Análisis

Top Secret - Crítica especial cine de los 80

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Top Secret (Top Secret!) - DIRIGIDA POR: Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker - PROTAGONIZADA POR: Val Kilmer, Lucy Gutteridge, Omar Sharif, Christopher Villiers, Michael Gough, Jeremy Kemp, Peter Cushing, Billy J. Mitchell e Ian McNeice. Estrenada en España en 1984.ARGUMENTO: La famosa estrella del rock americano Nick Rivers llega a Alemania Oriental para presentarse a un importante festival cultural. Pero este hecho forma parte de un plan para distraer la atención del mundo exterior sobre lo que está sucediendo realmente: el Alto Mando de Alemania Oriental, encabezado por el general Streck, se propone reunir nuevamente las dos Alemanias bajo un sólo Gobierno. Pronto Nick se verá envuelto en la operación ayudando a la resistencia francesa.

¿Queréis leer la crítica de Top Secret? ¡Pues primero la contraseña! "El perro de San Roque no tiene rabo...". He aquí amigos una de mis comedias favoritas por tantas razones que no sé si cabrán en este contenedor, pero vaya por delante que hemos escogido esta película para dar por finalizada la sección de cine de 2015 y de paso dejaros de cara al año nuevo con una amplia sonrisa en la cara.

¡Vamos a divertirnos un poco! Seguro que recordáis esta alocada producción que parodiaba las películas de espías y de paso le metía el dedo en el ojo a alguna que otra peli como El lago azul... Eso sí, sin acritud. Y es que por esta época empezaron a popularizarse las películas que se jactaban de los clichés de determinados géneros. El rey fue Leslie Nielsen desde Aterriza como puedas, pero vendrían muchas más, entre otras esta peli tan descacharrante de los mismos creadores.

Top Secret contó con una dirección a tres bandas de la qe se se encargaron Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker, artífices también del guión junto a Martyn Burke.

Se trata de la primera película que protagonizó Val Kilmer, y seguramente es la más desprejuiciada y divertida con permiso de su papel como Madmartigan en Willow, por más que luego haya pasado media vida renegando de ella. Cuando aún no eres famoso y no tienes nada que perder pones toda la carne en el asador, como es el caso y el resultado es muy divertido.


La peli tiene un hilo argumental basado en su protagonista, Nick Rivers, una estrella estadounidense al estilo de Elvis Presley que se ve involucrado en un complot internacional. Rivers llega a una irreal Alemania del Este que se encuentra bajo el poder de los nazis, con la intención de participar en un certamen cultural pero en realidad un señuelo con el que las autoridades germano-orientales pretenden distraer la atención de sus malvados planes.

La atractiva Hillary Flammond le pedirá ayuda para encontrar a su padre, un científico que se encuentra bajo el poder de los nazis, obligado a diseñar un arma con gran poder de destrucción. El cantante norteamericano cuenta con el apoyo de un curioso comando de la resistencia francesa cuyo líder del grupo es el exnovio de Hillary, Nigel. Y hasta aquí podemos leer, aunque, por supuesto, lo mejor de la película no es tanto de qué trata sino la avalancha de situaciones absurdas y sorprendentes que se suceden a cada instante. 


Es muy probablemente una de las cintas paródicas que más gags encadena y con nuevos visionados se siguen sacando nuevos detalles porque suelen pasar cosas en segundo plano.

Esto no es algo que se consiga solo gracias a la comedia de situación sino que el despliegue para sacarnos la risa nos embiste desde distintos focos: hay trampantojos, secuencias que se muestran rebobinadas, planos submarinos, chistes escatológicos, juegos de palabras y sketches que recuerdan a los de los Monty Python. Y algunos incluso tienen una complejidad añadida de rodaje, así que hay que aplaudir también la realización.

De todas las tonterías que os conté en la crítica falsa de Loca Academia de Policía 6: ciudad sitiada en un ejercicio libre de escritura creativa con el que quería tomaros el pelo a propósito del día de los Santos Inocentes, había un par de verdades que a lo mejor os pasan desapercibidas. Una de ellas es que el género de la comedia nunca se valora en su justa medida, porque apenas apreciamos el valor del buen humor, de la risa sana y el cachondeo cuando medimos esas obras con un drama, pero rompo una lanza por la figura del cómico, de quienes se devanan los sesos para hacernos reír y entretenernos, máxime cuando lo hacen tirando de su ingenio y sus alocadas ocurrencias. No es nada fácil.

Os dejo con un vídeo en el que se recogen los mejores momentos de humor de Top Secret y os recuerdo que podéis recordar otros peliculones en nuestro especial cine de los 80. Aprovecho para desearos una magnífica entrada en el Año Nuevo. ¡Feliz 2016! ¡Nos vemos en los cines y en HobbyConsolas!

Valoración

Divertidísima comedia que no pasa de moda gracias a su humor blanco y absurdo. La mejor manera de despedir el año entre carcajadas.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

El ingenio del guión y secuencias como la de la biblioteca o la submarina.

Lo peor

Algún que otro gag guarrete, pero no incordia demasiado.

Lecturas recomendadas