T2 Trainspotting
Análisis

T2 Trainspotting - Crítica de la secuela tardía de Trainspotting

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de T2 Trainspotting, la secuela tardía de Trainspotting, dirigida por Danny Boyle con el reparto original incluyendo a Ewan McGregor y Robert Carlyle.

Y viente años después Renton regresó a Edimburgo. Danny Boyle ha hecho un buen trabajo para devolvernos a los míticos personajes de Trainspotting reimaginándolos en una madurez que no termina de alcanzarlos y lo ha hecho siendo muy consciente de que era inalcanzable conseguir que la secuela volara tan alto como la cinta original, pero también tratando con respeto al espectador.

No ha faltado ningún elemento de su furiosa fuerza creativa para abordar la tarea de lanzar con éxito T2 Trainspotting: a nivel formal seguimos teniendo planos congelados, luces estroboscópicas, movimientos de cámara bruscos, planos cenitales y flashbacks, no solo de la cinta de los 90 sino también de la infancia de los protagonistas, que es lo que los define como los pobres diablos que son.

Continúan las peripecias del grupo de ya no tan jóvenes heroinómanos de los suburbios de Edimburgo (sed buenos y tratad de ver la película en versión original, que merece la pena) encabezados por Mark Renton (Ewan McGregor), que no tienen otra aspiración en la vida salvo seguir enganchados (a qué casi da lo mismo) y conseguir dinero (de la forma más sucida posible, claro está).

Tras un bache en sus negocios y después del costoso divorcio de su mujer, Sick Boy (Jonny Lee Miller) descubre una oportunidad que puede cambiarle la vida...

T2 Trainspotting

La enjundia de la trama de T2 Trainspotting está extraída de "Porno", la secuela literaria de Irvine Welsh, que tenía lugar diez años después de "Trainspotting", pero es John Hodge quien firma el guión que la actualiza con un nuevo alegato a favor de vivir, esta vez, de forma real y no a través del móvil. Y ojo que no deja de escocer en el mismo sitio: el conformismo, solo que ahora se manifiesta de otra manera.

¿Recordáis aquel magnífico comienzo de Trainspotting? "Elige la vida, elige un empleo, elige una carrera, elige una familia, elige un televisor grande que te cagas, elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la sal, colesterol bajo y seguros dentales, elige pagar hipotecas a interés fijo, elige un piso piloto, elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego, elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos, elige el bricolaje y pregúntate quién coño eres los domingos por la mañana, elige sentarte en el sofá a ver teleconcursos que embotan la mente y aplastan el espíritu, mientras llenas tu boca de puta comida basura, elige pudrirte de viejo, cagándote y meándote encima, en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoistas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte, elige tu futuro, elige la vida. Pero ¿por qué iba yo a querer hacer algo así?. Yo elegí no elegir la vida, yo elegí otra cosa. ¿Y las razones?, ¡no hay razones!. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?".

T2 Trainspotting

Pues ahora el propio Renton redefine el planteamiento para contarnos otra cosa bien distinta... "Elige la vida. Elige Facebook, Twitter, Instagram y ten la esperanza de que a alguien, en alguna parte, le importe. Elige buscar antiguas amantes y desear haberlo hecho todo diferente. Y elige ver cómo la historia se repite. Elige tu futuro. Elige reality shows, llamar putas a las mujeres, difundir imágenes íntimas. Elige un trabajo basura a dos horas de camino y lo mismo para tus hijos, pero peor. Alivia el dolor con una dosis desconocida, de una droga desconocida y después... respira hondo. Estás enganchado. Pues sigue enganchado. Pero engánchate a otra cosa. Elige a tus seres queridos. Elige futuro. Elige vida". 

No decepcionar ya era un reto y tratar de sacar adelante esta película con una visión más optimista apelando claramente a la nostalgia, un juego peligroso, pero Boyle es un hombre talentoso e inteligente. Lo suficiente para conseguir hilvanar una nueva historia rescatando los hilos de oro heredados del pasado pero dándoles una nueva forma.

T2 Trainspotting

Vale, quizás ahora no impacta de la misma manera que hace dos décadas (todos sus recursos se han implantado ya como norma en no pocas películas) pero no me digáis que no sigue siendo un narrador vibrante tocando de lleno todos los aspectos relacionados con el cambio de mentalidad que se ha producido en este tiempo. Y confrontando lo más duro de todo: las consecuencias de las decisiones que se toman en la vida.

T2 Trainspotting tiene mucho que contar, no solo el reencuentro de sus protagonistas, no solo una decandente visión de su (in)madurez y sobre todo, su función no es únicamente la de vomitorio para los demonios de esta sociedad de la que nos hemos dotado para vivir a medio gas con el cerebro desenchufado la mayor parte del tiempo sino para hacernos pensar de una santa vez si estamos dispuestos a reconocer cuál es nuestra verdadera naturaleza, a aceptarnos y a la vez ser capaces de pelear para dominar a la bestia que habita dentro de cada cual.

La espera ha merecido la pena y cumple las expectativas. Esperemos que sea el caso de estas otras secuelas tardías que van a ir llegando a las carteleras...

Valoración

Danny Boyle ha hecho un buen trabajo para devolvernos a los míticos personajes de Trainspotting reimaginándolos en una madurez que no termina de alcanzarlos y lo ha hecho siendo muy consciente de que era inalcanzable conseguir que la secuela volara tan alto como la cinta original, pero también tratando con respeto al espectador.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

La fidelidad al espíritu de la peli original y los personajes. El montaje febril y secuencias fabulosas como la de los baños, rodada de forma cenital.

Lo peor

Queda patente que sabe que no igualará el impacto de Trainspotting: el lenguaje audiovisual como habituales ha asimilado muchos de sus "trucos".

Lecturas recomendadas