51 maneras de proteger a tu novia
Análisis

Reseña del manga 51 maneras de proteger a tu novia, tomo 1

Por Daniel Quesada
-

51 maneras de proteger a tu novia aborda una de las facetas culturales que forman parte de la naturaleza de Japón: el miedo latente a que llegue un gran terremoto. Las islas de este pais se encuentran una zona de particular actividad sísmica, por lo que desde niños son educados para saber cómo actuar si un terremoto o tsunami golpean la rutina de sus vidas. Y, a pesar de todo, ¿estarían preparados para una catástrofe máxima?

Esa es la base desde la que parte 51 maneras de proteger a tu novia, el manga del siempre sorprendente Usamaru Furuya (autor también de Autasasinofilia o del extrañísimo Short Cuts). En realidad, esta no es una de sus obras más surrealistas, ya que el argumento, en términos generales, resulta bastante convencional: un chico que se esfuerza por ser valiente, coincide casualmente con una antigua compañera de estudios y, tras un enorme terremoto, ambos tendrán que aprender a cooperar para sobrevivir. Lejos quedan otras piezas de Furuya en las que las perversiones más ocultas del ser humano salen a flote, pero eso no impide que con este manga (Kanojo Wo Mamoru 51 no Hoho, en su versión original) se nos pongan los pelos de punta en varias ocasiones.

51 maneras de proteger a tu novia

Al principio, destaca la forma tan efectista en la que se muestra el desconcierto y la impotencia con la que los protagonistas han de esperar hasta que pase un terremoto de 8 grados en la escala Richter. Después, Furuya demuestra su capacidad para emocionar con una serie de viñetas en las que contemplamos el caos que llegaría a continuación: muertes terribles, familias separadas y pérdidas de toda clase de vidas, desde niños a ancianos. Salvo en un par de viñetas, no hay profusión de gore, pero los rostros desencajados y los gritos acumulados bastan para que nos contagiemos de la frustración que siente Jin Mishima, el protagonista: quiere salvar a todos, pero la situación lo supera. En algún momento tiene que ser análitico y pensar en sí mismo.

¿Quieres conocer este manga? ¡Sorteamos 5 copias del primer tomo!

Este primer tomo de 51 maneras de proteger a tu novia es interesante no solo por mostrar sentimientos extremos, sino porque también indaga en las consecuencias físicas que sufriría una ciudad como Tokio tras un desastre de estas magnitudes. En concreto, este tomo arranca en la isla de Odaiba, un sector artificial de la ciudad que todo aquel que haya visitado la ciudad de Japón recordará. Hay numerosas referencias a puntos clave de la zona, como la Estatua de la Libertad que efectivamente podemos ver allí, o el edificio de Alps TV, una parodia de la sede de Fuji TV que encontramos en la realidad. Así, la representación tan fidedigna de la ciudad hace que to parezca más creíble.

Más allá del propio terremoto, la historia gira en torno a la relación de Jin con Roruko, la chica a la que se encuentra por casualidad y que ha pasado de ser una chica aplicada y mona en el instituto a convertirse en una gothic lolita que se refugia de la realidad gracias a su ropa y la música que escucha. No hace falta tener un máster en guión para entender que a lo largo de los próximos tomos su relación se irá abriendo y ella usará el valor de Jin como motor para cambiar, a la par que él entenderá mejor el infierno por el que ella ha pasado hasta su transformación.

51 maneras de proteger a tu novia

Esta faceta de la historia resulta algo más manida pero aún así se lee con comodidad, gracias a la maestría y naturalidad con la que el autor pasa de un tema a otro sin resultar particularmente sensiblero. Se ha criticado que este manga es algo más descafeinado que otros de Furuya por temas como este (os aseguramos que puede ser MUY EXTREMO en otras historias, a la altura o más allá de obras seinen tipo Gantz), pero por suerte no canibaliza el conjunto de la historia.

En conjunto, 51 maneras de proteger a tu novia es una colección que sabe mantener la tensión y, sobre todo, transmite con mucho acierto lo que sentiríamos en un contexto que, ojalá, nadie tuviera que vivir nunca. Antes de acabar, queremos agradecer a la editorial Ponent Mon su valor a la hora de lanzar obras como esta o la ya citada Autasasinofilia, cuyas temáticas algo más arriesgadas podrían haberse quedado fuera del circuito editorial español. Les deseamos que el único terremoto que vean sea el de las ventas atronadoras de obras así de curiosas.

Valoración

Una historia que nos pasea por sentimientos extremos que todos podríamos llegar a vivir algún día. No es revolucionaria, pero sí efectiva tanto en lo narrativo como en lo visual.

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

La efectividad con la que muestra la desesperación generada por el terremoto.

Lo peor

Peca de algunos clichés propios del género, como el "chico obligado a ser caballero blanco".

Lecturas recomendadas