Análisis

Review del esperado Call of Duty Black Ops

Por José Luis Sanz
-

Call of Duty regresa cuando más lo necesitábamos. Eso sí, se olvida de la guerra moderna y nos transporta hasta uno de los conflictos más apasionantes de todo el siglo XX: la Guerra Fría que tuvo entretenidos a americanos y soviéticos en la década de los 60 a cuenta de Cuba, Kennedy y Vietnam,

Call of Duty Black Ops es, en su modo campaña, una montaña rusa que nos va llevando por escenarios tan variados como reales, en distintos puntos del planeta y que Treyarch ha llevado a cabo con una maestría que empieza a ser costumbre en la serie. Es como si ya manejaran el lenguaje de las guerras modernas y supieran cómo crear tensión desde el mismo menú de opciones.

En Call of Duty Black Ops desempeñamos el papel de Alex Mason, un miembro del SOG (grupo de observación y estudio) que tuvo un papel destacado realizando todo tipo de operaciones especiales antes y durante la guerra de Vietnam. Un luchador nato que tiene muy claro quiénes son los buenos y quiénes son los malos en esto de la guerra Fría.

Un Call of Duty en toda regla pero...

La mecánica de Call of Duty Black Ops es igualica a toda la serie salvo por algunos detalles que Treyarch ha incorporado con gran acierto, como es el control de algunos vehículos y ciertos modos estratégicos de combate que nos permitirán mover a las tropas desde un avión, colocarlas en el terreno y, finalmente, terminar la faena en primera persona. Una novedad que, a buen seguro, será afinada en futuros Call of Duty.

El juego nos advierte antes de empezar de la brutalidad de algunas secuencias y, efectivamente, Call of Duty Black Ops es mucho más cruel y sanguinario que sus predecesores. Aquí, Treyarch se ha liado la manta a la cabeza y veremos atrocidades de todas las clases y colores. Si no tienes un estómago entrenado en la sangre y las brutalidades de la guerra... ¡¡puedes pasarlo mal!!

En Call of Duty Black Ops visitaremos algunas de las zonas de conflicto más míticas de la Guerra Fría: Cuba y su bahía Cochinos, los campos de arroz de Vietnam e, incluso, algún centro de reclusión soviético del que tendremos que escapar porque, sino, las cosas se pondrán especialmente chungas.

Tan bueno como siempre

Call of Duty Black Ops mejora en el modo campaña a su predecesor holgadamente y en esa labor ayuda, seguramente, el período histórico que cubre. Los personajes históricos dan mayor peso a las misiones, los escenarios están recreados con una perfección apabullante y la acción no se detiene ni un solo instante.

Mención especial al modo Zombies que Treyarch se ha sacado de la manga y que nos permitirá contemplar situaciones inéditas como que el presidente Kennedy y Fidel Castro luchen juntos contra la horda de bestias que han invadido el Pentágono.

Call of Duty Black Ops sobresale en todos los aspectos que toca con una nota que roza la perfección. Los gráficos, su desarrollo, el entretenimiento, la ambientación y, sobre todo, un trabajado contexto argumental que proporciona al jugador un trasfondo histórico rico en datos, personajes y situaciones que, casi 50 años después, siguen fascinándonos a todos.

Valoración

La perefección absoluta se viste de juego de guerra, ambientado en una Guerra Fría que tocó a su fin hace 20 años pero que sigue dando frutos tan divertidos como este Black Ops. Inigualable, ya sea en el modo campaña o multijugador.

Hobby

96

Obra maestra

Lo mejor

La ambientación, los gráficos y, sobre todo, la tremenda diversión que proporciona...

Lo peor

El modo campaña se queda muy corto, salvo que queramos exprimirlo online.

Lecturas recomendadas