Análisis

Pokémon: Mewtwo vs. Mew - Crítica de la primera película

Por Javier Parrilla Ruiz
-

CRÍTICA DE Pokémon: La Película - Mewtwo vs. Mew (1998) - DIRIGIDA POR Kunihiko Yuyama.ARGUMENTO: Un grupo de científicos del Team Rocket ha creado el Pokémon más fuerte de la historia. Para ello, han tomado ADN del legendario Pokémon Mew, utilizando el código genético de la criatura para crear a Mewtwo. Ignorantes del poder de su creación, los científicos y sus laboratorios son destruidos por Mewtwo cuando se despierta. Sin intención de convertirse en un conejillo de indias, Mewtwo buscará su lugar en el mundo.

Pokémon celebra su vigésimo aniversario este año 2016 desde el lanzamiento de Pokémon Rojo y Pokémon Verde en Japón, allá por el 27 de febrero de 1996. Entre los eventos especiales, las tres primeras películas de Pokémon se han remasterizado y estarán disponibles en iTunes Store. Además, Pokémon: Mewtwo vs. Mew, la primera película de Pokémon, se ha podido disfrutar de forma gratuita en la app TV Pokémon durante unos días.

Pokémon: La Película o Pokémon: Mewtwo vs. Mew se estrenó en Japón en el año 1998. En nuestro caso, los videojuegos Pokémon Rojo y Pokémon Azul se lanzaron en octubre de 1999, el mismo mes que se empezó a emitir el anime en las tardes de Telecinco de lunes a viernes. ¡Qué tiempos aquellos! El fenómeno Pokémon llegó a nuestro país con sus productos estrella de forma simultánea, por lo que la primera película se estrenó en los cines españoles el 14 de abril del año 2000, medio año después del desembarco de los videojuegos y los capítulos de la serie.

En esos seis meses de intervalo, dio el tiempo suficiente para que Pokémon ya fuera un éxito en España. Una buena cantidad de niños y adolescentes ya conocían a Pikachu, se sabían el Pokérap, cantaban la introducción de la serie, intercambiaban Pokémon con sus Game Boy, rumoreaban sobre cómo capturar a Mew e intentaban completar su Pokédex. Con este panorama, el estreno de la primera película de Pokémon en los cines era todo un acontecimiento, el clímax para cualquier fan de Pokémon. El cartel del largometraje no dejaba lugar a dudas: Mewtwo y Mew eran el reclamo. Los dos grandes Pokémon legendarios de la primera generación. El primero, para el que reservábamos nuestra única Master Ball; el segundo, venía acompañado de todo un sinfín de teorías sobre cómo nos podía aparecer en el juego.

El despertar de Mewtwo

Tras recordar el contexto en el que se estrenó la primera película de Pokémon en nuestro país, pasamos a la crítica en cuestión del filme. Pokémon: Mewtwo vs. Mew llegó en su versión recortada de 75 minutos. Como en Norteamérica, no se añadió el corto 'El Origen de Mewtwo' de diez minutos de duración. Su eliminación radicó en que se trataban temas muy serios como la vida o la muerte. Al ser una película dirigida al público infantil, no se consideró adecuado incluirlo y así se evitaban posibles polémicas. Bastante controversia había ya por aquel entonces con la serie de televisión, atacada por causar ataques de epilepsia. En este caso, fue un episodio concreto del anime y sucedió en Japón. Ese capítulo fue censurado a nivel mundial y jamás se emitió en España, pero esa es otra historia...

