Autasasinofilia
Análisis

Reseña de Autasasinofilia, ¡Quiero ser asesinado por una colegiala! tomo 1

Por Daniel Quesada
-

Si crees que escondes secretos de cara a los demás, prepárate a conocer a un profesor cuyo mayor "hobby" consiste en imaginar cómo lo asesinan...

Ayer mismo os comentábamos que Usumaru Furuya es un mangaka bastante desconocido en nuestro país, pero que merece ser investigado por su catálogo de historias, tan imaginativas como truculentas. Tal es el caso de este manga que nos trae la editorial Ponent Mon: Autasasinofilia, ¡Quiero ser asesinado por una colegiala! es una historia tan extraña e inquietante como su propio título os hará sospechar.

Autasasinofilia

Cuenta la historia de Haruto Nagashiyama, un profesor de instituto aparentemente ejemplar, pero que esconde un oscuro secreto: se excita sexualmente al pensar que muere asesinado por una colegiala. Este arranque de guión, por rocambolesco que parezca, es plausible, ya que la autasasinofilia es una parafilia sexual que existe en la realidad. Así, los que la padecen se excitan ante el riesgo de morir o, más concretamente, de ser asesinados. Así, al igual que Haruto, pueden llegar a ahogarse voluntariamente para ver qué se siente.

La historia de este manga juega muy bien con esa idea, ya que, como si de un Dorian Gray se tratara, su protagonista parece el modelo a seguir: inteligente, servicial y atractivo, llama la atención para bien de los estudiantes que lo rodean, sin que sepan que de vez en cuando imagina cómo ellos mismos lo estrangulan.

Usumaru Furuya va más allá y plantea otros trastornos en personajes cercanos al protagonista: una de las estudiantes, que parece ser la única capaz de intuir que hay algo oscuro en Haruto, padece Asperger, por lo que es incapaz de entender las emociones humanas del todo. Su mejor amiga, por otro lado, tiene trastorno de personalidad múltiple, que la convierte en una especie de Jeckyl y Hide. Mientras los diferentes actores muestran su carácter, el protagonista planea la forma ideal en la que será asesinado.

Autasasinofilia

Con todas estas cartas sobre la mesa, Autasasinofilia, ¡Quiero ser asesinado por una colegiala! va construyendo una historia lenta para cada vez más inquietante, en la que no faltan algunas escenas realmente turbadoras: viñetas en las que Haruto tiene el rostro desencajado por los ahogos o incluso en las que se ve como un cadáver, miradas psicóticas de la estudiante... Se muestran sin pudor los momentos de excitación sexual o incluso algunos momentos de sexo, pero siempre con la sutileza suficiente. En cualquier caso, cuidado por si lo vais leyendo en el metro o en el bus y al pasar la página os encontráis con alguna sorpresita...

A la vez, todo está narrado con composiciones y dibujos sobrios y elegantes, algo más claros que los que vimos en 51 maneras de proteger a tu novia (hay varios años de diferencia entre esa obra y esta y se nota la madurez del autor) por lo que la lectura se hace muy sencilla. Hay especial detalle en la creación de los escenarios y en la expresividad de los personajes, la cual resulta fundamental para comprender este duelo de secretos.

Autasasinofilia

En sus momentos más siniestros, recuerda a clásicos del terror como los mangas de Junji Ito. En cualquier caso, esta historia se articula más bien en torno a las leyes del thriller, ya que todos los personajes tienen una personalidad muy marcada y algo que esconder. Curiosamente, los personajes que parecen más simples son los que tienen más papeletas de evolucionar para bien en la historia...

Si os ha picado la curiosidad por este extraño seinen, podéis comprar el primer tomo de Autasasinofilia (en blanco y negro y con unas generosas 230 páginas) por unos 15 euros a partir de julio. El segundo tomo y último llegará ese mismo mes. Disfrutadlo, pero eso sí, no os dejéis llevar por sus ideas, que morir no es vivir...

Valoración

Una idea tan oscura como efectiva, que sabe proponernos un thriller relajado y perverso, dentro del típico entorno manga de las relaciones de instituto.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Las imágenes más extremas, que nos pasean por los recovecos de la psique de los protagonistas.

Lo peor

Este primer tomo aún está poniendo las piezas en el tablero y se queda algo cojo de tensión.

Lecturas recomendadas