risky
Análisis

Los Simpson 04x03: Homer el Hereje - Pacto con Dios

Por Javier Cazallas
-

Hoy tenemos uno de esos episodios míticos de Los Simpson. No un episodio con algún momento mítico, si no todo un episodio mítico. Los Simpson 04x03, nos hará partirnos de risa desde el minuto uno del episodio hasta su final. Y a pesar de que está enfocado para darle un toque a favor de las religiones, no deja de satirizar en todo momento a las mismas. Antes de arrancar hay que mencionar que en el gag de la pizarra encontraremos la frase "No difamaré a Nueva Orleans", se trata de una disculpa de los productores a la ciudad del Mississippi por una de las canciones de Un tranvía llamado Marge, que no sentaron nada bien en la ciudad sureña.

Ah los domingos... levantarse tarde, hacer el vago... salvo que seas practicante ya que tendrás que levantarte para arreglarte e ir al templo de culto. No nos cuesta empatizar con Homer, y menos en estos gélidos días que estamos teniendo, cuando quiere quedarse en la cama calentito. Marge trata de obligarlo pero al final, Homer se sale con la suya y se queda en la cama. Gracias a ello, pasará una mañana de ensueño en casa mientras su familia se congela en una iglesia con la calefacción estropeada. Veremos una referencia a Risky Business con Homer bailando en calzoncillos y gafas de sol como Tom Cruise. También veremos una referencia a Los Tres Chiflados. Cuando Willie McDougal libera a los feligreses de la iglesia y Marge, Bart, Lisa y Maggie llegan a casa, Homer dice que no volverá a ir a la iglesia más.

Homer el Hereje fue concebido a raíz del buen funcionamiento que tuvo Homer contra Lisa y el Octavo Mandamiento. Los productores quisieron volver a tocar la lata de las religiones y George Meyer, cristiano practicante, se encargó de escribir la historia. Homer verá y hablará con Dios en sueños, ya que no querían que éste se apareciera en la vida real. Tras "llegar a un acuerdo" con Dios, veremos a Homer paseando por el jardín, aunque la escena nos hace gracia, se trata de un homenaje a San Francisco de Asis.

Pagando el diezmo

Homer se convierte en una "influencia negativa" para Bart y Lisa, que ven como su padre se queda en casa los domingos disfrutando mientras ellos van obligados a la iglesia. Marge intenta traerlo de vuelta al redil invitando al Reverendo Lovejoy a cenar, pero Homer es muy cabezota y no atenderá a las razones del pastor. También será hostigado por la familia Flanders hasta el punto de protagonizar una salvaje persecución por las calles de Springfield. También veremos una referencia a las creencias de Krusty el Payaso, que como recordaréis de De tal palo tal payaso,  es judio.

Pero como todo lo bueno en Los Simpson, no podía durar. En uno de esos días de herejía, Homer se quedará dormido en el sofá mientras fuma y el puro acabará prendiendo fuego a la casa de Evergreen Terrace 742.  Rápidamente los bomberos voluntarios acuden al rescate, pero mientras Ned Flanders acudirá a salvar a Homer. Nos llama la atención que Ned no esté en la iglesia, ya que de todos es el más piadoso. Ned consigue sacar a Homer de la casa incendiada. 

hereje

Finalmente, Homer vuelve a ver a Dios en sueños, vemos a Benjamin Frankiln jugando al hockey de aire con Jimi Hendrix. Inicialmente, la explicación de Dios sobre el sentido de la vida iba a interrumpirse con un anuncio de la FOX, pero al negarse la cadena, se decidió interrumpirla con la música de los créditos finales.

Valoración

Uno de los mejores episodios de Los Simpson. Sus momentos épicos y sus parodias a las religiones hacen de este episodio un referente.

Hobby

95

Excelente

Lo mejor

Los momentos de Homer solo en casa los domingos. La iglesia congelada.

Lo peor

Flanders no está en la iglesia durante el incendio, se supone que tendría que estar allí.

Lecturas recomendadas