Análisis

Unepic - Análisis en PS4 y PSVita

Por Alejandro Alcolea
-

Versión comentada: PS4

Os traemos el análisis de Unepic para PS4 y PlayStation Vita, una versión que mantiene la frescura, el humor y la dificultad del original pero que añade algunas ventajas, como la posibilidad de disfrutar el juego estemos donde estemos. 

Francisco Téllez de Meneses, una suerte de hombre orquesta con quien tuvimos el placer de charlar, es el autor de uno de los mejores juegos independiendes de la escena española de los últimos años. Allá en el 2012 nació Unepic, un videojuego creado para PC que ha ido apareciendo paulatinamente en diferentes plataformas. Tras su paso por compatibles llegó, dos años después, a WiiU y, tras otro año de espera, a Xbox One.

La versión de Unepic para PS4 y PSVita llega sólo unos meses después del lanzamiento en la consola de Microsoft y lo hace de la mano de A Crowd of Monsters, la compañía española que, entre otros juegos, está desarrollando Blues & Bullets.

Dentro de un juego de rol

En el análisis de Unepic que realizamos cuando se lanzó el juego en WiiU ya os hablamos del contexto del juego pero, con mucho gusto, os lo recordamos. Unepic empieza con Dani, el protagonista, y otros tres amigotes jugando una partida de rol normal y corriente. Es una tarde perfecta entre pizzas y cerveza pero, claro, de vez en cuando hay que hacer una visita al lavabo.

Cuando Dani sale de una de esas paradas en boxes descubre que han apagado las luces, que las paredes son de piedra y que, básicamente, el lúgubre y húmedo pasillo en el que está ahora no es de la casa donde estaba jugando su partida semanal. Efectivamente, sin saber por qué, nuestro antihéroe se encuentra en un castillo.

Tirando de Zippo, hacemos avanzar a Dani y nos encontramos con una sombra maligna (a la que renombraremos como ‘Zera’, causando la ira de nuestra nueva compañera) que sólo quiere acabar con nosotros. Al intentar meterse en el cuerpo de Dani para poseerlo descubre que, en realidad, no puede hacer tal cosa sino que se queda atrapada dentro del protagonista hasta que éste muera.

Así empieza una aventura absurdamente genial donde los chascarrillos entre Dani y Zera serán constantes y se producirá una relación de amor-odio, con Zera intentando que caigamos en trampas para morir y Dani vacilándole con el hecho de ser realmente él el que parece controlarla.

Lo bueno que tiene Unepic es que se aleja de los estándares de los juegos de rol ya que, nuestro héroe no ha despertado de ningún profundo sueño, no ha tenido una revelación provocada por un oráculo y no es el salvador del mundo. Es sólo un joven que busca salir de una partida de rol muy real.

Retro, muy retro (y con mucho humor)

El videojuego de Francisco tiene una inspiración muy clara, el clásico The Maze of Galious, un juego de MSX del que bebe de forma muy clara. Los menús, el inventario y la barra de estado del personaje son clavadas. ‘’Muy innovador’’, diréis con cierto sarcasmo. Pues sí, muy innovador en cuanto a su temática y diseño pero sí tiene algo que lo hace único, su humor ‘friki’.

Si lleváis en esto de los videojuegos desde hace alguna que otra década encontraréis deliciosas referencias no sólo al cine sino a otros videojuegos de los que Unepic se ríe u homenajea de una forma como pocas veces se ha visto en esta industria. Este sentido del humor es el que nos haga avanzar, casi más que su propia historia, para descubrir el próximo ‘gag’ o el siguiente chascarrillo con Zera.

Además, aunque no es original, su propia mecánica jugable es de lo más adictiva. El juego tiene varios niveles de dificultad y, si bien es cierto que en los más bajos el juego se disfruta, la experiencia recomendada son los niveles más altos ya que ahí viviremos la experiencia que muchos de los jugadores de este tipo de juegos buscan.

El desafío será constante en los niveles de dificultad altos ya que la vida no se regenerará y no habrá autoguardado, obligándonos a ir a un punto concreto del mapa (podremos teletransportarnos) para guardar la partida. Además, no creo que sea descabellado comparar este juego con, salvando las distancias, un Dark Souls.

Si jugamos despistados a Unepic no vamos a durarle a Zera ni medio asalto. El castillo, sobre todo cuando avanzamos en la partida, está lleno de peligros. Habrá plataformas que activan pinchos, otras que harán que un agujero en la pared nos dispare flechas o nos caeremos al vacío dando con un montón de hormigas asesinas que nos harán pedazos.

