Análisis

Review & Rol de Dragon Quest IX

Por José Luis Sanz
-

Si hay un título por el que hemos suspirado los jugadores de Nintendo DS, ese es Dragon Quest lX. A lo mejor tiene algo que ver que sea la aventura de rol más vendida en la historia de DS en Japón... ¿no sabéis por qué? Bueno, pues básicamente por su modo multijugador, porque es posible crear a nuestro antojo a un héroe y...¡¡porque gráficamente es de lo mejorcito de la consola!!

El camino hacia el cielo

El argumento ya es intereante: tú eres un Ángel de la Guarda que se acaba de ganar las alas a base de proteger a los habitantes de un pueblecito llamado El Salto del Ángel. Pero cuando vuelves al Observatorio, el lugar donde viven los de tu especie, una extraña fuerza ataca tu hogar y te lanza a la Tierra despojándote de tus poderes divinos.

Así que ahora toca recorrer el mundo ayudando a la gente para recuperar tan preciados, y mágicos, poderes. Y el primer paso es crear a un protagonista gracias al potente editor en el que es posible elegir sexo, aspecto y hasta su profesión. ¡Venga!, ya puedes lanzarte a explorar un enorme mundo 3D de ambientación medieval, con montañas y mares, castillos imponentes, tenebrosas ruinas abandonadas... y claro, también ciudades y pueblos donde descansarás, reclutarás a otros personajes (a los que también diseñas tú), comprarás armas y armaduras...

A estas alturas estarás pensando "bueno, no me cuentan nada de este Dragon Quest IX que no tengan otros muchos juegos de rol". Pues primera diferencia: los combates no son aleatorios. Vemos a los monstruos y podemos esquivarlos (a veces hay que ser rápidos para evitar a los que corren contra ti) y esto hace que el desarrollo sea mucho más ágil. ¡Ah!, y si decidimos pelear, disfrutamos de combates que no son nada complicados y que cuentan con muchas posibilidades, ya que es posible llevar hasta cuatro héroes y el número de habilidades y armas es, entonces, enorme.

Reunión de 'roleros'

Por si lo anterior fuera poco, el sólo hecho de explorar el mundo ya es un placer y no sólo porque los gráficos sean preciosos (para una Nintendo DS): lo mejor es que sus habitantes nos proponen montones de misiones secundarias y nos encontraremos con historias tristes, o épicas, o graciosas (el sentido del humor está muy presente en el juego, a lo que contribuye la magnífica traducción al castellano).

La sensación de que el mundo de Dragon Quest IX está vivo es enorme, y su capacidad para emocionarnos supera a la del cualquier juego de rol. Vamos, que ya sólo por esto merece estar en tu colección. Pero aún nos queda la guinda. O mejor, nos queda otro pastel entero: el multijugador. Puedes juntarte con otros tres amigos (que tengan consola y juego) y entrar vía Wi-Fi en su mundo con tu personaje, o que ellos visiten el tuyo. Y podréis cooperar en la trama principal, en las misiones secundarias... ¡o hasta intercambiar objetos o mapas de tesoros sólo con estar cerca de otro jugador que tenga la consola encendida!

Estas posibilidades culminan un juegazo... que aún tiene una última gran virtud: por su sencillez de manejo y su gran historia, engatusará a los novatos, y por su profundidad, a los roleros expertos. Seas como seas, Dragon Quest IX es para ti.

Valoración

Square-Enix ha creado un clásico en toda regla: un juego de rol que toma lo mejor del género (un gran mundo por explorar y combates profundos) y lo moderniza con gráficos increíbles, un desarrollo ágil y un gran multijugador.

Hobby

96

Obra maestra

Lo mejor

Sobre todo, que engatusa un montón: es divertido, gracioso... ¡y multijugador!

Lo peor

Pues que no te guste, nada, pero nada, el rol japonés... Y que no se pueda jugar online.

Lecturas recomendadas