Punisher: Cocina Irlandesa, de Garth Ennis - Review
Análisis

Punisher: Cocina Irlandesa, de Garth Ennis - Review

Por Jesús Delgado
-

Punisher: Cocina Irlandesa, de Garth Ennis es el tercer tomo de la serie de Marvel Saga de El Castigador. La trama enfrenta a Frank Castle contra la mafia irlandesa de Hell's Kitchen.

Tras haber leído los tomos de En el principio y Nacimiento, resultaba complicado pensar y acertar acerca de cómo Garth Ennis enfocaría las historias de Punisher MAX en el segundo arco argumental de se la serie. Por eso, cuando finalmente pudimos leer en su momento Cocina Irlandesa, esta segunda historia de la serie, nos quedamos a cuadros. 

Pero antes de seguir, un inciso. Como muchos sabréis, y si no os lo explicamos, Garth Ennis es de origen norirlandés. Eso implica que el buen señor Ennis conoce de primera mano cómo se las gastan en la pequeña isla y también es consciente de lo que ocurrió en Belfast a finales del siglo XX. Dicho de otro modo, conoce de sobra , sino por experiencia propia, sí por relatos de las luchas del IRA con los lealistas y también los entresijos del periodo histórico llamado Los Problemas (The Troubles). De ahí que cuando escribe la historia de Cocina Irlandesa se note por un lado sus simpatías pero también cierto dominio del tema en el que se centra esta segunda historia: la relación entre el IRA y la mafia irlandesa del Hell's Kitchen, Nueva York.

La trama que propone Garth Ennis es una guerra fraticida entre distintos herederos de un señor del crimen, quienes intentan matarse entre sí para hacerse con las coordenadas que tienen cada uno de ellos y que conduce hacia un botín que les hará ricos. La guerra, claro, amenazaría con devastar todo el barrio de Hell's Kitchen si, por desgracia para ellos, una de sus bombas no hubiera pillado de refilón a cierto vigilante malcarado y más bien "cascarrabias" llamado Frank Castle. 

Como ratas en un tonel

Está claro que Ennis tiene ganas de darle tralla al IRA y criticar a los irlandeses de ultramar. Cocina Irlandesa es un retrato satírico de lo peor que Hell's Kitchen y los inmigrantes irlandeses han dado a luz. Pero también de lo peor que Irlanda ha parido. Al menos en opinión de Garth Ennis. Ojo, que no con esto decimos que el guionista desbarre o sea maniqueo por mero capricho. Cuando realiza un retrato tan negativo de una serie de sujetos lo tiene muy claro: no nos está vendiendo un despechado panfleto político, sino que es tendencioso por necesidades de argumento y porque a fin de cuentas también desea denunciar a una serie de individuos y grupos, representados por los antagonistas de este cómic.

Antagonistas, ojo, que en realidad ejercen de protagonistas, puesto que el peso de la trama lo llevan ellos. Efectivamente, Punisher está (¡y de qué manera!) pero más como secundario que como estrella principal. La auténtica carga dramática la sostienen precisamente los criminales quienes con sus miserias y motivados por las migajas dejadas por el cadáver del antiguo señor de Hell's Kitchen, inician una guerra cainita enfrentando a la parentela a muerte. Lo dicho, como ratas en un tonel. Esto, por cierto, no es sino una metáfora con la que Ennis quiere señalar también la propia condición de muchos irlandeses y la manera en la que se enfrentan entre sí, denunciando también uno de los "vicios nacionales" de su isla. O al menos eso queremos entender. 

En sí, la historia está bastante cuidada y es divertida. Los diálogos son ingeniosos y los fans de Garth Ennis no se sentirán defraudados. Pero, ojo al dato, nuevamente tenemos a un Ennis al que lo bruto, vulgar y escatológico le gusta más que a un tonto un palo. De hecho, quizá uno de sus fallos, salvo que tengáis alta tolerancia a la violencia sea el inmeso índice de bestialidades del cómic.

Además, cuenta con una pequeña tara. Cocina Irlandesa no ostenta una narrativa tan cuidada como los pasos tomos de la colección Marvel Saga. En ocasiones, si el lector se despista, es posible que se pierda y deba de releer algún pasaje, puesto que es más fácil de lo que parece perderse según qué detalles importantes. 

Cabe señalar, aparte, que las ilustraciones de Leandro Fernández (X-Factor, Queen & Country), principal dibujante de la obra, cumplen muy bien para el fin de la historia. El estilo del ilustrador es más ortodoxo y comiquero que el de la anterior entrega y, de hecho, hace su lectura más digerible. A esto ayuda también la tinta y el color de Dean White, quien en lugar de buscar un tono sórdido o excesivamente "serio y oscuro", apuesta por atmósferas y paletas más ricas y coloridas, que, sin embargo, no dulcifican la narración.

Por cierto, antes de que lo digáis. Efectivamente, este tomo ha servido de inspiración para algunos detalles de la temporada 2 de Marvel's Daredevil de Netflix. De hecho, y más concretamente, para sus episodios iniciales, relacionados con la mafia irlandesa. Sobre qué personajes y elementos toma no entraremos en detalle. Eso os lo dejamos a vosotros para que os entretengáis tanto con la serie como el cómic. ¡Buen provecho y salud! 

Punisher: Cocina Irlandesa, de Garth Ennis - Review

El Castigador: Cocina Irlandesa es el tercer tomo de la serie dedicada a Punisher en el sello Marvel Saga. Panini lo ha editado recientemente al precio de 15,00 euros. 

Valoración

Cocina Irlandesa plantea otro tipo de historia centrada en los antagonistas en lugar de en Frank Castle. La crítica de Ennis a la violencia en Irlanda del Norte queda patente en esta obra.

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

El planteamiento de la trama, centrada en la mafia en lugar de el Castigador. La crítica de Ennis como oriundo de Irlanda del Norte.

Lo peor

La acción a veces se enfarranga. Ennis se pierde en su propio laberinto de barbaridades.

Lecturas recomendadas