Análisis

Review de LittleBigPlanet 2

Por Sergio Gracia
-

Vuelven unas de las criaturas más simpáticas y carismáticas de esta generación, los Sackboy, y con ellos una nueva oleada de creatividad y originalidad que echábamos en falta. LittleBigPlanet consiguió cautivar a todos con su interesante propuesta al más puro estilo Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como. Pero su espectacular editor de niveles no fue lo único que nos convenció, sino también la diversión y el buen rollo que destilaba el juego por todos sus poros.

Después del éxito cosechado con la primera parte, la gente de Media Molecule tomó nota de todas las propuestas y consejos de sus jugadores y las usaron en su favor para crear una segunda parte mucho más grande en todos los sentidos. LittleBigPlanet 2 supone el regreso de una nueva forma de ver los videojuegos, dejando que sea el propio usuario el que participe activamente en el desarrollo del mismo. Así pues, toca volver a pasarlo en grande con estos pequeños muñecos de trapo. ¡Qué remedio!

Un mundo de fantasía

Está claro que LittleBigPlanet 2, al igual que el original, no busca ser un juego maduro, serio y oscuro, sino todo lo contrario. Gracias a nuestra cápsula, con la que nos moveremos por los menús del juego, visitaremos mundos maravillosos que, por desgracia, se encuentran bajo el acecho de una nave inter-dimensional que está dejando pelado el universo del juego. Nosotros, como buenos protagonistas que somos, tendremos que deshacernos de esta molesta presencia, a la que denominamos Negativitron, con la ayuda de nuestro amigo Larry Da Vinci y La Alianza.

Al comenzar el juego y antes de darle caña al modo historia o el propio editor, pasaremos por una pantalla que sirve tanto de créditos como de base para los conocimientos más básicos del juego, aunque si ya jugaste a LittleBigPlanet no te hará ninguna falta. Desde el primer momento queda patente el gran sentido del humor del equipo de desarrollo, y será una sensación que nos acompañará durante toda la aventura.

Deberemos recolectar varios tipos de burbujas para conseguir puntos o desbloquear objetos, trajes, accesorios, materiales y toda clase de elementos que se almacenarán en la inmensa, colosal base de datos del editor... Pero bueno, todo esto, al fin y al cabo, es algo que ya pudimos descubrir en la primera parte, así que será mejor centrarnos en las novedades.  Ciertamente, LittleBigPlanet 2 parece más una expansión que un juego nuevo, aunque obviamente se trate de esto último. Gráficamente se podría decir que es idéntico a su antecesor, los controles son exactamente iguales y el editor funciona de una forma muy similar, pero no por ello debemos dejar de jugarlo.

Nuestro Sackboy tendrá a su entera disposición (aunque no en todos los niveles) una serie de artefactos que darán mucho juego y nos ayudarán a afrontar y superar los retos que se nos pongan por delante. Podremos usar el Gancho para alcanzar sitios elevados o distantes, balancearnos o hacer puenting. También está el Grabinator, unos poderosos guantes que nos permitirán levantar objetos pesados que, de otra forma y con nuestra enclenque estructura, no podríamos ni arrastrar. Para terminar, podremos calzarnos en la cabeza el Creatinator, un casco con un cañón que lanza proyectiles. Todos estos power-ups dan lugar a un montón de puzzles y situaciones nuevas.

En el modo historia nos encontraremos niveles con lugares a los que sólo se puede acceder con la ayuda de, al menos, una persona más, y es así como tendremos que hacerlo si queremos desbloquear el 100% del juego. Pero jugar en compañía no sólo nos servirá para tenerlo todo, sino que también aumentará considerablemente la diversión. En serio, jugar con tres amigos a LittleBigPlanet 2 es de lo más cachondo que se puede hacer con una PlayStation 3, las risas están aseguradas.

Un editor tan grande que marea

Está claro que el modo historia de LittleBigPlanet 2 es la mar de divertido y proporciona muchas horas de vicio, pero el verdadero punto fuerte de la saga, como ya sabéis, es su editor de niveles. Cuando empezamos a  trastear por primera vez con esta potente herramienta resulta un tanto caótico y desesperante, pero tranquilo, con paciencia, ganas y tiempo podrás llegar a dominarlo, y será entonces cuando descubras un nuevo juego dentro de LittleBigPlanet 2.

Antes de lanzarse a crear un nivel ambientado en Killzone 3 es recomendable haberse pasado, al menos una vez, el modo historia del juego. Intenta desbloquear todos los elementos posibles para tener acceso a una base de datos escalofriantemente completa y variada con la que tendrás mucha más libertad de creación.

En el editor de LittleBigPlanet 2 se ha añadido una nueva herramienta que recibe el nombre de Controllinator. Esta funcionalidad es la culpable de poder crear niveles o juegos de géneros tan diferentes como plataformas, FPS, RPG, estrategia o la típica recreativa de marcianitos. Pero, ¿qué es lo que lo hace tan especial? Pues bien, gracias a este Controllinator podremos asignar diferentes funciones a los botones del DualShock. Vale, puede que esto, así leído, no resulte tan impresionante como debería, pero creednos cuando os decimos que ha sido un gran avance.

Aunque el resto de herramientas de creación son herencia de la primera parte sí es cierto que están bastante mejoradas y otorgan un mejor control en cuanto a diseño de niveles. Muchas de las cosas que en LittleBigPlanet resultaban demasiado engorrosas de desarrollar han sido rediseñadas en esta nueva entrega, haciendo el proceso de creación mucho más intuitivo y dinámico, algo que le hacía bastante falta, la verdad. Por ejemplo, cuando quereos que un objeto se mueva, no tendremos más que asignar un elemento de movimiento al cacharro en cuestión y manipularlo a antojo e indicarle cómo queremos que se mueva, hasta dónde, en qué dirección... Todo un alivio cuando echamos la vista atrás y recordamos el pesado procedimiento de LittleBigPlanet para crear una acción similar.

Pero crear un nivel increíble que nos ha costado un montón de horas no resulta demasiado gratificante cuando somos los únicos que podemos disfrutarlo, a que no. Pues como en Media Molecule han pensado en todo, podremos compartir nuestros niveles con el resto del mundo a través de internet, o descargarnos las creaciones de otros jugadores. Claro que esta función ya estaba disponible en la primera parte.

¡Queremos más LittleBigPlanet!

En definitiva y después de haberle dado tralla al juego, podemos decir sin miedo a equivocarnos que ha mejorado a su primera parte, no por mucho porque, sinceramente, poco más le quedaba por hacer, pero sí lo suficiente para que se vea reflejado en su nota. Se trata de una naranja capaz de proporcionar una burrada de delicioso zumo, si quremos y sabemos cómo estrujarlo para sacárselo. Sin duda, uno de los imprescindibles del catálogo de PlayStation 3.

Valoración

Una buena forma de igualar, e incluso superar, a su antecesor. LittleBigPlanet 2 ofrece mucho más y mejor que su primera parte, es decir, diversión en estado puro.

Hobby

94

Excelente

Lo mejor

Las nuevas herramientas y funcionalidades del editor.

Lo peor

Tener que desbloquear elementos para sacarle partido al editor puede ser engorroso.

Lecturas recomendadas