Review de Punisher: Barracuda - Marvel Saga El Castigador 7

Tras la última reseña de la serie de The Punisher Max, el tomo de El Castigador: Los esclavistas, vimos al Punisher más serio de todos cuanto hemos leído en mucho tiempo. Sin embargo, Garth Ennis, guionista de esta serie, no nos iba a dejar mucho tiempo sin darnos un poco de la carnaza que nos gusta: salidas de tono, violencia explícita, y bastantes dosis de humor negro. Y con ese mismo espíritu llegamos al nuevo cómic de The Punisher que es objeto hoy de review: Marvel Saga El Castigador 7: Barracuda

Barracuda, como su nombre indica, presenta algo que se echaba en falta en la serie de The Punisher Max: un antagonista que compita físicamente con Frank Castle. Nos referimos claro, al matón Barracuda: un afroamericano enorme, con más resistencia que un paquidermo, más fuerza que un toro y la misma mala leche de animal de quien toma el nombre. 

El cómo Barracuda y nuestro hombre entran en contacto (y nunca mejor dicho) se debe a un entramado de corrupción empresarial que Frank Castle descubre por error, cuando destapa una operación de tráfico de drogas en Nueva York, Renuente y reticente, pues no se trata de su área de trabajo habitual, El Castigador se dispone a llegar hasta el fondo de la cuestión. Claro que no cuenta con que la otra parte contrata a uno de los sicarios más letales y brutos de Miami, quien está ansioso de conocer al hombre que desmanteló la Mafia de Nueva York...

Ennis, dándonos lo que queremos

Marvel Saga El Castigador 7: Barracuda es, ante todo, un tomo tremendamente divertido, bestia y exagerado. No le busquéis ni ejercicios intelectuales, ni denuncia social (que algo hay), ni una inspiración profunda en hechos reales (como en tomos anteriores). Garth Ennis viene a darnos lo que buscamos: violencia, sexo, lenguaje obsceno y Punisher matando a gente moralmente reprobable mientras se parte los dientes contra un tipo tan bruto e implacable como él. 

En este sentido, el cómic que nos ocupa vuelve a una esencia pura del personaje en la que Ennis no purga demonios suyos ni tampoco hace por reflejar una realidad, aunque algo de ello haya. En su lugar de dedica a volver a la premisa de Punisher, superado en número, teniendo que lidiar con una situación que le viene grande y de la que logra salir victorioso. Aunque muy magullado, eso sí.

Para este fin, parte del punto de partida de una trama de corrupción de una empresa energética, que bien nos podría recordar a Enron. De hecho, las coincidencias están implícitas en el desarrollo de la historia de dicha empresa, desde su origen hasta sus fines, pasando por algunas de sus prácticas. 

Sin embargo, esto solo es la excusa para presentarnos al verdadero atractivo del cómic, Barracuda, un tipo enorme al que Punisher tiene verdaderas dificultades para parar. Y es que no solo es bruto, fuerte y resistente, sino que también es condenadamente listo, retorcido y sádico. Unas cualidades que, aunadas a su desprecio por la vida humana, le hacen temible. Desgraciadamente, y a pesar de lo molón del personaje, su uso queda bastante desaprovechado en este cómic, sobre todo en su conclusión. Claro que no os revelamos si le volveremos a ver o no...

Más allá de este poderoso gancho, el cómic es ramplón. Y sin embargo sirvió como trampolín para Barracuda se convirtiera en un personaje de culto, codeándose de tú a tú como los villanos arquetípicos del Castigador: Ma Gnucci, El Ruso, Puzzle... Lo cual daría pie a que el tipo volviera tiempo después en su propio cómic, con una trama al margen de estos hechos, regalándonos también momentos bastante interesantes sobre su persona. 

¿Quieres saber más de Punisher? Te contamos las mejores curiosidades del Castigador

Quizá lo único que se le puede echar en cara a este tomo es que es bastante más flojo que lo hemos leído con anterioridad y que el guionista es bastante autoindulgente consigo mismo. Más allá de esto, The Punisher: Barracuda es una lectura muy entretenida y cargada de escenas tan divertidas como hilarantes, muy recomendadas para los fans de Ennis. 

¡Ah, que no se nos olvide! Otro valor del cómic es el dibujate del mismo, Goran Parlov (Furia MAX), quien resulta ser un tipo muy solvente, con una narrativa ágil y fácil de seguir y un estilo que se solapa a las necesidades del personaje. De hecho, el estilo de este ilustrador de origen croata recuerda en algunos momentos al del difunto Steve Dillon, siendo una excelente elección como dibujante de Punisher

Marvel Saga El Castigador 7: Barracuda se encuentra ya disponible en tiendas especializadas, librerias, grandes superficies y comercios on-line. Su precio recomendado es de 15,00 euros.