Análisis

Review con zombies de Dead Rising 2

Por Sergio Gracia
-

Dead Rising 2... ¡¡cuánto tiempo lo hemos estado esperando!! Y ya está aquí. Los poseedores de una Xbox 360 ya han podido hincarle el diente a su prólogo, Dead Rising 2 Case Zero que, sin duda, ha servido para entrenarnos de cara a lo que se nos viene encima con esta segunda parte. Y es que si algo tienen los Dead Rising es que nunca nos aburriremos de machacar zombies con cualquier arma o utensilio que nos encontremos.

Pues bien, con esta segunda entrega de Dead Rising, Capcom ha querido redimirse de algunos fallos cometidos en el juego original y aunque resultó ser sobresaliente, contaba con algunos pequeños defectos que, sin duda, le restaban puntos de forma inevitable. Parece ser que esta vez se han puesto las pilas y, aunque sí es cierto que sigue arrastrando algunas manchas de su antecesor, no lo es menos que ha mejorado notablemente. Así que, ¡¡fans de los zombies y los juegos de acción!! Preparáos porque Dead Rising 2 vuelve a nuestras consolas y lo hace con un único objetivo: afianzarse como uno de los juegos más divertidos del año, pero... ¿lo conseguirá?

Chuck Greene, cazador de zombies profesional

A estas alturas ya conoceréis a Chuck Greene, el nuevo protagonista de la saga Dead Rising. Seguramente, si jugaste al original, estés preocupado por la pérdida de Frank West y, sobre todo, de su cámara de fotos. Sin duda la integración del sistema de fotografías en Dead Rising fue uno de sus puntos fuertes, y nos proporcionó horas de diversión por el simple hecho de sacar fotos a zombies con cabeza de Servbot o al escote de una buena moza...

Pero, por desgracia, en Dead Rising 2 todo eso ya es historia. Pero no te preocupes, puede que eches de menos a tu fiel cámara réflex cuando estés jugando a Dead Rising 2, pero te aseguramos que, cuando comiences a machacar zombies con tus armas personalizadas, te olvidarás rápidamente de lo que era tirar una foto mientras estabas siendo rodeado por cientos de bestias hambrientas.

Si hay algo que ha mejorado con respecto a Dead Rising es su guión. Sí, la base de la historia vuelven a ser, como no podía ser de otra manera, los no-muertos, pero esta vez se ha profundizado mucho más. Ahora, salir del refugio será algo más que una misión secundaria, y el que te den un motivo para abandonar un recinto seguro y sumergirte en un océano de zombies es de agradecer.

En Dead Rising 2 tendremos que aguantar, una vez más, 72 horas hasta que lleguen los refuerzos y nos saquen sanos y salvos del refugio. Tú decides qué hacer en esas 72 horas, si liberar a todos los supervivientes (hay un total de 118, y os recomendamos que estéis bien pendientes de ellos desde el minuto cero si queréis rescatarlos a todos...), realizar todas las misiones, matar a todos los psicópatas... Hay variedad para dar y tomar y, desde luego, que tendrás que administrarte el tiempo lo mejor posible.

Otro de los puntos fuertes que suple la carencia de la cámara de fotos es, como ya hemos comentado anteriormente, las armas manufacturadas. Podremos combinar varias armas para conseguir una más potente, duradera y, cómo no, divertida. Tendremos una cantidad enorme de posibilidades a la hora de fabricar nuestras propias armas, y cada vez que matemos a un zombie con una de estas preciosidades conseguiremos más puntos de prestigio, lo que se traduce en nuevos niveles, habilidades, más huecos para nuestro inventario... (y os aseguramos que rezaréis por tener más espacio).

Y llegamos a las mejoras que se pedían a gritos. La primera de ellas es la Inteligencia Artificial de los supervivientes. Seguro que todos hemos sufrido por la escasa inteligencia (por no decir nula) de los supervivientes de Dead Rising. ¿Cuántas veces hemos tenido que volver sobre nuestros pasos porque uno de estos indeseables personajes se ha quedado atascado en una esquina? Y claro, los zombies, que son más inteligentes que ellos, no desaprovechan la oportunidad para darse un buen banquete... ¡¡maldita IA!!

Pues bien, todo eso no será más que una anécdota del pasado con Dead Rising 2, y es que la Inteligencia Artificial ha mejorado notablemente en este sentido. Los supervivientes no sólo nos seguirán a la perfección (aunque en algunos momentos tendremos que pararnos para ayudarlos), sino que también nos ayudarán en todo lo posible. Pero os avisamos, no os pongáis en la trayectoria de disparo entre un superviviente y un zombie si no queréis tragar plomo a base de bien...

Un juego enorme, difícil ... ¡y multijugador!

Una de las cosas que más nos gustó de Dead Rising fue su dificultad, sin duda era un juego no apto para todos los públicos (excepto la versión para Wii) y, si se te iba el santo al cielo y no grababas cada poco tiempo, podías echar a la basura unas cuantas horas de juego. Ppues bien, Dead Rising 2 no ha cambiado un ápice en este sentido, estáis avisados.

Una vez más tendremos que recurrir a los cuartos de baño para guardar nuestra partida, y éstos no están precisamente cerca unos de otros, ni siquiera abundan, por lo que la sensación de supervivencia se ve aumentada. En todo momento tendremos que hacer uso del mapa que, por cierto, es algo más del doble de tamaño que el original, con centros comerciales, casinos... y una enorme zona al aire libre. Es decir, que la variedad de escenarios también ha sido cuidada con mucho mimo.

Por desgracia siguen existiendo innumerables zonas de carga en Dead Rising 2, más de las que nos habría gustado... El tiempo medio no suele ser excesivo, pero sin duda es algo que ralentiza mucho la experiencia de juego, y es algo por lo que tenemos que lanzar una colleja virtual a los chicos de Blue Castle Games y Capcom.

Pero para quitarnos el mal trago de las pantallas de carga tenemos el nuevo modo cooperativo y multijugador. ¿Os imagináis lo divertido que puede ser destrozar zombies a cascoporro con un amigo? ¡Pues es mucho más divertido de lo que os estáis imaginando! Además, también tenemos el modo multijugador, en el que participaremos en divertidos juegos organizados por el reality show de moda, Terror is Reality (que, por cierto, tiene algo que ver con la infección zombie de Fortune City... pero eso ya lo descubriréis por vosotros mismos).

En este modo de Dead Rising 2 competiremos contra los otros jugadores. Los mini-juegos suelen tener un objetivo en común: acabar con el mayor número de zombies posibles antes de que acabe el tiempo. Lo que varía es la forma de hacerlo: con motos de cross equipadas con motosierras, metidos en una enorme bola de hamster... ¡pero todos ellos son igual de divertidos!

Sin duda Dead Rising 2 es un digno sucesor, incluso supera al original en jugabilidad, gráficos e historia... ¿Es uno de los juegos más divertidos de lo que llevamos de año? Pues para nosotros, sin duda alguna, lo es.

Valoración

Con Dead Rising 2 nos hemos divertido como hacía tiempo que no lo hacíamos. Una auténtica locura de juego que supera a su antecesor en todos los aspectos. Lástima que tenga tantas zonas de carga...

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Volvemos a un escenario repleto de zombies, con un montón de armas y horas por delante... ¡sí!

Lo peor

Las zonas de carga son innumerables y ensombrecen la experiencia de juego.