El escenario es nuestro enemigo y necesitaremos estar muy atentos. Sin embargo, además de esquivar las trampas, tendremos un gran repertorio de armas y magia para enfrentarnos a los distintos enemigos. Encontraremos unas 100 armas entre lanzas, arcos, espadas, mazas… que variarán en sus estadísticas y tendrán diferentes usos dependiendo de los enemigos.

El detalle de que cada arma sea más efectiva contra distintos enemigos es un acierto no sólo para dar realismo sino para ofrecer un juego más rico a nivel jugable. Un enemigo que sangre pide a gritos un tajo de nuestra espada mientras que, por ejemplo un hormiguero caerá antes frente a una maza. A las armas tenemos que sumarle unas 70 magias distintas. Para terminar con la personalización, podremos equiparnos con varios atuendos y, como no podía ser de otra forma en un juego de este estilo, al subir de nivel conseguiremos puntos para personalizar las habilidades de Dani.

Aunque en PC considero que es más sencillo de manejar el brutal inventario que iremos acumulando, gracias a los accesos rápidos del teclado, en consola podremos tener hasta tres atajos diferentes por botón (cuadrado, círculo, triángulo y equis) dependiendo de si mantenemos pulsado al elegir botón R1, R1+L1 o L1. Al principio es algo lioso pero es un sistema que suple la carencia de botones frente a un PC.

Sin embargo, como no es oro todo lo que reluce, la experiencia jugable de Unepic se ve empañada por un sistema de saltos algo impreciso, que nos hará tener que repetir una sección entera en algunas ocasiones si no nos hemos preocupado de guardar. Además, aunque entendemos que los enemigos normales no pueden hacer mucho más de lo que hacen, que se limita a ir de un lado a otro y pegarnos si nos ven, si echo en falta que los jefes finales tengan mecánicas más complejas y que supongan un reto más allá de la cantidad de vida que nos quitan.

En cuanto a la duración, dependiendo, claro está, de la habilidad y la dificultad, estamos ante un juego que nos dará más de 15 horas de juego, eso sin sumar los diferentes desafíos que encontraremos a lo largo de la aventura y misiones secundarias (alguna de ellas memorable).

Alumbra por aquí

En cuanto al apartado visual, Unepic en plataformas PlayStation es un calco de las versiones de consola anteriores. Estamos ante un juego con un gran diseño pero que se muestra en pantalla con personajes con animaciones toscas algo que, claro, se entiende al conocer el desarrollo independiente en la máxima extensión del término que ha tenido el videojuego.

El diseño me parece muy acertado, sobre todo el juego con las luces y las sombras. El castillo estará, de inicio, oscuro y sólo tendremos nuestro mechero. A medida que avancemos, iremos encendiendo antorchas y candelabros que iluminarán el camino, nos harán recordar zonas por las que hemos pasado y nos descubrirán secretos y enemigos. Puede que sus pasillos no os resulten variados, no lo son, pero siempre habrá algún elemento diferenciador, algún tendero o cualquier cosa que te haga sonreir, algo que vale mucho.

El apartado sonoro juega en otra liga. Lo primero es que todas las voces están en castellano, algo que hoy día tenemos que agradecer. Las interpretaciones son más que buenas aunque, eso sí, el sonido se nota bastante enlatado, sobre todo en la versión de PSVita. La banda sonora es llamativa y divertida pero los efectos sonoros son demasiado escasos, dando la sensación de repetición constante.

Ventajas de la versión de PlayStation

Si no habéis podido disfrutar de Unepic en las plataformas anteriormente citadas, el lanzamiento os resultará un soplo de aire fresco dentro del catálogo de PlayStation. Si, por el contrario, habéis jugado, como un servidor, a las versiones anteriores, el re-lanzamiento en PlayStation supone una oportunidad genial para darle otra vuelta en una dificultad mayor y, sobre todo, nos permitirá echar una partida en el metro, el autobús o tumbados en el parque.

Y es que, la gran ventaja de esta versión es su carácter cross-buy (lo que quiere decir que, si compramos el juego lo tendremos disponible tanto para PSVita como para PS4) y el componente cross-save (algo que nos permitirá continuar nuestra partida desde donde lo dejemos, ya sea en PS4 o Vita).

Estas dos características permitirán disfrutar de Unepic cuando estemos en casa y queramos disfrutarlo en la televisión pero, y esto es muy importante, podremos llevarnos el videojuego a donde sea gracias a Vita. De hecho, cuando jugaba a las anteriores versiones, siempre me quedaba el resquemor de no poder jugarlo en una portátil.

