Análisis

Review de StarCraft II Wings of Liberty

Por Gustavo Bernaldo
-

Cada vez que se habla de estrategia, es inevitable que nombres como Age of Empires, Warcraft, Command & Conquer, Warhammer 40.000 o Company of Heroes salgan a la palestra. Pero si hablamos de estrategia online sobresale por encima de todos el de StarCraft. Y es que desde 1998, StarCraft ha encandilado a más de diez millones de jugadores en todo el mundo gracias a sus apasionantes partidas a través de Battle.net.

No en vano, StarCraft es uno de los pocos títulos de los noventa que todavía sigue a la venta y, en paises como Korea, es todo un fenómeno social con cientos de competiciones oficiales donde se puede ganar mucho, mucho dinero si somos lo suficientemente hábiles como para vencer a los grandes profesionales que allí viven.

Doce años más tarde de la salida del título original, nos llega una segunda parte que ha puesto las expectativas muy altas y que, a buen seguro, Blizzard ha mimado al máximo para convertirlo en el mejor juego de estrategia de todos los tiempos. No en vano, desde que se presentó oficialmente Starcraft II Wings of Liberty, allá por 2007, se han hecho sustanciosas modificaciones para ofrecernos un producto final muy pulido y sin ningún fallo.

Ahora, ya tenemos una Edición Coleccionista de StarCraft II en nuestras manos y, con este vídeo, os vamos a enseñar todo lo que trae...

Tres juegos en uno

De todos es sabido que Blizzard quiere exprimir la franquicia al máximo, y para lograrlo ha dividido este StarCraft II en tres capítulos diferentes, uno por cada raza, siendo este Wings of Liberty el primero de todos ellos protagonizado por los Terran. A este, le seguirán Heart of the Swarm y Legacy of the Void como dos expansiones que aparecerán en un futuro –esperemos no muy lejano-, y que nos pondrán a los mandos de los Zerg y los Protoss respectivamente.

Pero que nadie se asuste, el contenido y la profundidad de este StarCraft II Wings of Liberty es enorme y nos mantendrá pegados a nuestro PC (o Mac) durante más de 20 horas sólo en el modo campaña, con más de 40 minutos de vídeos que nos irán narrando la increíble historia.

Mercenario de profesión

La profundidad de la historia de este Starcraft II Wings of Liberty es enorme, y se nos irá desvelando según avanzamos durante el modo campaña. Lo que sí os podemos contar, sin ningún miedo a destriparos el juego, es que la acción nos sitúa cuatro años después de la expansión de Starcraft Brood Wars.

Aquí controlaremos a un Jimmy Raynor muy cambiado. El antaño defensor de los Terran se ha convertido en un soldado de fortuna (un mercenario), y es que el emperador del Dominion Terran, Arcturus Mengsk, ha declarado rebeldes al bueno de Jimmy Raynor y a sus Marines Espaciales, los Raiders. Y los motivos los descubriremos durante la campaña.

Así las cosas, comenzaremos la campaña de Starcraft II Wings of Liberty con el Marine Espacial en la cantina, intentando reclutar a más soldados para su causa. Todo parece tranquilo en el espacio, pues el resto de razas está solucionando sus propios problemas y, a pesar de que la paz en el universo no está declarada, sí se ha dado una especie de tregua silenciosa que ninguna de las tres facciones quiere romper.

De esta forma, la única preocupación de Jimmy Raynor es derrocar al emperador de Dominion, y su primera parada para conseguirlo será el planeta Mar Sera donde ha habido una sublevación contra el emperador que debemos apoyar en busca de nuevos hombres que se unan a nuestra causa. Bajo esta historia, comenzaremos el modo campaña de Starcraft II Wings of Liberty.

Cada planeta una aventura

Si en algo ha puesto empeño Blizzard en este Starcraft II Wings of Liberty, es en ofrecer una variedad de misiones que vaya mucho más allá de las típicas de asalto, defensa o escolta. Y es que cada planeta se convierte en un gran centro de operaciones al que debemos amoldarnos para lograr la victoria sobre nuestros enemigos.

Por ejemplo, durante la primera misión en el planeta Mar Sera, debemos guiar a Jimmy Raynor y sus Raiders por las peligrosas calles de la capital rescatando a los insurgentes y acabando con los soldados del emperador Arcturus Mengsk. Todo, mientras eliminamos la propaganda que el emperador ha colocado en el planeta en forma de hologramas.

Por otro lado, si visitamos el planeta Red Stone nos encontramos con que tenemos que realizar bastante operaciones de minería mientras los Zerg nos atacan sin descanso, siendo la misión recolectar cierta cantidad de minerales. Por lo que hay que decidir si nos cunde más asignar recursos a la creación de defensas, o bien, guardarlos para cumplir la misión y apretar los dientes ante los embates de los Zerg.

Otro de los planetas que visitaremos en StarCraft II será el de Meinhoff, donde el día y la noche juegan un papel fundamental. Y es que el planeta está atestado de Terrans infestados semejantes a vampiros que atacan nuestras instalaciones durante la puesta de sol, por lo que durante la noche hay que defenderse de lo lindo esperando a que la luz de la estrella que ilumina el planeta salga de nuevo.

