Análisis

Tokyo Mirage Sessions #FE - Análisis

Por Roberto J. R. Anderson
-

Versión comentada: Wii U

Tokyo Mirage Sessions #FE es un curioso y fascinante crossover entre Shin Megami Tensei y Fire Emblem, desarrollado por Atlus y exclusivo de Wii U.

Si tuviéramos que hacer una lista de las mejores sagas de rol japonés de la historia, es muy probable que tanto Shin Megami Tensei como Fire Emblem estuviesen en el top 5. Por eso, cuando hace años se anunció que iba a haber un crossover entre ambas para Wii U, nos llenó de ilusión.

 

Unir las dos míticas sagas en un juego era un gran desafío, pues cuentan con planteamientos muy diferentes. La solución ha sido crear una aventura que en jugabilidad y desarrollo tiene mucho más en común con el rol tradicional de Shin Megami Tensei, y que deja de lado el rol táctico de Fire Emblem. Este enfoque es natural si tenemos en cuenta que el juego ha sido desarrollado por Atlus (creadores de SMT).

Artistas en Tokio

Tokyo Mirage Sessions #FE se ambienta en el Tokio contemporáneo, como es habitual en los Shin Megami Tensei. El gran protagonista es Itsuki Aoi, un estudiante de instituto cuyos mejores amigos están decididos a entrar en la industria del espectáculo: Tsubasa quiere convertirse en una idol para seguir los pasos de su hermana desaparecida, mientras que Touma pretende labrarse una carrera como actor.

 

Pero desarrollar el talento como artista conlleva sus peligros. Y es que hay seres de otra dimensión, conocidos como Mirage, que se nutren de Performa, una energía especial que es mucho más intensa en quienes destacan por su arte. Por este motivo, hay una serie de ataques en Tokio que tienen como objetivo eventos como castings y conciertos, en los que Mirage malvados tratan de secuestrar a artistas para llevarse sus Performa. Muchos de estos Mirage a los que debemos enfrentarnos son villanos de la saga Fire Emblem; por ejemplo, uno de los primeros jefes es Aversa, de Fire Emblem Awakening.

 

Pero no todos los Mirage son malos. Algunos de ellos son bondadosos y ayudan a nuestros personajes, que gracias a la simbiosis entre humanos y Mirage se convierten en Mirage Masters y son capaces de obtener un gran poder para luchar. Por ejemplo, Itsuki se hace amigo de Chrom, el príncipe protagonista de Fire Emblem Awakening. También se nos unen personajes de los Fire Emblem más antiguos, entre ellos Caeda y Cain.

Pero no esperéis ver a estos personajes con el aspecto que lucían en la saga Fire Emblem. Han sido rediseñados para Tokyo Mirage Sessions #FE y, aunque siguen siendo los mismos personajes, son muy diferentes de los originales. Pero los nuevos diseños también molan.

Luchando en un mundo paralelo

Cada vez que algún Mirage malvado irrumpe en Tokio se abre un portal hacia el Idolasphere, el mundo de estos seres al que debemos cruzar para rescatar a los artistas que hayan raptado o para hacer justicia de cualquier manera que haga falta. Cada portal Idolasphere nos lleva a una extensísima mazmorra en la que debemos pelear por turnos contra multitud de enemigos.

 

Los combates siguen unas mecánicas similares a las de otros Shin Megami Tensei (y también los mismos hechizos), pero con características propias muy destacables. Explotar las debilidades elementales de nuestros enemigos es tan importante como de costumbre en la saga de Atlus: en este juego, al atacar un punto débil enemigo podemos desencadenar automáticamente ataques complementarios de nuestros compañeros conocidos como Sessions, y de esta manera asestar una sucesión de golpes que nos facilita el combate. Pero ojo, porque los enemigos también pueden desencadenar sus propios Sessions en equipo contra nosotros si explotan los puntos débiles de nuestros personajes. En este sentido, cabe mencionar que el juego cuenta con varios niveles de dificultad.

 

Armas y habilidades

Para golpear con mayor eficacia y complementar a nuestros personajes de la mejor manera, es fundamental enseñarles los movimientos apropiados, y en eso el juego ofrece unas posibilidades muy amplias. Durante el combate, nuestros Mirage se transforman en las armas que sostienen sus respectivos aliados humanos, y a medida que ganamos experiencia podemos extraer nuevas habilidades del arma en cuestión (ya sean comandos de batalla, movimientos Sessions que se activan cuando un compañero explota una debilidad concreta, o habilidades pasivas que refuerzan nuestros atributos de alguna manera). Parte de la gracia consiste en elegir los que mejor nos convengan, pues después de unas cuantas horas de partida nuestros personajes ya no tienen espacio para todas las habilidades que aprenden, y hay que pensarse muy bien cuáles descartar.

Una vez que uno de nuestros personajes ha aprendido todas las habilidades de un arma, lo más sensato es visitar a Tiki: esta chica aparecía en los juegos originales de Fire Emblem, y también la vimos más crecida en Fire Emblem Awakening, con una edad de alrededor de 2.500 años gracias a la longevidad de la raza manakete. En Tokyo Mirage Sessions #FE aparece con el aspecto de niña de los primeros Fire Emblem, donde "sólo" tenía 500 años. En el universo de este juego, Tiki es presentada al público general como una exitosa cantante virtual vocaloid (al estilo de Hatsune Miku), y muy pocos saben que es alguien real y una Mirage.