El menú de acciones rápidas de la versión de PSVita se activará pulsando en la pantalla.

Realmente, el videojuego es el mismo que apareció hace unos meses en Xbox One y el mismo que la versión de WiiU en su día, por lo que este componente interplataforma entre la portátil y sobremesa de SONY son los motivos que llevarán al jugador que quiere repetir la experiencia a hacerse con el juego, en el caso de haberlo jugado antes, claro está.

Cada versión tendrá su mapa de controles para acciones como, por ejemplo, hacer zoom en el mapa o abrir el inventario. Por último, aunque esto ya lo sabíais, podremos jugar de forma remota a la versión de PS4 desde la portátil aunque, eso sí, los controles en este caso no se adaptarán a la portátil y tendremos que hacer uso del panel trasero. Realmente, es algo que no recomiendo teniendo el cross-save.

Diferencias entre PS4 y PSVita

El apartado visual de Unepic es muy especial, ya hemos hablado de él, y su diseño permite que disfrutemos de una manera más que buena tanto en PS4 como en Vita, donde la versión es bastante aceptable, manteniendo casi todos los efectos de iluminación y permitiéndonos ver a Dani más de cerca (cuando la cámara la tenemos configurada de este modo). Sin embargo, hay veces donde tenemos que, casi por obligación, hacer uso de una cámara más alejada de la acción para apreciar mejor el mapeado. Aquí es donde en Vita los elementos son minúsculos.

En Vita, el juego mantiene el nivel y se ve muy bien, con la cámara cercana, eso sí.

Esto no creo que sea problema de un juego que se creó para pantallas grandes y que ha dado el salto a Vita como una versión, en mi opinión, complementaria de la experiencia en PS4. Tiene más que ver con el tamaño de la pantalla de la portátil ya que, realmente, no se podría haber resuelto este aspecto de otra forma, a no ser que la cámara nos dejara hacer pinch to zoom como hacemos en los Smartphone para ajustar la cámara como queramos. Asimismo, el inventario, que tiene un tamaño considerable, también se siente bastante pequeño en la portátil de PlayStation.

En cuanto a la interfaz, las diferencias entre portátil y sobremesa radican en apartados como el menú de acciones rápidas. En PS4 lo vemos abajo y en vita lo accionaremos al tocar la pantalla táctil. Se trata de una decisión acertada para no ocupar más espacio del necesario en pantalla.

Conclusión

Unepic, aunque no es perfecto, tiene un ‘algo’ especial que ha conseguido atrapar, hasta en cuatro ocasiones (una por cada versión lanzada), a un jugador que no era demasiado fan de este tipo de experiencias metroidvania.

Gráficamente es muy simple, las animaciones son toscas y pobres y podrían ir algo más fluidas. El sonido no tiene una gran calidad, puede pecar de un desarrollo de niveles algo simplón y el combate podría estar mejor resuelto pero, sin duda, son decisiones que achacamos a lo visto en otros videojuegos con mucho apoyo y experiencia detrás.

Hasta los nombres de los trofeos son geniales.

Sin embargo, el diseño de Unepic, tanto de enemigos como el del propio protagonista, la cantidad de armas y magias disponibles, el componente rolero, su endiablada dificultad, la repetición de acciones que no se vuelve cansina, el doblaje al castellano de sus voces y su tronchante humor que tira de colegueo o las mascotas, son bazas más que suficientes como para darle una oportunidad al juego.

Unepic es fruto del trabajo durante el tiempo libre de una persona y tiene realmente muy buenas ideas detrás. Es un juego que encandilará a los viejunos gracias a su desarrollo retro, pero retro de verdad, y hace gala de un humor que se basa en romper la pantalla en alguna ocasión, así como referenciar a películas y videojuegos constantemente.

Como ya he dicho, no es perfecto pero, ojalá otras producciones consiguieran divertir y enganchar como lo hace Unepic (y encima por 9,99€). ¡En Taro Adun!

Valoración

Unepic llega por fin a PlayStation y, aunque es igual que en las demás plataformas en cuanto a la propuesta jugable, su humor sigue sorprendiendo. Además, ahora podemos disfrutar del cross-buy y cross-save entre PS4 y PSVita.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Delirante sentido del humor. Experiencia rolera muy gratificante. Cross-save y cross-buy.

Lo peor

Sigue teniendo los fallos de anteriores versiones. Se podrían haber ajustado los saltos.

Lecturas recomendadas