Bueno, no tanto. Cumplir con todos sus desafíos tiene su miga. Además de los distintos niveles de dificultad, nuestros contrincantes juegan con ventaja: Coloso tiene una superficie mucho más grande para parar, Duplicador te devuelve dos pelotas, Gemelos juega con "dos porteros", Rematador puede "chutar" más fuerte...

PlayStation VR Worlds Danger Ball

Podemos echar una "liga" de distintas rondas o enfrentarnos al rival que queramos de los 8 disponibles. Y también ofrece un modo llamado Ataque de Puntuación en el que, en vez de contrincantes, tenemos un pared dividida en cuadrantes de distintos valores, y a ver cuántos puntos somos capaces de sacar antes de tragarnos nuestros propios pelotazos. Así, "a lo tonto", te pones a jugar y Danger Ball pica y entretiene... aunque no deja de ser un minijuego. Además pide a gritos poder jugar contra un oponente humano, una opción que por desgracia no existe y que le habría dado mucha más vidilla al título más rejugable de PlayStation VR Worlds.

Odisea Scavenger

Y por último, pero no menos importante, tenemos Odisea Scavenger, una aventura espacial en primera persona en la que nos meteremos en la piel de un "caminante". Montado en una especie de mecha capaz de dar grandes saltos, deberemos registrar escenarios como naves en ruinas o campos de asteroides en busca de una misteriosa reliquia. Dividido en dos actos con su correspondientes capítulos, es el juego más duradero ya que aunque se puede completar en menos de 1 hora, al menos estaremos todo el rato jugando no como en The London Heist, que nos obliga a zamparnos algunas charlas en las que sólo podremos mirar o, como mucho, encendernos un habano. Y también tiene sus objetivos secundarios, como encontrar todos los archivos o destruir a todos los enemigos, que requerirán como mínimo una segunda vuelta.

PlayStation VR Worlds Odisea Scavenger

El mecha lo controlamos con los sticks del Dual Shock 4 aunque podremos apuntar moviendo la cabeza (además de explorar los entornos). Tenemos un cañón que se puede potenciar además de una especie de gancho que nos permite desplazar objetos pesados. En cuanto a los enemigos, aparte del bicharraco final sólo hay tres tipos: pequeños insectos que salen de los huevos recién eclosionados y que atacan por decenas, versiones adultas de estos bichos que nos escupirán ácido a distancia y un puñado de torretas defensivas. Pero el desarrollo es muy soso, la historia (narrada en perfecto castellano) no termina de interesarnos y la mayoría del tiempo lo pasaremos tratando de encontrar el camino por donde seguir avanzando en este amasijo de naves rotas y trozos de planeta que hacen las veces de plataformas. Con el botón L2 podemos fijar la trayectoria del salto y si este tiene una estela verde significa que somos capaces de llegar hasta allí. Si somos un poco hábiles, podemos enlazar varios saltos seguidos. Pero ojo, yo haciendo esto me he mareado. He probado todos los juegos de PlayStation VR disponibles hasta el momento y Odisea Scavenger ha sido el único que me ha mareado al encadenar varios saltos. Supongo que esto no le pasará a todo el mundo, pero yo aquí cuento mi experiencia... Así que éste no se lo pondremos a las visitas, no tanto porque pueda marearles sino porque ofrece un desarrollo algo aburrido y menos "directo" que los otros cuatro títulos.

Y hasta aquí llega PlayStation VR Worlds, cinco (mini)juegos o experiencias que cumplen a la perfección su objetivo de introducirnos en la realidad virtual de Sony. mostrando lo bueno y lo menos bueno. Como habéis podido leer, el gran problema de los títulos incluidos en PS VR Worlds es que su duración es escasa y la inmensa mayoría no son nada rejugables por mucho que hayan intentado engordarlos metiéndoles desafíos o alargarlos repitiendo secuencias como en Inmersión o variantes de las pistas de descenso en VR Luge.

A todo esto hay que sumar que PlayStation VR Worlds cuesta 39,99 eurazos. Un precio que se nos antoja excesivo para lo que ofrece, aunque por desgracia está en la línea de los precios de los primeros juegos de PlayStation VR. Si PlayStation VR Worlds costará la mitad (que es el que precio que marcan otros juegos de PS VR como Until Dawn: Rush of Blood y Batman Arkham VR)... nos seguiría pareciendo caro. Pero si lo hubieran incluido gratis dentro del "paquete" de PlayStation VR o formando parte de un bundle con el visor, habría sido un estupendo detalle por parte de Sony hacia los primeros compradores de esta nueva tecnología.

Valoración

Una recopilación de cinco pequeños juegos o experiencias que nos permiten sumergirnos en la realidad virtual de Sony desde distintos puntos de vista. Si lo hubiesen incluido en un bundle al comprar PlayStation VR habría sido una gran idea. Pero cuesta 39,99 eurazos.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

The London Heist... lo poquito que dura. Todos los juegos que tienen voces están bien dobladas al castellano.

Lo peor

Duran muy poco y la mayoría no son rejugables. Su elevado precio.

Lecturas recomendadas