Análisis

TMNT 2007 - Crítica de la película animada de Tortugas Ninja

Por Jesús Delgado
-

Crítica de TMNT (Tortugas Ninja, 2007) - Dirigida por: Kevin Munroe - Protagonizada por (VO): James Arnold Taylor,  Nolan North, Mitchell Whitfield, Mikey Kelley, Sarah Michelle Gellar, Chris Evans, Mako, Patrick Stewart, Ziyi Zhang. - Producida por: Imagi - Distribuida por: Warner Bros. Pictures. Argumento: Las Tortugas Ninja vencieron a Shredder y se separaron, tomando cada uno un camino distinto. Sin embargo, la amenaza del ascenso de un poderoso y milenario señor de la guerra obligará a los cuatro hermanos a volver a reunirse, a pesar de que las rencillas internas y el tiempo ha erosionado su cohesión como equipo. James Arnold TaylorNolan NorthMitchell WhitfieldMikey KelleySarah Michelle GellarChris EvansMakoPatrick StewartZiyi Zhang

14 años después de Tortugas Ninja 3, los quelonios paranormales adolescentes shinobis más queridos de todos los tiempos regresaron a la gran pantalla. Pero con un matiz, en esta ocasión, con TMNT (título de la película que nos ocupa), las Tortugas Ninja no serían de carne y hueso (o de plasticorro y spandex), sino animadadas. Warner e Imagi pergeñaron una "cuarta entrega", en la que las tortugas cambiaban su tono, al tiempo que se servian de las tecnologías digitales para ser recreadas de cara al público del siglo XXI.

Esta cuarta película de Tortugas Ninja nos llegó en 2007 de manos de un director conocido como Kevin Munroe, que reconoceréis como el responsable de la película de Ratchet & Clank y la adaptación cinematográfica del cómic de  Dylan Dog. Frente al elenco de voces teníamos actores de primer nivel de James Arnold Taylor (la voz original de Ratchet), Nolan North (El doblador en VO de Ezio Auditore y de Nathan Drake), Sarah Michelle Gellar (Buffy cazavampiros, la Séptima Hermana de Star Wars Rebels), Chris Evans (el Capitán América de las películas, Mako (Iroh, el tío de Zuko en Avatar:The Last Airbender), Patrick Stewart (el viejo Xavier en X-men), Laurence Fishburne (Morfeo en Matrix, Perry White en Batman v Superman)... Vamos, lo que viene siendo un reparto de lujo, bien pagado con sus 34 millones de presupuesto.

La cinta, no obstante, únicamente recaudó 96 millones (una cifra flojita para los estándares de un estudio como Warner, de la que 54 únicamente corresponden a EEUU), aunque se papeó a 300 en taquilla y hubo de vérselas con películas como Shooter. No fue un fracaso, pero tampoco un "exitaso" que justificase la enorme campaña de marketing e incluso el desarrollo de cómics y videojuegos que se hicieron como tie-in de la historia.

La crítica, por otro lado, no se mostró muy satisfecha. IMDB hoy le da un 6,3 sobre 10, pero la mayor parte de los críticos de su época fueron mucho menos clementes. Desde aquellos que achacaron un guion vacío pero teñido de rosa para toda la familia, a aquellos que echaban en falta acción de verdad o incluso un tono concreto entre "película infantil" o película para un público más adulto. Otros, en cambio, alababan el regreso de las tortugas, con diseños inspirados en su estética de los 90, un buen CGI y cuidadas coreografías. ¿Quién tenía razón? A eso mismo vamos ahora mismíto, jóvenes. 

Un cambio de registro

TMNT supone un importante viraje respecto a lo que habíamos visto en las anteriores películas de Tortugas Ninja. Si bien desde la primera hasta la tercera de las películas de los noventa habíamos pasado de un tono más o menos serio a otro más bien tontorrón y pueril, ésta cuarta entrega (porque TMNT 2007 está ambientada en la misma continuidad) trata de recular y hacer una historia no demasiado infantil, pero tampoco excesivamente adulta. Este quizá sea su problema, el de estar dirigida a preadolescentes y jóvenes adultos por igual. Debido a eso precisamente lastra una inconcreción acerca de cómo encararla. ¿Debemos considerarla una pelí de dibujos para niños o levantamos algo más el listón? Personalmente, el autor de estas líneas apuesta por lo segundo.

Aunque hay ausencia de sangre, la película tiene dosis de violencia aceptables. Esto implica que puede ser vista por niños, y molarles, y a su vez también por un público consecuente (de ese que no trate de razonarme la madurez del concepto cuatro tortugas mutantes con nombres de artistas italianos a las que una rata, también mutante y con nombre de artista italiano, les enseña a dar ***tias como panes), que se tomará TMNT como una película animada de aventuras sin esperar más alardes nis pretensiones. 

