Tales of Berseria
Análisis

Tales of Berseria - Análisis del juego de Bandai Namco Studios

Por Thais Valdivia
-

Versión comentada: PS4

El 27 de enero llega finalmente en castellano Tales of Berseria, la nueva aventura de la saga Tales of en la que la venganza es, junto a Velvet, una de las protagonistas

Ante una decisión de extrema importancia, ¿a qué le dais más valor: a la razón o a vuestros sentimientos? Esa es la pregunta que va rondando nuestra cabeza durante el tiempo que hemos jugado a Tales of Berseria, nuevo título de la saga que, por primera vez, tiene como principal y única protagonista a una mujer. Velvet llega con ganas de revolucionarlo todo con una historia oscura que sienta las bases de algunos elementos que vimos en su día en Tales of Zestiria.

La venganza es un plato que se sirve frío

Tras tres años encerrada en una prisión de máxima seguridad, la joven Velvet Crowe escapa durante un motín con un único objetivo en mente: acabar con Artorius, el Pastor que ha salvado al mundo de la terrible plaga daemonita, la cual transforma a las personas en monstruos. Para conseguir realizar esta misión con éxito, nuestra protagonista no duda en utilizar todo lo que tiene a su alcance, da igual que sean los sentimientos de otras personas. Velvet quiere matar a Artorius y eso es lo que va a hacer le pese a quien le pese.

Lo primero que llama la atención de la oscura historia de Tales of Berseria es que nunca deja de sorprender, incluso en sus primeras horas. Esas horas que en muchos juegos se convierten en tediosas por culpa de su lento desarrollo aquí desaparecen para ofrecernos un comienzo frenético que va a más, impidiéndonos tomar un respiro. Todo ello desemboca en un juego que en cada una de sus secuencias va lanzando pinceladas importantes para que disfrutemos formando un puzle en el que la razón y los sentimientos cruzan sus espadas.

Además de la trama principal, Berseria cuenta con unos pequeños arcos que forman un pequeño paréntesis y que nos ayudan a entender aún más a los personajes que forman el grupo principal y cuáles son sus aspiraciones. No obstante, uno de los "peros" que le podemos poner a la historia son las extensas skits (pueden estar relacionadas con la historia o ser más secundarias) que te van asaltando sin previo aviso y que llegan a desesperar en algún momento importante.

Tales of Berseria

Tal y como hemos mencionado al inicio de este análisis, Tales of Berseria está directamente relacionado con el anterior título de la saga, Tales of Zestiria. Y es que la historia de Velvet es anterior al viaje del Pastor Sorey. Seguro que muchos os estáis preguntando si hace falta haber jugado a Zestiria antes y yo os respondo que no. Aunque Berseria y Zestiria comparten mismo universo, lo cierto es que el juego que hoy nos atañe bien es perfectamente una entrega aparte, pues tiene todos los ingredientes para serlo. Sin embargo, hay ciertos elementos de la historia que ambos juegos tienen que en común y que sólo aquellos que hayan jugado a Zestiria sabrán valorar al cien por cien.

Lucha con toda tu alma

Como viene siendo habitual en los juegos principales de la saga Tales of, Tales of Berseria es un JRPG en tercera persona en el que los combates en tiempo real son la tónica principal de su desarrollo. Estos combates, que comienzan en el instante en que algún enemigo que aparece en el mapa nos toca, se han mejorado considerablemente con respecto a la anterior entrega gracias al sistema Liberation Linear Motion Battle System y que recuerda más a un juego de lucha debido a su rapidez y fluidez. Con el LLMBS personalizamos los combos que queremos que realice el personaje que vayamos a manejar, pues no sólo podemos tener el control de Velvet. Así, cada botón del mando puede albergar hasta cuatro ataques diferentes que, combinados, desembocan en una potente ofensiva difícil de esquivar. Para que estos ataques sean mucho más letales debemos sacar todo el poder escondido dentro de cada personaje. En el caso de la protagonista, dicho poder es su brazo maldito con el que cada una de las habilidades que vamos aprendiendo a medida que subimos nivel se convierten en una pesadilla para el rival.

Tales of Berseria

Por supuesto, este despliegue de poder tiene un coste. Dicho pago es uno de los puntos de la Barra de Alma, la cual es la fuerza de la que dispone el personaje. En el momento en que esta llega a cero, el héroe/heroína sólo puede realizar un ataque, imposibilitándole el hacer largos combos. Esto se puede solucionar de varias maneras: retirándote un segundo a recargar energía mientras defiendes, recogiendo las piezas de alma que de vez en cuando aparecen en el terreno de combate o realizando habilidades especiales como defenderse e inmediatamente atacar al rival. Si tenemos la Barra de Alma completamente llena, además de los puntos necesarios en la Barra de Estallido (se va llenando a medida que peleamos) podemos desembocar el ougi o ataque especial de cada personaje que se presenta con una espectacular cinemática.

El sistema de combate es muy divertido y ofrece muchas posibilidades, haciendo que cada aventura sea diferente y cada combate único, pues al tener varias habilidades disponibles, las opciones de personalización aumentan considerablemente. Por supuesto, cogerle el truco al tema de la Barra de Alma es un poco caótico al comienzo y el momento en que dicha barra llega a uno y no podemos hacer absolutamente nada por seguir peleando de manera fluida es bastante desesperante. Una vez pillado el tranquillo, cada combate se convierte en un divertido reto que superar.

Tales of Berseria

Además de pelear contra todos los que osan interponerse en nuestro camino, ya sean Daemons o Exorcistas, tenemos tiempo para explorar todos y cada uno de los lugares que vamos visitando. En lo que respecta a la extensión de dichos sitios, recuerdan bastante a lo visto en Tales of Xillia y Tales of Xillia 2 en el sentido de que son mucho más estrechos y lineales, aunque algunas localizaciones sí que dan esa sensación de estar en mundo más abierto tal y como ocurre en Tales of Zestiria.

