Rat Queens es uno de los grandes cómics del panorama actual. Norma editorial ha publicado en España finalmente su primer volumen, titulado Descaro y Brujería. Esta es la review de su primer tomo.
Análisis

Rat Queens: Descaro y Brujería - Review de un cómic que has de leer

Por Jesús Delgado
-

Rat Queens es uno de los grandes cómics del panorama actual. Norma editorial ha publicado en España finalmente su primer volumen, titulado Descaro y Brujería. Esta es la review de su primer tomo.

Si leéis nuestras recomendaciones mensuales de cómic, seguramente recordéis los títulos de nuestro mejores cómics de abril de 2017. Entre los títulos que os dejamos, se encontraba Rat Queens, un cómic que lleva pegando fuerte en el sector del cómic independiente americano, pero que finalmente nos llega a España bajo el sello de Norma editorial.

Norma ha publicado el volumen 1 de esta serie,  que se titula  Descaro y Brujería. En él se nos presenta una aventura épica, cuanto menos atípica y sí muy actual. La trama arranca en un mundo de fantasía típico (dragones, elfos, orcos, enanos, magos, etc...). Más concretamente, la historia empieza en la ciudad Palisade, hogar de varios grupos de mercenarios, de entre los que destacan las Rat Queens. 

Las Rat Queens son, básicamente, cuatro mujeres que responden a los roles típicos del los grupos de aventureros: Violet, la enana hipster es la guerrera tanque; Dee, la clériga humana atea, es la healer, Dee, la elfa maga rockabilly, es el DPS 1 y Betty, la gnoma pícara y hippy es el segundo DPS. Las cuatro, claro, se comportan como el típico grupo de aventureros de las partidas de rol, siempre preocupadas por el botín, las borracheras y, ¿cómo no?, un buen polvo.  Con estad prioridades, lógicamente, suelen entrar en conflicto con otros grupos de aventureros/as, que objetivos muy similares, dejando Palisade patas arriba cada dos por tres. 

La ciudad y sus habitantes, hartos de los mercenarios (y en especial de estas cuatro elementas), deciden poner remedio a esta recurrente situación. ¿Cómo? Poniéndoles Quests para que se entretengan un poco, y de paso les den tiempo a reconstruir todo lo que han arrasado durante su última juerga. Claro que nada es tan sencillo y, pronto, las heroínas y sus aliados descubrirán un siniestro complot contras ellas y la ciudad. 

Y hasta aquí la sinopsis. Si queréis saber más motivos por los que deberíais leer Rat Queens, vamos a ello ahora mismo.

ELSDA + Snatch + Buffy + Resacón en Las Vegas

Y no preguntéis quién de las cuatro sería Alan. No estamos para semejante pregunta. El cómic escrito por Kurtis J. Wiebe es una autentica salvajada y se nota que el guionista domina y conoce no solo las reglas narrativas más elementales de la aventura y de la comedia, sino también las leyes que rigen los relatos de fantasía épica: sus tropos, estereotipos y demás elementos que construyen relatos como los de los libros de Tolkien o Reinos Olvidados. Ahora bien, haciendo parodia de esto último, el autor entra a cuchillo. viviseccionado el género de la Fantasía Épica y los relatos de Espada y Hechicería.

El primer destripamiento viene por el cambio de género. Estamos habituados a que los héroes sean pichabravas, borrachos, malhablados, pedencieros y, de vez en cuanto, algo ruines. Esto, claro, no es algo a lo que estemos acostumbrados si invertimos el sexo y vemos a mujeres ser tan zafias como los héroes masculinos. Aunque, bueno, algo de eso ya se veía en algunas excepciones. Sirva como ejemplo Slayers, en donde Reena Inverse no era lo que se dice un modelo de conducta. 

Por cierto, hablando de Slayers, ¿Os acordáis de cómo acabó el anime original?

Y ojo, el guionista no es en modo alguno frívolo ni torpe. Esta "inversión" de roles realmente lo único que hace es equiparar una serie de arquetipos, demostrando que un buen personaje no depende de su sexo para estar determinado. ¡Más aún! El sexo y la sexualidad solo son ingredientes adicionales de la construcción de cada personaje. Con tan buen cóctel, no nos extraña que haya planes incluso para una serie de televisión de Rat Queens en el futuro

Al margen de eso, hemos de señalar que estamos ante una historia tremendamente entretenida, fluída y muy divertida. Sus diálogos son brutales, los juegos de palabras y las rupturas de lo habitual sencillamente frescas. Y, lo mejor de todo, no te esperas las salidas de tono y de guión. Además, cabe destacar que respecto al material original, la traducción española de Ernest Riera es una pasada. De lo mejor que hemos leído en mucho mucho tiempo. Su lectura es tan gratificante que encantará tanto a lectores novatos como a gente ya baqueteada en la lectura de diversos tipos de cómic (europeo, manga, superhéroes, etc...).

Paralelamente, hemos de señalar que el ilustrador de este primer tomo de Rat Queens, Roc Upchurch es una gozada. Los diseños de los personajes son extraordinarios, plagados de pequeños detalles. Los escenarios y el color, espectaculares. Y el acabado, brillante. No es de extrañar que Image (su editorial madre) estuviera tan encantada con este título. Además, dentro de las viñetas, la fluidez de movimiento, las proporciones anatómicas y la plasticidad de las ilustraciones son de lo mejor del cómic actual.

De hecho, creemos que la única pega de Rat Queens serán las siguientes. En primera instancia, que el primer tomo deja el listón altísimo. Nos consta que las siguientes aventuras decaen un poco. En segundo lugar, estarán esos lectores que no puedan aceptar que el mundo del cómic ya no es solo cosa de "señores" blancos y occidentales. Los postulados caducos de lo que se entendían por cómic y las reglas y roles en las que se fundamentaban las historias hace cuarenta años entran en conflicto directo con el planteamiento de esta obra. De ahí que solo el sector más rancio y reaccionario cargará contra ella al no ser "más de lo mismo" y sí una obra progresista, pero con soberbio buen gusto y ni un solo complejo a la hora de desarrollarse.

En serio, amigos lectores, os recomendamos la lectura Rat Queens: Descaro y Brujería de Norma editorial. No os arrepentiréis. 

Valoración

Fresco, novedoso, divertido descarado y, lo mejor de todo: les encantará a los lectores veteranos tanto como a los novicios. ¡Muy recomendable!

Hobby

83

Muy bueno

Lo mejor

La equiparación de roles y los géneros no es frívolo. El sexo de los personajes no determina los personajes. Su sentido del humor. Su traducción.

Lo peor

A veces se pasa de bestia. No es una lectura recomendada tampoco para lectores retrógados y reaccionarios. Su primer volumen pone el listón muy alto.