Desgraciadamente, a pesar de esta premisa tiene una flaqueza a su vez. Los guionistas intentan contar más de lo que pueden. La trama trata de desarrollar temas dramáticos como las luchas familiares, la madurez y la separación, pero estos  solo se arañan en la superfie. Lo mismo ocurre con el conflicto principal con la leyenda del señor de la guerra milenario y sus cuatro generales como telón de fondo. La historia promete, pero al debe ceñirse a 87 minutos de metraje, da la sensación de que se constriñe y se fuerza para que suceda. De hecho, la propuesta está bastante bien, pero de haberse desarrollado en mini-serie quizá hubiera brindado la oportunidad de ofrecer un relato algo más elaborado. 

Además, no nos olvidemos que la ausencia de Shredder tampoco hace muy atractiva la propuesta (desde el minuto 1 se nos dice que las Tortugas le vencieron y está muerto, así que no os hacemos SPOILER). Yaotl como "antagonista" no está mal, y menos con la voz de Patrick Stewart, pero al no estar la amenaza inexorable e imparable de "El Triturador", es como un jarro de agua fría para todo aquel que espera cer una vez más la eterna lucha entre el Clan del Pie y las TMNT.  Ahora bien, para salvar este obstáculo, nuestro consejo es el de que os lo toméis como una oportunidad perdida de explorar la historia de las Tortugas Ninja más allá de sus supuestos narrativos habituales que incluso Michael Bay tomo en su reboot de Ninja Turtles

Un ejemplo de este ejercicio de revitalizar la franquicia es precisamente April, que pasa de ser víctima u objeto de rescate (un rol que había ejercido de manera tradicional en numerosas versiones) a una más del equipo, llegando a repartir matraca con el mismo tino que Casey Jones, quien también aparece, repartiendo leña que da gusto. 

¿Un videojuego hecho película?

Pues casi. Y que no nos extrañe, ya que esta película tiene su propia adaptación a consolas. Lo cierto es que la historia bien podría definirse con la misma estructura de un videojuego, debido a cómo construye su trama, desde lo que podríamos tomar como unos tutoriales básicos de combate hasta un combate final contra "bosses super tochos", a los que hay que llegar atravesando a leche limpia un ejército de "mobs masillas". Ahora bien, si os molesta esto, no sabemos qué narices hacéis leyendo Hobby Consolas. 

Ciertamente, el director Kevin Munroe parece tener en mente un videojuego cuando constriye su historia. Y este planteamiento también se traslada al aspecto visual. De hecho, la película parece una cinemática larga bastante currada. Aunque los escenarios y la ausencia de secundarios lacran bastante el resultado a día de hoy, hemos de decir que la animación CGI ha envejecido con cierta dignidad. Dentro de diez años no aguantaría el escrutinio, pero actualmente todavía es resultona e incluso se le pueden sacar puntos fuertes. Sobre todo en lo tocante a la expresión de las tortugas, que aprovechan muy bien el estilo cartoon de la película. 

Por otro lado, hemos de hacer notar que las coreografías y los combates son muy buenos. Están muy bien llevados y, de hecho, siguen molando en pantalla. Ciertamente, a medida que la calidad de la animación vaya envejeciendo, es muy posible que el público no lo perciba, pero aún así, si vemos las secuencias de combate con cierto ojo crítico, veremos que se desarrollan de manera no solo viva, sino también ligera y que lejos de aburrir o de hacerse pesadas, dan mucha vida a la película. 

También, ojo, hemos de decir que su elenco de voces en original es la leche. Ya sabemos que muchos sois pro-doblaje, pero en este caso os recomendamos verla en VO, puesto que uno de los valores de la cinta es precisamente el de sus actores de voz originales, la mayor parte de ellos unos fuera de serie y de lo más granado del gremio en Estados Unidos. Ya os hemos dicho que James Arnold Taylor y Nolan North trabajan en ella. A partir de ahí haced vuestras cuentas acerca de qué tipo de trabajo actoral estamos hablando. Como detalle, cabe decir que también fue uno de los último strabajo de Mako, quien dobla a Splinter. Si no os suena este nombre os diremos dos de los personajes que realizó y que le han hecho pasar a la posteridad: tío Iroh en la serie animada de Avatar y el mago oriental de las películas de Conan. 

Si os hemos convencido, no dejéis de pasaros por vuestro comercio de turno y preguntar por esta película animada de las Tortugas Ninja Jóvenes Mutantes. Posiblemente os llevéis una grata sorpresa. 

Valoración

Interesante propuesta que debe ser tomada como película independiente de cualquier serie (aunque no sea así). Como película animada entretiene y gustará a los fans de la franquicia.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

La animación es muy buena para su época. Las voces originales.

Lo peor

La historia, muy poco desarrollada, y el villano. Sin Shredder nos falta algo de salsa al plato.

Lecturas recomendadas