Lo que sí teníamos antes de que comenzara Pokémon: Mewtwo vs. Mew era el cortometraje de veinte minutos 'Las Vacaciones de Pikachu', muy orientado al público infantil y con Marill y Snubbull como Pokémon adelantados de la segunda generación. Tras él, la película comenzaba. El arranque del largometraje tiene a Mewtwo como total protagonista. Asistimos al despertar del Pokémon legendario, el Pokémon creado a partir del ADN de Mew, un espécimen biológico para los científicos del Team Rocket. Mewtwo no se iba a resignar a ser un conejillo de indias, por lo que desata su poder y destruye el laboratorio. A partir de ahí, el poderoso Pokémon comienza su particular crisis existencial en búsqueda del sentido de la vida, aunque Giovanni, líder del grupo criminal y del gimnasio de Ciudad Verde, intenta unirlo a sus filas, pero no dura mucho esta alianza. Traicionado por los humanos y enfadado por sentirse un simple clon, Mewtwo reta tanto a la humanidad como a los Pokémon con un plan que pondría al mundo en peligro.

En ese preciso momento, una música épica muestra el nombre de la película. A continuación, la película sigue con los rostros habituales del anime. De hecho, como si fuera un capítulo normal de la serie de televisión, el narrador de la misma nos presenta a Ash, Pikachu, Misty, Togepi y Brock en un día cualquiera en su viaje por el mundo Pokémon. Un entrenador reta a Ash y nos enseña otro Pokémon adelantado, Donphan. Como punto culminante del combate, y para acompañar a los créditos iniciales, empieza a sonar el tema de introducción de la serie en una nueva versión. Si no se te ponían los pelos de punta o te brillaban los ojos en este momento, es que realmente no eras muy fan de Pokémon.

Bien entrada la película, Ash y los Pokémon rescatados vuelven al campo de batalla de forma épica. En este momento, uno se pregunta que están aportando Brock y Misty a la película. Los personajes secundarios apenas hacen algo, parecen meros espectadores de lo que sucede delante de ellos, solo les faltan las butacas y las palomitas para mimetizarse con el público de la sala de cine. Es decir, con Ash, Pikachu, Mewtwo y Mew ya tendríamos reparto para una versión con actores reales. Los demás serían figurantes o extras.

Los Pokémon no deben combatir así

Tras la entrada triunfal, empieza una batalla entre Pokémon y superclones sin habilidades especiales. De alguna manera, el largometraje quiere justificar que pelearse así no tiene sentido, lo que viene a ser sin utilizar los movimientos Pokémon.

Hay ciertos aspectos de la trama que intentan dejar la narración cerrada respecto a la serie y quedan algo forzados. Eso, sumado a los papeles tan irrelevantes de los personajes secundarios, meros espectadores en casi todo momento de la acción, resta puntos a una película que podría haber quedado mejor planteada tras su buen arranque. Incluso Mew queda poco explotado: El Pokémon #151 no se diferencia de Mewtwo porque también lucha contra él y este solo reacciona con el arrebato de Ash. Aparte, no nos explican cuál es su origen ni escuchamos sus pensamientos de forma directa, por lo que su aparición queda como la de una mascota simpática y mona que revolotea por la pantalla en todo momento, pero que no transmite más emociones que la ternuna de su gruñido.

De todos modos, vivir el mundo de Pokémon en el cine fue algo de agradecer para los que amamos el universo creado por Game Freak con sus videojuegos. Las dos siguientes películas de Pokémon también se estrenarían en el cine y, a día de hoy, ya hay dieciocho películas de Pokémon. La decimonovena ya está en camino y en ella saldrán Volcanion y Magearna, el nuevo Pokémon revelado recientemente. Se estrenará en el mes de julio en Japón. Por último, os dejamos con el tráiler de Pokémon: Mewtwo vs. Mew con ese tema techno que se nos quedó grabado en la memoria... Pokémon-mon...

Valoración

El éxito del fenómeno Pokémon se hizo palpable con el estreno de la primera película en cines. Los dos Pokémon más poderosos de la primera generación, Mewtwo y Mew, eran el mayor reclamo para que cualquier fan fuera a las salas a verla.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Ver a Mewtwo y a Mew en acción. La continuidad con el anime. El arranque con el tema de la serie.

Lo peor

La eliminación del prólogo. Errores de traducción en nuestro doblaje. El final no convence.

Lecturas recomendadas