poni
Análisis

Los Simpson 03x08: El poni de Lisa - ¡Arre, Princesa!

Por Javier Cazallas
-

Como conocemos de sobra a Homer, sabemos que no podemos pedirle que haga algo y confiar en que lo haga. A lo largo de los episodios de Los Simpson hemos visto que no lo hace a propósito, pero es así. Pero en esta tercera temporada de Los Simpson volveremos a ver también esa faceta de padre que daría todo por sus hijos que ya hemos visto en episodios como El sustituto de Lisa. En Los Simpson 03x08 Homer volverá a dar el do de pecho por su hija Lisa.

Comenzamos el episodio con una parodia de El Amanecer del Hombre, en 2001, Una odisea del espacio. Tras ver las similitudes entre aquel primate y Homer durmiendo en su trabajo, Lisa le pedirá una lengüeta para su saxofón. Pero la tienda de instrumentos musicales está junto a la Taberna de Moe así que...ya sabéis. Tras unos problemillas con el dueño de la tienda, Homer consigue la lengüeta y acude al colegio, donde todos estarán viendo un espectáculo donde la calidad brilla por su ausencia, nada más hay que ver el rostro del Director Skinner. Homer llega tarde y el sonido del saxofón de Lisa es horrible. Veremos en el jurado a Murphy Encías Sangrantes, al que recordamos de El Blues de la Mona Lisa.

princess

Lisa se enfadará mucho con Homer, y éste intentará compensarla por todos los medios. Veremos un guiño a una escena de Bart el General, cuando Homer le seca las lágrimas a su hija con el secador de pelo. Cuando se va a dar por vencido, a Homer se le ocurre la "brillante idea" de comprarle a Lisa el poni que quiere, a pesar de la negativa de Marge. Como no puede permitirse un poni, tiene que pedir un préstamo que le concederá el Señor Burns, no sin antes asegurarse de que Homer no sabe nada de las leyes en contra de la usura.

¿Hay algún sitio con ponis baratos que se hayan escapado de casa?

- Homer J. Simpson.

El precio de un caballo

Cuando Lisa se despierta, con su poni al lado, veremos una vez más una parodia de El Padrino, la escena de la cabeza de caballo en la cama como veis es muy recurrente en esta temporada. Lisa rebosará felicidad. Pero Homer pronto verá que tendrá que costear el mantener al caballo, establo incluido, por lo que tendrá que buscarse otra fuente de ingresos. Tras intentar estafar a Apu con un rasca, éste contratará a Homer para el turno de noche en el Badulaque.

La jornada laboral de Homer hará que no tenga tiempo para dormir, por lo que poco a poco irá teniendo más y más sueño. Incluso se quedará dormido al volante en un sueño que todos recordamos al ritmo de Golden Slumbers de Los Beatles. Pero también nos dejará momentos divertidos en la tienda como verle "probando" los productos. Cuando Homer no puede más, Marge le contará a Lisa lo que está haciendo su padre para mantener al poni, y a Lisa según palabras suyas le saldrán por la culata todos esos años queriendo ser tratada como una adulta. La hija de Homer acabará devolviendo el poni.

Homer podrá dimitir de El Badulaque y mantener el amor de su hija. Y es que un padre siempre está dispuesto a hacer lo imposible por que sus hijos sean felices, aunque sean bobalicones como Homer J. Simpson. El episodio cerrará con uno de esos momentos que, a parte de divertidos, ha convertido a Los Simpson en la serie que es a día de hoy -o que fue en su momento-.

Valoración

Una historia entrañable con Homer dando todo lo posible por ganarse el amor de su hija aún a costa de su salud.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

El sueño de Homer cuando se queda dormido al volante.

Lo peor

Se usan algunas imágenes de otro episodios sin ser recuerdos.

Lecturas recomendadas