Principal análisis RE 7
Análisis

Resident Evil 7 Biohazard - Análisis del survival horror de PS4, Xbox One y PC

Por David Martínez
-

Versión comentada: PS4

¿Hace cuánto que no pasáis miedo delante de un videojuego? Resident Evil 7 Biohazard consigue recuperar la esencia del "survival horror". Un juego que nos devuelve los enemigos implacables, lugares aterradores, exploración y puzles de la saga clásica, pero con una nueva perspectiva. ¡Y también en realidad virtual!

El análisis de Resident Evil 7 Biohazard llega precedido de airadas discusiones. El "survival horror" de Capcom ha cambiado la clásica perspectiva en tercera persona por una cámara subjetiva, y aún así, la compañía se vanagloria de haber recuperado la esencia de los juegos de terror tradicionales, ¿lo ha conseguido? La respuesta es un sí rotundo. Resident Evil VII Biohazard consigue que sintamos el miedo como antaño: sufrimos por la escasez de munición y hierbas curativas, recorremos los mismos escenarios una y otra vez en busca de llaves, resolvemos puzles y evitamos la persecución implacable de unos enemigos que ponen los pelos de punta. Y además, se han resuelto los problemas de control originados por el sistema de cámaras fijas.

Guía y trucos de Resident Evil 7 Biohazard

La primera hora de juego (de la que no vamos a hacer spoilers por petición expresa de la desarrolladora) alcanza unas cotas de tensión que nos han recordado al inicio de Silent Hill, toda una referencia en el género. Así es como RE7 consigue atraparnos: nos desconcierta con la historia de Mia Winters, desaparecida hace tres años. Nos pone en la piel de Ethan (su marido) y nos lanza de bruces a la mansión Baker en Louisiana, un lugar en que se amontonan las desapariciones en circunstancias extrañas. A partir de ese momento nos golpea con un ritmo perfecto, que alterna momentos de exploración con huidas desesperadas.

RE7 4

Bienvenido a la familia, chico

Porque en la mansión nos espera la familia Baker. Ellos son los verdaderos protagonistas del juego: Jack, el padre tiene una fuerza y resistencia sobrehumanas, Marguerite, la madre, puede lanzar contra nosotros enjambres de insectos, y Lucas Baker, el hijo, es capaz de regenerar partes de su cuerpo. Ellos tres toman el papel de Nemesis, y se dedican a perseguirnos por distintos tramos del juego. No podemos eliminarlos, sino que tendremos que escondernos en las sombras y dejar que pasen, o salir corriendo, como en Resident Evil 3. La inteligencia de estos personajes es irregular: en algunos momentos nos sorprende su forma de seguirnos el rastro, y en otros parecen "cegatos", pero en general, mejoran lo que hemos experimentado en Outlast o Alien Isolation

El retrato de esta familia de maniacos es perfecto. A través de sus diálogos, su forma de actuar y de secuencias como la cena (directamente sacada de La matanza de Texas) conocemos a nuestros rivales en Resident Evil 7. Cuando les tenemos delante, pasamos miedo, pero todavía es peor cuando no sabemos dónde están, y nos tememos que aparezcan detrás de la siguiente esquina. Para que tengamos esta sensación se combinan una serie de recursos audiovisuales infalibles.

RE7 2

En primer lugar, la mansión sureña donde se desarrolla la primera parte del juego (hay dos escenarios más, que no vamos a revelar) tiene una iluminación perfecta, una paleta de colores apagados e infinidad de detalles que nos sumergen en un ambiente cálido y pesado, en que la putrefacción casi se puede palpar. La casa está "decorada" con detalles escalofriantes. ¿Qué os da más miedo? ¿Encontrar una anciana en silla de ruedas en los lugares más insospechados? ¿Investigar entre cucarachas y restos humanos? ¿O quizá las apariciones y los juguetes antiguos que se mueven? En Resident Evil 7 hay de todo. Es un experimento que toma referencias del terror moderno como Las colinas tienen ojos, SAW o The Ring, y las administra en su justa medida. 

Resident Evil 7: Biohazard

El apartado visual ayuda. Resident Evil VII Biohazard está realizado con un nuevo motor gráfico - el RE Engine- que  le da un filtro "sucio" a las imágenes, como si estuviera grabado con vídeo digital. Además, la cámara tiene sus particularidades. Aunque se trate de un juego en primera persona, no vamos encarando el arma como en Doom o Call of Duty, sino que la mirada es un poco más alta,  y la velocidad a la que nos movemos resulta más real. Y lo mismo podemos decir de los modelos de Mia Winters o los Baker, con un acabado fotorrealista.

RE7

Como podéis imaginar, la inmersión no es total si el apartado sonoro no contribuye.  Y en este sentido se combinan unos efectos perfectos, un gran doblaje al castellano y una banda sonora efectiva, en que destaca el tema Go Tell Aunt Rhody, interpretado por Jordan Reyne con un estilo macabro. En más de una ocasión nos hemos encontrado mirando sobre el hombro por si se había puesto alguien a nuestras espaldas. 

