Análisis

Review completa del licenciado FIFA 11

Por José Luis Sanz
-

FIFA 11 ha triunfado. Sin lugar a dudas, nos encontramos ante uno de los juegos que más se han esforzado en los últimos años por superar la barrera psicológica que suponía competir sin descanso contra los PES de Konami. Y como el alumno perseverante, exigente y trabajador, FIFA 11 ha conseguido ponerse por encima y dejar al maestro atrás.

El camino de FIFA ha sido muy duro. No sólo había que luchar contra un juego, sino contra una leyenda. PES se había echado a dormir, contento por la fama de mejor juego de fútbol que había cosechado gracias a sus versiones de PSX y PS2. FIFA, entonces, vagaba por nuestras consolas intentando convencernos de que las licencias oficiales eran razón suficiente para ponernos a jugar con él. Pero no, en un juego de fútbol, lo importante es el fútbol, y no la decoración.

De FIFA al cielo

Ahora no es el momento de recordar cómo eran los FIFA cuando era el segundón de la clase, pero todos tenemos en la memoria ediciones donde la pelota parecía un globo, pases incontrolables o disparos a puerta ingobernables. Eran otros tiempos en los que Electronic Arts intentaba convencernos a golpe de motion capture y jugadores famosos como Raúl, Morientes, Mendieta o Xavi.

Ahora FIFA 11 es un juego de fútbol, con todo lo que eso significa, incluyendo, obviamente, el despliegue de licencias oficiales que otorga tener a la FIFA dándote la bendición urbi et orbi año tras año.

Ahora, en FIFA 11, el balón es de verdad, bota como debe y se comporta como tal cuando damos un pase o rematamos. Pero más importante aún. Los movimientos y animaciones de los futbolistas parecen reales, se ve perfectamente cómo colocan el cuerpo para tirar a puerta o cómo controlan un balón imposible en carrera poniendo el empeine. ¡Y nos da lo mismo si Electronic Arts lo ha conseguido con una técnica de motion capture o de mosion captur!

Pero aún hay más. FIFA 11 nos ofrece un recital de opciones para manejar las alineaciones, crear tácticas y jugarle al rival como mandan los cánones del buen entrenador. Y lo más importante de estas opciones es que esos pequeños cambios que podemos hacer al pasar de un 4-3-3 a un 4-1-4-1 se notan al instante. Y eso, amigos de HobbyNews, se llama FÚTBOL. Con mayúsculas.

Más y más cosas

FIFA 11 adorna todo este cargamento de fútbol con el emboltorio típico de licencias oficiales. Estadios, cánticos desde la grada, uniformes, publicidades, jugadores, equipos de todas las ligas imaginables con sus plantillas para la temporada 2010/11, etc. Podría seguir enumerando novedades que incorpora, que si el 360º dribbling, que si regates hábiles, que si juego físico, que si urgencias de jugadores...

Todo lo anterior está muy bien, ¡¡bravo por EA Sports!!, pero al final lo que nos dice si un juego de fútbol es bueno o no es el instinto de seleccionador nacional que todos llevamos dentro. Electronic Arts es muy dada a fabricar tecnologías, aparatosas descripciones para cosas que, por ser un juego de fútbol, tendrían que venir de serie y que sobran. 

Lo que importa es la sensación de fútbol, de estar manejando el partido, de ver por qué el adversario (humano a través de Internet o máquina) nos está destrozando por las bandas o que los cambios defensivos que hacemos para ganar un puntito funcionan. Y es aquí donde FIFA 11 más nos ha cautivado.

¿Me cambio al FIFA?

Electronic Arts, con FIFA 11, ha conseguido  su objetivo con mucho trabajo. Al juego en sí le ha añadido un montón de modos que alegran el viejo desarrollo de partidos y partidos sin fin. Podremos controlar a un único jugador y saber lo que siente un portero se la Liga Adelante al que acribillan a balonazos, o entrenar y sumergirnos en Internet en apasionantes competiciones. Todo por el mismo precio.

FIFA 11 puede presumir de estar por encima de PES en estos momentos. Solo falta saber si a la barrera de calidad que ha logrado superar se une la del día a día, la de miles de jugadores que tendrían que dejar su PES, su control del pad de PS3 o Xbox 360, para empezar de cero en FIFA 11.

La pregunta es sencilla: ¿los fans de PES están dispuestos a hacer tamaño esfuerzo?

Valoración

El juego de fútbol por excelencia. La saga más longeva de los últimos 20 años regresa con lo mejor del deporte rey comprimido en un montón de apabullantes gigas. Fútbol espectáculo y real como la vida misma.

Hobby

89

Muy bueno

Lo mejor

Las licencias, las ligas oficiales y su ambientación tan real.

Lo peor

Le falta un pequeño toque de dificultad para hacerlo mucho más divertido.

Lecturas recomendadas