Análisis

Review del espectacular F1 2010

Por Sergio Gracia
-

Los amantes de la velocidad cuentan con un catálogo de cientos de juegos capaces de saciar hasta al más hambriento, pero si hay algo que se echaba en falta en los últimos años era un título que recrease la espectacularidad de las carreras de Fórmula 1, menos mal que Codemasters estaban ahí para remediarlo... ¡y de qué forma!

El juego oficial de la competición con los vehículos más rápidos del momento ya está entre nosotros. Descarga adrenalina compitiendo contra pilotos reales y sus escuderías en las carreras más espectaculares recreadas para un juego de Formula 1. Como diría Antonio Lobato: "si parpadean se lo van a perder, porque esto es la Fórmula 1 en estado puro... ¡¡esto es F1 2010!!".

Arriesgando en cada curva

Podemos nombrar muchas cosas buenas (y algunas no tanto, claro) de F1 2010. De hecho, lo haremos en este análisis, pero primero queremos destacar uno de sus puntos fuertes: la sensación de estar en medio del circo de la F1.

En Codemasters están muy acostumbrados a desarrollar juegos de carreras, aunque en sus últimos trabajos han adoptado una postura más arcade (lo que no significa que eso sea algo malo) para conseguir que los jugadores empaticen más rápidamente con el juego que tienen delante. Sin embargo, para este F1 2010 han querido hacer algo especial y, aunque ciertamente no es un simulador de tomo y lomo, sí que se acerca bastante a lo que debería ser la realidad (decimos debería, porque las sensaciones de un monoplaza son inimitables... claro), tanto que en algunos momentos nos acordaremos de la familia de más de uno... eso sí, con una sonrisa de oreja a oreja.

F1 2010 cuenta con las licencias oficiales de pilotos y escuderías de la actual temporada, así que podremos correr con nuestro piloto o equipo favorito... pero para ello nos lo tendremos que currar. Dispondremos de la oportunidad de configurar el juego a nuestro antojo, para adaptarlo al nivel de dificultad con el que nos sintamos más cómodos y seguros para, después, a medida que avancemos, aumentar la dificultad mediante la desactivación o mejora la inteligencia artificial de nuestros rivales. Os aseguramos que a las pocas carreras lo toquetearemos todo.

Una vez más, debemos agradecerle a Codemasters el gran trabajo realizado con el doblaje de F1 2010, eso sí, deberían plantearse variar un poco el doblador... que ya usan al tipo del programa de TV Más que coches hasta en la voz de las máquinas expendedoras. Pero dejando de lado que nos resulte algo más que familiar, debemos decir que su ayuda a lo largo de una carrera será de utilidad (al menos que seas todo un experto en esto de la Fórmula 1 y quieras tener las comunicaciones reales o mandar al equipo a freir monas mientras recuperas diez puestos en carrera...) y nos dará consejos sobre configuraciones, precauciones o incluso el momento en que debemos entrar a boxes. Concretos, concisos... pero suficientes para una partida en la que el protagonista es el conductor, es decir, nosotros.

Por lo general, la conducción resulta muy agradable (¡aunque cuando lo hacemos sobre lluvia la cosa se complica una barbaridad!) si jugamos con un pad con stick analógico y, sobre todo, si lo hacemos con un volante. Sin embargo en el caso del PC, si no disponemos de ninguno de estos periféricos, se hace casi imposible (o al menos tremendamente ortopédico) jugar con el teclado, por lo que os recomendamos encarecidamente adquirir un pad o, mejor aún, un volante para disfrutar del juego al 100%.

Se avecinan chubascos... y oleadas de periodistas

Codemasters ha tirado la casa por la ventana en F1 2010 con un sistema de climatología la mar de interesante y realista visualmente. Bajo el refugio de nuestro box podremos acceder a todo tipo de información acerca de nuestro vehículo, nuestro compañero o el resto de participantes e, incluso, sobre el tiempo. Esto último es más importante de lo que nos imaginamos. Una carrera cambiará de forma radical si la afrontamos con un circuito seco y con altas temperaturas o si lo hacemos con la pista completamente mojada.

La elección de los neumáticos será una decisión drástica, si no queremos acabar saliéndonos en la primera curva que nos encontremos. Algo que en los modos fáciles supondrá una repetición instantánea, pero en los difíciles será la eliminación casi directa o el fin de nuestras aspiraciones. Sí, han metido el modo segunda oportunidad que ya es habitual en los juegos de Codemasters... y no ha quedado mal para los que comienzan en esto.

En cuanto a los neumáticos y otros reglajes, podremos dejar que la máquina elija la configuración por nosotros, pero si lo que nos gusta es experimentar también tendremos la opción de elegir el tipo que nos venga en gana.

Cuando terminamos una carrera, llega uno de los mayores tormentos de F1 2010: las preguntas de la prensa. Al principio resulta divertido y original, pero a medida que participamos en más eventos y respondemos a oleadas de preguntas (muy poco variadas, por cierto) nuestras ganas de estrangular al tipo del micrófono irán en aumento. Si bien es cierto que estas sesiones de preguntas no nos robarán más de 20 segundos, pero también lo es que no sirven para mucho más que crear ambiente.

El juego de Fórmula 1 que estábamos esperando

Definitivamente, F1 2010 es una auténtica pasada a nivel visual y más si eres seguidor habitual de la competición en televisión. Gráficamente es espectacular y se acerca muchísimo a la realidad... menos en algunas colisiones y los daños sufridos en los vehículos, que apenas se parecen a lo que vemos de vez en cuando (tomad nota para el siguiente, Codemasters).

El modo multijugador es el punto de reunión de los más competitivos. Ya se han comenzado a organizar torneos por toda la red, incluso campeonatos que simulan una temporada real de Fórmula 1, recorriendo todos los circuitos del mundial. Resulta muy divertido y adictivo, casi más que el modo de un sólo jugador (aunque para gustos, los colores), pero por desgracia en ocasiones nos encontraremos con los típicos aguafiestas que entrarán a las partidas para lanzarse contra el resto de jugadores y arruinarles la partida. Menos mal que el sistema de amigos funciona y un deporte así tiene cada vez mayor número de adeptos.

F1 2010 es un gran juego. A falta de otros recientes para comparar, se puede considerar el mejor que tengamos actualmente de esta categoría y, aunque cuenta con algunos fallos, que lo alejan de la puntuación perfecta (esperemos que en la próxima temporada convenzan a la FIA para incluir todo lo que le falta a este F1 2010) no deja de ser una compra obligatoria para todos los amantes de la velocidad. Lo mejor de todo es que esta base es perfecta para que en años venideros los chicos de Codemasters nos deleiten con más y mejores títulos bajo el sello Fórmula 1.

Valoración

El juego de Fórmula 1 que muchos esperaban: bonito, bueno, divertido... todo un regalo para los fans de la competición más espectacular.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Recrea el ambiente de la Fórmula 1, dentro y fuera del asfalto.

Lo peor

Se echa en falta algo más de realismo y ciertos detalles que, sencillamente, no están.

Lecturas recomendadas