Terror para todos

El argumento de Resident Evil 7 es prácticamente independiente. Es una historia de terror que funciona, tanto para los jugadores que no han probado nunca la saga, como para  los veteranos, que van a agradecer algunos detalles. No sólo nos referimos al hecho de utilizar as tarjetas roja y azul, puntos de guardado o hierbas curativas, sino también a otras referencias más profundas, repartidas en fotografías y documentos, y a la inevitable aparición de Umbrella. El ojo entrenado, hasta encontrará algún guiño a Street Fighter repartido por la mansión Baker

Pero en cualquier caso, se trata de un cambio de rumbo. Frente a la grandilocuencia, el ritmo hollwoodiense y las calles llenas de zombis de Resident Evil 6, este título vuelve a un ambiente más íntimo, en que estaremos más preocupados por salvar el pellejo que por salvar el mundo. Por supuesto que nos vamos a cruzar con enemigos finales de tamaño descomunal, pero son menos, y no se alargan en interminables transformaciones. En cuanto a los peligros más frecuentes, además de los Baker, sólo nos cruzamos con insectos y holomorfos (unos monstruos que recuerdan al Tyrant). 

Los puzles son bastante ingeniosos. Y la posibilidad de jugar cuatro historias anteriores (a través cintas de vídeo VHS ocultas en la casa) le añade profundidad a este "survival horror". En cualquier caso, en ningún momento nos hemos quedado atascados sin saber qué hacer. Todos tienen una solución lógica e intuitiva. 

Resident Evil 7: Biohazard

Sin embargo, no es un juego demasiado largo. Por supuesto, esta estimación depende mucho de vuestra gestión del inventario y lo conservadores que seáis a la hora de salvar la partida, pero nosotros lo hemos terminado en nueve horas, con suministros de sobra. Como corresponde a cualquier Resident, podemos repetir en un nivel de dificultad adicional -manicomio-, equipados con un manuscrito de secretos de la defensa y la pistola automática Albert-01R. Y además, hay una decisión que cambia el final (y un combate en el último tercio del juego). Pero no es gran cosa. 

Podemos conectarnos a RE.Net para subir nuestras puntuaciones y competir con otros jugadores de todo el mundo, y además ya se ha anunciado el pase de temporada (que tiene un precio adicional de 29,99 euros). En primavera recibiremos un primer DLC gratuito llamado "Not a hero" que añadirá un nuevo capítulo a la historia. Y por supuesto, también hay coleccionables: 18 monedas antiguas, 32 documentos y 20 estatuillas Mr. Everywhere que destruir. 

Cuando el terror es real

Ya lo habíamos experimentado con las demos, en particular The Kitchen, pero es que jugar a Resident Evil 7 en realidad virtual (exclusivo para PlayStation VR durante un año) es una experiencia para valientes. Lo decimos completamente en serio, después de jugar la primera hora, nos preguntamos si no sería mejor quitarse las gafas de realidad virtual y jugar en una pantalla, porque la inmersión es total y nos hace sufrir bastante.

Uno se siente como Ethan Winters, así que preparaos para pasarlo mal, asustaros e incluso soltar algún grito. Durante las secuencias de exploración, PlayStation VR se comporta perfectamente, el juego resulta intuitivo y hace que la resolución de algunos puzles -como la cinta VHS Cumpleaños Feliz- se conviertan en algo épico. El sistema de cámara gradual (cada vez que tocamos el stick derecho del Dual Shock 4, la cámara gira de golpe unos 15 grados) funciona bien. Sin embargo, en algunos enfrentamientos, en especial contra los enemigos finales, nos tenemos que mover deprisa y podemos marearnos.

También es verdad que se pierden efectos gráficos, que las secuencias están interrumpidas por fundidos a negro (mientras que en el juego original transcurren sin pausa) y que el efecto de "brazos flotantes" de nuestro protagonista a veces desconcierta un poco. 

Con todo, es el mejor juego que hemos probado para PSVR. No sólo es el más largo y completo (se puede jugar al 100% en realidad virtual) sino que las sensaciones son inmejorables. Resident Evil 7 es un juego imprescindible para cualquiera que quiera comprobar hasta dónde llega esta nueva tecnología, y nos llena de esperanza respecto a lo que podrán conseguir otras desarrolladoras en el futuro.

Pro cierto, si lo jugamos en PS4 PRO, podremos disfrutar del juego en 4K y a 60 FPS, lo que resalta todavía más su línea visual oscura y opresiva.  

RE7 3

 Últimas voluntades

Los fans del género le habían pedido a Capcom un regreso al "survival horror" puro. Sin embargo, no esperábamos que un juego como Resident Evil 7 pudiese recuperar la esencia de los originales, e innovar en los aspectos técnicos (y en la perspectiva). Y para ponerle la guinda, si lo jugamos con PSVR resulta mucho más intenso y aterrador.

Cuando ya pensábamos que no volveríamos a pasar miedo frente a nuestra consola, Resident Evil ha dado un golpe de mano y nos ha demostrado por qué se le considera el padre del género moderno. El único "pero" que le podemos poner es su corta duración, y que los dos finales y los coleccionables no sean suficiente para alargar su vida durante mucho más. 

Valoración

Resident Evil 7 consigue recuperar a esencia de los primeros juegos de la saga; es una aventura de terror muy sólida, con una primera hora memorable, y una nueva perspectiva, que le ha sentado de maravilla. Ofrece el cambio de dirección que Resident Evil necesitaba, de nuevo hacia el terror, la exploración y los puzles, alejándose de la acción.

Hobby

93

Excelente

Lo mejor

Recupera la esencia del "survival horror" con un desarrollo actualizado. Es una experiencia aterradora. Lo mejor que hemos probado en PlayStation VR.

Lo peor

Es corto, apenas nueve horas en modo normal, pero rejugable. Tampoco hay mucha variedad de enemigos. La demo The Kitchen no está en el juego final.

Lecturas recomendadas