 

Y como os decíamos, su ayuda es muy importante: es capaz de llevar a cabo el ritual de Carnage Unity, mediante el cual puede transformar a nuestros Mirage aliados en nuevas armas (que además están inspiradas por armas de Fire Emblem, con las mismas variedades clásicas: espadas, lanzas, hachas y arcos). De esta manera no sólo incrementamos nuestro poder de ataque, sino que también seguimos aprendiendo más habilidades. Eso sí, para realizar el Carnage Unity es necesario haber reunido los tipos de Performa necesarios, que por lo general se consiguen en los combates.

También es importante destacar que nuestros Mirage cuentan con las clases que tenían originalmente en las entregas de Fire Emblem en las que aparecieron, lo cual afecta a los estilos de combate de sus compañeros humanos. Por ejemplo, Chrom es lord, Tharja es mago negro y Virion es arquero.

Heredero de Persona

Es posible que ya se os haya pasado por la cabeza: Tokyo Mirage Sessions #FE recuerda en muchos aspectos a Persona, la subsaga más exitosa de Shin Megami Tensei. Los protagonistas son estudiantes de instituto que usan criaturas especiales que les dan poder en combate, y hay una banda sonora de estilo pop con canciones pegadizas cantadas.

 

En el aspecto musical, Tokyo Mirage Sessions #FE va más allá que Persona, pues como habéis visto el argumento gira en torno a ello. Nos gustaría mencionar a Barry Goodman, un personaje que entrena a nuestros personajes en facetas como canto y baile: Barry solía ser guitarrista en una famosa banda estadounidense llamada Teradeth, pero acabó trasladándose a Tokio para trabajar con artistas japoneses. La historia de este personaje está claramente inspirada por la de Marty Friedman, ex-guitarrista de Megadeth que tras abandonar la mítica banda de thrash metal se fue a vivir a Tokio e incluso lanzó varios discos editados por Avex Group, la compañía que ha producido las canciones de Tokyo Mirage Sessions #FE (aunque Friedman no participa en esta banda sonora, que sepamos).

Rol de calidad

Como todo buen juego de rol que se precie, también hay una buena cantidad de misiones secundarias. Muchas de ellas están directamente relacionadas con los personajes principales, y superarlas no sólo nos ayudan a conocerlos mejor sino que también desbloquean valiosas habilidades para ellos.

 

En cuanto al GamePad, y aunque no hay opción Off-TV para jugar directamente en la pantalla del mando (sólo se puede ver la acción en la TV), está bastante bien aprovechado. Además de poder visualizar el clásico (y útil) mapa, también accedemos desde aquí a Topic, una app estilo WhatsApp en la que nos comunicamos con los demás personajes, y que es muy útil tanto para entender mejor sus motivaciones como para seguir el hilo de la aventura y de las distintas misiones.

Tanto en Topic como en las conversaciones "en vivo", a menudo podemos escoger entre dos o tres respuestas distintas que dirá Itsuki, un elemento habitual de Shin Megami Tensei que nos ayuda a identificarnos con el protagonista.

Apartados técnico y sonoro

Aunque gráficamente no es un prodigio, estéticamente tiene una personalidad y un buen gusto al alcance de muy pocos juegos. Sus tonos tan coloridos encajan muy bien con la ambientación pop de la aventura, la representación de Tokio y de distritos como Shibuya nos ha gustado, el diseño de los personajes reimaginados de Fire Emblem es original y convincente, y hay numerosas escenas a la altura de los mejores anime.

 

Pero es en el sonido donde más brilla. Atlus y Nintendo han colaborado con Avex Group, una de las compañías punteras en la industria musical japonesa, para producir una banda sonora de calidad que incluye muy buenas canciones cantadas por los personajes del juego, y que se adapta perfectamente a la aventura.

Además, el juego mantiene el doblaje original japonés, lo cual también es un acierto. En nuestra opinión, siempre vale la pena jugar a un JRPG con las voces originales, pero más aún en un juego como este, que gira en torno a la cultura japonesa y transcurre en Tokio. La única pega es que durante los combates hay un buen número de diálogos entre los personajes que no están subtitulados, y es información que se pierde por no poder entenderla, aunque sólo sean los típicos gritos de guerra y de apoyo entre personajes.

Conclusiones

Tokyo Mirage Sessions #FE es uno de los juegos de rol japonés más originales y fascinantes que hemos visto en esta generación. Nos mete de lleno en la industria del espectáculo japonesa, nos presenta una visión muy particular de Tokio y también nos lleva a una dimensión paralela llena de sorpresas.

Eso sí, si sois fans de Fire Emblem y estáis interesados en el juego por su relación con la saga de Nintendo, debéis tener en cuenta que su jugabilidad se asemeja mucho más a la de Shin Megami Tensei (una saga también legendaria, aunque no tan popular en nuestras tierras). Pero vais a encontrar un montón de elementos y referencias a ambas sagas, y lo más importante: uno de los mejores juegos de rol de Wii U, al que sólo Xenoblade Chronicles X puede hacer sombra. Lástima que los textos estén en inglés, pero si domináis el idioma y os gusta el género no deberíais perdéroslo.

Valoración

Un crossover muy original, con una jugabilidad y desarrollo muy del estilo de Shin Megami Tensei y multitud de guiños a Fire Emblem, pero además con una personalidad propia muy marcada.

Hobby

87

Muy bueno

Lo mejor

Una historia original, una experiencia de rol muy placentera y una banda sonora pop de gran calidad.

Lo peor

Los textos están en inglés. No tiene opción de Off-TV.

Lecturas recomendadas