Eso sí, a pesar de toda esta variedad, el concepto general del juego no ha cambiado ni un ápice. Es decir, que en Starcraft II Wings of Liberty debemos recolectar recursos con los que comprar nuevos soldados, o mejorar los que ya tenemos, mientras atacamos y defendemos bases en intensos combates donde seremos auténticos mariscales de campo y decidiremos las acciones de todos nuestros hombres.

El centro neurálgico

La nave interestelar Hyperion será el punto de partida de cualquier misión de Starcraft II Wings of Liberty, y allí terminaremos siempre que cumplamos un objetivo. El Hyperion se divide en cuatro zonas: la cantina, la armería, el puente de mando y el laboratorio. Siendo cada una vital a la hora de confeccionar nuestro ejército y adentrarnos en una misión.

La armería es el lugar escogido por Blizzard para mejorar nuestras unidades. Pero lejos de convertirse en un mero centro de investigación, se le ha dotado con extensas descripciones para cada actualización que nos explicarán con todo lujo de detalles para qué sirven y cómo se utilizan. Incluso se ha puesto vídeos que nos mostrarán su función durante el combate.

El laboratorio nos permite modificar el ADN de nuestros hombres mediante puntos de investigación que obtendremos durante el combate y que, según Blizzard, no son nada fáciles de conseguir. Además, debemos escoger en el árbol de investigación entre dos ramas diferentes, perdiendo la no elegida.

El puente de mando será la zona desde donde se nos pondrá al día de los objetivos de las misiones de Starcraft II Wings of Liberty, los créditos que vamos a conseguir, las tropas disponibles en nuestro ejército y el planeta donde se llevará a cabo. Todo con una extensa descripción que nos pondrá en antecedentes para llevar a cabo los objetivos de una mejor forma. Pero lo mejor de todo, es que desde aquí podemos seleccionar la misiones ya jugadas para cumplir objetivos secundarios, o bien, cambiar el nivel de dificultad.

La última zona de la nave de StarCraft II que podemos visitar será la cantina. Donde podemos relajarnos bebiendo, escuchando música y disfrutando del ambiente. Aunque lo más importante será que podemos contactar con varios grupos de mercenarios a los que contratar para que se unan a nuestra causa... si nuestro bolsillo nos lo permite claro. La ventaja de estos mercenarios, es que cuentan con un armamento avanzado y bastante experiencia de combate, por lo que se tornan vitales para muchas misiones. Eso sí tendremos un límite de mercenarios a los contratar, ya que son muy poderosos.

¿Preparado para el multijugador?

Según palabras de la propia Blizzard, "el modo campaña es el entrenamiento perfecto para dar el salto al multijugador online". No en vano, han colocado un montón de retos a los que podemos acceder desde el puente de mando que serán lo más parecido a las partidas multijugador que encontraremos en Battle.net.

Una vez metidos en Battle.net, veremos que el diseño no ha cambiado con respecto al Starcraft original, no así las opciones, ya que ahora son muchas más las que tendremos a nuestra disposición. Por ejemplo, el chat de voz que, después de probarlo, podemos afirmar que funciona a la perfección y es muy útil a hora de jugar en grupo.

Y es que podremos jugar batalla con nuestros amigos, o utilizando el buscador de partidas, en escenarios de hasta cuatro contra cuatro jugadores. Además, Blizzard quiere fomentar el juego en línea mediante diferentes ligas y para ello ha rediseñado por completo Battle.net.

Pero eso no será todo, ya que en este los Starcraft II Wings of Liberty los clanes tienen cabida, atendiendo a las miles de sugerencias que los usuarios han hecho durante estos años, Blizzard ha introducido en la puntuación oficial a los clanes.

Y por si fuera poco… ¡¡un potente Editor!!

Siguiendo la estela del exitoso Staredit de Starcarft (el editor de mapas del primer juego), Blizzard nos deleita con Galaxy Editor, el potente SDK de Starcraft II Wings of Liberty que nos permitirá crear nuestros propios mapas y compartirlos con los millones de jugadores que forman parte de la comunidad de Starcraft. Incluso, hay rumores de que los aficionados se están organizando para recrear el modo campaña del primer Starcraft. ¡¡Alucinante!!

Una obra de arte

Mucho nos han hecho esperar, más de doce años, pero ha merecido la pena. Casi con total seguridad podemos afirmar que Starcraft II Wings of Liberty es el mejor título de estrategia de todos los tiempos. Y no sólo por el modo multijugador, que seguro que encandila de nuevo a millones y millones de jugadores, sino por un modo campaña muy completo que nos hará vibrar.

Muchos lo han tachado de imitación del primero, pero este Starcraft II Wings of Liberty amplía la experiencia de juego de Starcraft hasta tal punto que lo convierte en un mejor título... y ya es decir mucho.

Lo que sí es cierto, es que este Starcraft II Wings of Liberty es un digno heredero a la corona que ha conseguido Starcraft durante todos estos años. ¡¡Una obra maestra!!

Valoración

¡¡Una obra maestra!! Blizzard ha superado el alto listón que se puso con Starcraft y nos ofrece un modo campaña y multijugador mucho mejor. Todo un lujo para los amantes de los buenos juegos y, sobre todo, para los buenos estrategas.

Hobby

98

Obra maestra

Lo mejor

La campaña, el multijugador... ¡¡todo nos ha gustado!!

Lo peor

Que sólo esté la campaña de los Terran.

Lecturas recomendadas