En cada lugar vemos que hay esparcidas una especie de esferas transparentes. Son almas de gátoz, criaturas que han sido confinadas en cofres especiales y que sólo se pueden liberar al ofrecer una determinada cantidad de almas. Si tenemos suerte, el gátoz que liberemos nos dará un complemento especial para que nuestro grupo vaya a la moda (gafas de sol, pendientes, etc.), pero también puede pasar que no nos den absolutamente nada, dejándonos un mal sabor de boca después de haber desembolsado todas las almas que habíamos recaudado.

Tales of Berseria

Si sois de los que os encantan los complementos y los gátoz nos os han dado lo que queríais, vuestra siguiente opción son los minijuegos. Para ello tenemos que acudir a cierto personaje que sólo se encuentra en determinadas localizaciones y pedirle jugar. Estos minijuegos, que si consiguen picarte pueden tenerte bastante tiempo, van desde explotar globos en el menor tiempo posible hasta un juego de naipes de personajes Tales of bastante difícil de entender. Al terminar recibimos Monedas Tales que se intercambian por complementos exclusivos o ítems especiales para el combate.

Uno de los elementos que ha cobrado mayor importante es el de la cocina. Desde el menú cada personaje puede crear la receta que esté disponible. Dependiendo del héroe que hayamos elegido, la comida tendrá un efecto u otro en el grupo. Por ejemplo, podemos bajar el porcentaje de ser envenenados en el siguiente combate o de quemarnos con algún ataque de fuego. Todo un acierto que, si sabemos usarlo sabiamente, nos puede salvar en más de una ocasión.

El mundo de Tales of Berseria es muy extenso. Tanto, que hay algunas zonas a las que no podemos acudir y que están repletas de tesoros que descubrir. Para poder llegar hasta allí debemos mandar un barco especial que, cada media hora, llega a puerto con la mercancía que ha obtenido. Esta mercancía puede ser ingredientes para nuevas recetas, objetos de otra época con mucho significado o banderas de otros piratas que se han dejado caer por allí. Para que dicha expedición marche correctamente, cada personaje dará a la tripulación una habilidad especial, como el poder de saber qué objeto es importante y cuál no debe venir con nosotros.

Tales of Berseria

Siguiendo con el tema de las zonas especiales, la Abadía ha delimitado unas islas muy peligrosas, conocidas como de Clase 4, debido a la cantidad de Daemons que pululan por allí. Por supuesto, y para demostrar nuestra fuerza, podemos viajar hasta allí y darles su merecido a esos monstruos. Eso sí, hay que ir preparados, porque una vez que entras no sabes cómo vas a salir. Es por ello que es aconsejable practicar previamente con las criaturas más fuertes que nos presentan los responsables de las batidas de caza. De esa manera no tendremos ningún problema cuando lleguemos a un reto como las Zonas Administrativas de Clase 4.

¿Razón o Corazón?

Gráficamente, Tales of Berseria continúa el camino que Zestiria abrió hace algunos meses. Con un marcado estilo manganime (mención aparte merecen las escenas animadas por el estudio ufotable), el diseño de cada uno de los personajes es realmente bueno, además de que las personalidades que se le han implementado casa a la perfección, haciendo que sean únicos y fácilmente reconocibles.

Los entornos, tal y como hemos mencionado antes, no son tan espaciosos como en Zestiria, por lo que son mucho más cerrados y lineales, como el caso de las mazmorras. Estas son más largas que entregas anteriores y contienen puzles (algunos desesperantes) que hay que resolver para poder salir y continuar la aventura. No obstante, algunas zonas sorprenden por su colorido y la magia que desprenden en cuanto ponemos un pie en ellas.

Tales of Berseria

Lamentablemente, a medida que vamos jugando vemos algunos errores como grandes dientes de sierra (en especial en algunos primeros planos en las secuencias) y el popping, haciendo que de la nada aparezca un árbol o un enemigo. Aparte, en las zonas más cerradas, y a pesar de las mejora en los combates, combatir se hace algo difícil al moverse la cámara de manera bastante caótica.

La banda sonora, obra de Motoi Sakuraba, es toda una delicia. Esta incorpora temas nuevos y sorprendentes que consiguen fusionarse con lo que aparece en pantalla para sorprendernos de la mejor manera posible tanto en los momentos más oscuros como en las secuencias más divertidas. Además, se han mantenido algunas melodías de Tales of Zestiria que seguro reconocerán los que lo han jugado. A modo de curiosidad, la canción que aparece en el opening del juego, Burn (interpretada por FLOW), se ha conservado en la versión que veremos en nuestro país.

Tales of Berseria

Tales of Berseria se pone a la venta en España el viernes 27 de enero en PlayStation 4 y PC con voces en inglés y japonés y textos en castellano. La versión de PS4 llegará, además de en digital, en dos versiones: normal y coleccionista. Si os enamoró el mundo de Zestiria y queréis ver qué se esconde detrás de la historia de Velvet Crowe mientras descubrís secretos realmente importante a golpe de espada, Berseria no os defraudará.

Valoración

Extenso y sorprendente JRPG que presenta una potente historia aderezada con un sistema de combate mejorado que ofrece muchas posibilidades estratégicas.

Hobby

87

Muy bueno

Lo mejor

La oscura historia de Velvet y la manera en que está narrada consigue que rápidamente le cojamos cariño. Los buenos diseños de los personajes.

Lo peor

Errores técnicos como dientes de sierra y popping. La cámara, aunque mejorada, se mueve bastante en los entornos cerrados.

Lecturas recomendadas