Análisis

Review de Kane & Lynch 2 Dog Days

Por Sergio Gracia
-

Vuelve la pareja más singular y paranoica del mundo de los videojuegos. En esta segunda parte, Kane y Lynch viajan a Shangai, donde no dejarán de meterse en líos y se las tendrán que ver con las mafias orientales y policías de la ciudad... ¿Serán suficientes para detener al mercenario y al psicópata? De hecho, nada más comenzar, encontraremos la locura y enredos tan característicos de Kane & Lynch.

En Kane & Lynch 2 Dog Days manejaremos únicamente a Lynch, aunque Kane nos acompañará en todo momento. Eso sí, un amigo podrá controlar a nuestro compañero en el modo cooperativo. La estética de esta segunda parte sigue siendo tan característica y peculiar como en la primera: colores lavados, imágenes pixeladas, movimientos bruscos de la cámara... vamos, como grabado con un móvil.

Los chicos de IO Interactive, famosos también por su serie Hitman, han vuelto a recurrir a la crudeza en estado puro para representar de forma realista y fiel el peligroso mundo que rodea a Kane y Lynch. Aunque volveremos a encontrarnos con la censura intencionada en forma de imágenes pixeladas, pero no deja de tener cierto encanto.

Cooperar es sobrevivir

Sí, puede que manejemos a un psicópata adicto a las drogas y el dinero, pero no por ello deberemos hacer el loco si no queremos acabar fritos en un abrir y cerrar de ojos. Uno de los puntos clave de este Kane & Lynch 2 es su intenso componente cooperativo. Aunque podremos jugar solos, acompañados de la IA, la diversión y la jugabilidad gana enteros cuando lo hacemos con un amigo.

La mafia y la policía de Shangai no nos dejarán ni un segundo de descanso en Kane & Lynch 2 y debemos estar preparados para cualquier cosa. Es por ello que una buena compenetración es vital para salir bien parados. La mayor parte del juego es acción pura y dura. Nunca la ciudad de Shangai había tenido tantos casquillos de bala rodando por sus calles.

El sistema de combate ha cambiado un poco respecto a su antecesor. Todavía podemos llevar dos armas diferentes, las cuales arrebataremos a nuestros enemigos caídos. Pero el sistema de cobertura, por ejemplo, ha sido modificado. Ahora, para cubrirnos deberemos pulsar un botón cerca de un obstáculo. Además, cuando estemos malheridos caeremos al suelo. Es entonces cuando deberemos arrastrarnos a un lugar seguro o levantarnos rápidamente y ponernos a cubierto. La vida, una vez más, se regenera automáticamente al cabo de unos segundos.

A lo largo de la historia de Kane & Lynch 2 recorreremos varios barrios de la ciudad china. Recordemos que Shangai es una de las más pobladas del mundo y esto queda patente en todo momento. Durante las misiones es casi seguro que nos toparemos con civiles inocentes que, como es obvio, se encontrarán en mitad del fuego cruzado. Es entonces cuando la locura de Lynch nos invade, ¿los matarás para que no te estorben o dejaras que huyan a sus hogares sanos y salvos, con una buena historia que contar a sus nietos? Eso depende sólo de ti (y de las balas que quieras gastar). Lo que sí veremos, cuando matemos a un civil, será su cara tapada por píxeles de gran tamaño, como si de un telediario decente se tratase.

Tropezando con la misma piedra

Como ya es sabido, el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Y cuánta razón... Kane & Lynch 2 Dog Days arrastra unos cuantos fallos de su antecesor y uno de los más molestos es, sin duda, los hitboxes. Al igual que ocurría en Dead Men, el reconocimiento de impactos es francamente irritante.

Por mucho que nos preocupemos en apuntar cuidadosamente, pocas veces conseguiremos acertar donde nos habíamos propuesto. Así que, para acabar rápidamente con los malos sin gastar 10 cargadores de balas, deberemos acercarnos bastante a ellos en una acción casi suicida.

Cuando estamos cubiertos detrás de un parapeto, es importante asegurarnos de que no asomamos ni un pelo de la cabeza (y eso que Lynch tiene la azotea bastante despejada). Es frustrante ver cómo nuestras balas no son capaces de impactar en un personaje escondido detrás de un montón de escombros, mientras nosotros, a pesar de estar escondidos perfectamente a la sombra de una enorme furgoneta, nos estamos convirtiendo en un colador.

Multijugador para dar y tomar

Lo que sí podemos nombrar como uno de los puntos fuertes de Kane & Lynch son sus modos multijugador. Estos ya nos embelesaron en su primera parte, aunque no tuvieron la suficiente aceptación para perdurar frente a la competencia. Ahora contaremos, como no, con cooperativo o enfrentamientos entre policías y ladrones para hasta 12 jugadores. Pero Kane & Lynch 2 viene con más sorpresas bajo el brazo.

El modo Alianza Frágil es de lo más original y divertido que hemos visto en mucho tiempo. En él participan hasta ocho jugadores. Nuestra misión es, sencillamente, perpetrar un atraco, pero no será tan fácil como parece, pues en cualquier momento podemos ser traicionados por un compañero. No sólo eso, también se puede dar el caso de tener un policía infiltrado en la banda. Vamos, la peor pesadilla de cualquier chorizo.

No os podéis imaginar lo divertido que resulta traicionar a los compañeros de diferentes formas: sobornando al conductor de la furgoneta para escapar y no esperar a nadie, usarlos como escudos humanos o hacer volar por los aires elementos del escenario para retrasarlos.

En general, Kane & Lynch 2 Dog Days es un juego más que correcto. Pero su punto fuerte radica, sobre todo, en las posibilidades del cooperativo y los demás, divertidos y originales, modos multijugador. De todas formas, si disfrutaste de la primera parte, desde luego que esta continuación no te decepcionará.

Valoración

Volvemos a meternos en la piel de dos auténticos zumbados. Una historia trabajada y un multijugador sobresaliente nos esperan en Kane & Lynch 2 Dog Days.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

El modo cooperativo y los multijugador nos darán horas y horas de diversión.

Lo peor

El modo historia se hace corto y, por momentos, puede parecer repetitivo.

Lecturas recomendadas