Análisis

Review de Los Sims 3 en consolas

Por Sergio Gracia
-

El simulador de vida más famoso, la gallina de los huevos de oro para Maxis y Electronic Arts, sigue su andadura en el mundo de los videojuegos y, a pesar de los años a sus espaldas, goza de una salud excepcional que ya querría más de una saga.

Los Sims vuelven, una vez más, a las consolas. Y lo hacen con su último y flamante título, Los Sims 3. Esta entrega llega con novedades que harán las delicias de los fans de la saga, aunque está muy enfocado a usuarios que carecen de un ordenador potente. Si aún no cuentas con la versión de PC, que apareció a mediados de 2009, no dejes de probar esta edición para consolas pues, por una vez, se ha conseguido una adaptación digna del original. Pero, cuidado, porque el nivel de adicción que puede alcanzar este conocido formato también es muy alto en sus versiones para PS3 y Xbox 360.

Así es la vida

A estas alturas no hará falta explicar de qué trata Los Sims o cuál es su funcionamiento, ¿no? Así que vayamos con las novedades que trae Los Sims 3. Como es costumbre en la saga, podremos crear nuestros propios Sims, a imagen y semejanza nuestra, o empezar en una familia precocinada. El editor de personajes es bastante completo y cumple a la perfección con su propósito. Tendremos gran cantidad accesorios o ropa para elegir, pero no sólo eso, sino que también podremos seleccionar su voz e incluso la personalidad. El catálogo no llega a la altura de las versiones para PC, aunque en estas ya ha habido tiempo de sobra para ampliar el catálogo. Lo importante es que el repertorio de Los Sims 3 para consolas es lo suficientemente rico y nos permite estar a gusto con nuestras creaciones.

Una vez tenemos a nuestro personaje listo para enfrentarse a la sociedad podremos comenzar a jugar. Gráficamente, el juego no ha evolucionado en exceso, aunque no nos cabe duda de que ese es el propósito de Electronic Arts, mantener la esencia de sus antecesores, algo que han conseguido a la perfección. En lugar de consolizar la apariencia de los modelos, se ha optado por respetar los originales. No veremos personajes cabezones ni a nuestros avatares de Xbox Live, ni siquiera los de Home. Las proporciones, texturas, iluminación y detalles coinciden con los que ya funcionan en ordenadores de medio mundo. Eso sí, con algo menos de detalle que en un PC a la última, aunque esto no se note demasiado cuando estamos en plena partida.

La vida se centra en los sistemas que han hecho tan popular al juego y que lo convierten en un simulador de vida tan increíble. Lo primero son las relaciones sociales con el resto de Sims del vecindario (o ciudad). Es muy gratificante salir a dar un paseo, encontrarte con otros Sims en las tiendas y entablar conversación con ellos. Como novedad el juego cuenta con un sistema de karma la mar de complejo (al menos internamente). Este se actualizará al final del día, tomando como base las acciones que hayamos realizado durante toda la jornada, lo que, os aseguramos, resulta muy divertido.

Gracias a los retos que se nos impondrán para ganar puntos de karma podremos acceder a nuevos objetos para decorar nuestras vidas virtuales. Además, desbloquearemos algunos poderes que nos ayudarán a hacer más llevaderas esas acciones que pueden resultar un tanto engorrosas. De todas formas, en este sistema de karma hay también un aspecto diabólico, que ayuda a contentar a todos los jugadores. Dispondremos de acciones negativas, como lluvias de meteoritos o depresiones pasajeras, que pondrán el toque de infelicidad que debe tener cualquier Sim en su vida, ¿verdad?

No todo va a ser mejorar nuestro círculo social y disfrutar con los amigos, pues también habrá que trabajar, con ocupaciones que no siempre son ideales. Contaremos con nuestro propio edificio, oficina o centro de trabajo (dependiendo de en qué oficio encajemos o cuál sea nuestro objetivo) al que acudir para comenzar la jornada laboral. Tendremos un jefe, con todo lo que ello conlleva. También podremos luchar por recibir aumentos de sueldo o elegir si vamos a ir por la mañana, todo el día o en turnos algo más especiales. En el catálogo de trabajos, los habrá más o menos legales, cada uno con sus pros y contras, obviamente.

Como contra, el juego se puede volver bastante repetitivo cuando alcanzamos ciertos objetivos personales y, aunque la vida sigue, tal vez nos hayamos cansado de hacer una y otra vez lo mismo. En este caso, seguro que recibiremos con alegría las ampliaciones y complementos que están por llegar a los servicios online de las consolas. Mientras en PC disponemos de todo tipo de actividades, tiendas de mobiliario y complementos, lo ideal sería que en consolas se siga el mismo camino. Los Sims no paran de crecer, así que seguramente se mejore pronto en este sentido.

Poco que envidiar al PC

Los sistemas de juego son calcados a los de la versión de PC y, en consolas, los recortes se compensan con algo más de acción. Con sólo seis Sims en una única casa, tenemos ante nosotros una especie de comedia en la que pueden compartir hogar varios adultos de distinto sexo. Los niños también estarán presentes y, como es tradición, nuestros Sims podrán morir... dando paso a nuevas generaciones. Eso sí, los muertos tienen la oportunidad de volver y dar la lata, lo con lo que se pone cierto punto de fantasía en estas vidas tan reales.

Quitando algunos pequeños problemas de optimización y pausas que se hacen demasiado largas, estamos ante una conversión casi perfecta, algo que no se puede decir muy a menudo en estos casos.

El control con el pad resulta muy intuitivo y eficaz. Un tutorial nos permite aprender las nociones básicas, aunque abusa en exceso del texto en pantalla. Pero está claro que Los Sims es una experiencia para sentarse durante horas y, por mucho que se piense en versiones para consola, esta entrega también busca eso. Que descubramos cada opción por nuestra cuenta y no perdamos comba de lo que sucede ante nuestros ojos.

Así que, si eres de los que disfrutó como un enano con cualquiera de Los Sims anteriores y no cuentas con un PC lo suficientemente potente, aprovecha la oportunidad de disfrutar, una vez más, con Los Sims 3 en consolas.

Valoración

Los Sims 3 en consolas es una conversión de lo que ya pudimos ver en PC. Un divertido título que hará las delicias de los fans de estos entrañables personajillos.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Nuevos sistemas, como el karma, enriquecen la experiencia de juego.

Lo peor

Se queda corto respecto a un PC potente, tanto en manejo como opciones.

Lecturas recomendadas