Análisis

Vídeoreview de Super Street Fighter IV

Por José Luis Sanz
-

Si existen sagas que merecen un respeto, sin duda, una de ellas es Street Fighter. Como bien sabéis, su primera entrega no es que fuera una maravilla pero, al menos, sirvió para que Capcom se pensara lanzar una segunda que, esa sí, volvió locos a los jugadores de aquellos años. Nos encontramos en el año olímpico de 1992, la consola en cuestión era una tal Super Nintendo y el juego... ¡¡Street Fighter II!!

Bueno es recordar que de aquellos golpes vienen estos combos y Super Street Fighter IV es un heredero directo de aquel maravilloso Street Fighter II que dio carta de naturaleza a un género, el de la lucha, hasta ese momento menor (sí, sí, SNK y su Neo Geo tenían buenos juegazos, pero el que convirtió a las masas de jugadores, fue Street Fighter II). A partir de ese momento se sucedieron las versiones Turbo, Alpha, EX, World Champion, II-X, etc.

Mejor y más bonito

El caso es que entre versiones remasterizadas o ediciones versus contra los X-Men... llegamos a 2010 y a Super Street Fighter IV. Un juego que supone, por el momento, la culminación de una saga que se ha mantenido intacta en el tiempo y que desde el año pasado, abraza las 3D sin el menor atisbo de arrepentimiento.

Salvando las distancias con otros tipos de desarrollo, una de las cosas que más llaman la atención de los que juegan con Super Street Fighter IV es lo bonito que es. Los movimientos tan suaves que tiene, el modelado (sí, sí, modelado) de los luchadores, los escenarios están llenos de vida, la fluidez de cada golpe y los efectos que se han currado cuando le metemos un buen zurriagazo al enemigo. Destellos, explosiones, nubes de polvo y unas intros chulescas donde los contendientes se retan con unos diálogos desternillantes.

Jugar con Super Street Fighter IV es sencillo si ya hemos derrochado horas y horas en los otros juegos de la saga. Es como aprender a montar en bicicleta: una vez que lo haces, ya no se olvida. Pues aquí lo mismo. Si te iniciaste en 1992 con Street Fighter II tendrás mucho ganado y la reentré en la saga será mucho más sencilla. Está claro que las cosas han avanzado pero, en lo esencial, la vida sigue igual...

¿Qué tiene de nuevo?

Super Street Fighter IV es en un porcentaje muy alto el mismo juego del año pasado sólo que se han incorporado 10 nuevos luchadores a la batalla. Algunos vienen de otros juegos de la saga y sólo dos son inéditos. Jury, la coreana y Hakan, un huge que se embadurna de aceite para ser más esquivo con los golpes enemigos. Lógicamente, en este Super Street Fighter IV que Capcom nos propone también están los grandes nombres de la saga, los originales... los Ryu, Ken, Honda, Mr. Bison, Zangief, etc. ¡Qué buenos recuerdos nos traen! ¿Verdad?

Estos luchadores, que ahora tienen muchos más golpes a los que recurrir, cuentan para esta edición de Super Street Fighter IV con dos ultra combos de los que sólo podremos elegir uno antes de empezar cada combate. De esta manera podremos experimentar con cada uno de ellos y quedarnos, bien con el que más nos guste, bien con el que sea más efectivo.

Cada personaje de Super Street Fighter IV tiene un modo historia que nos va contando alguna de sus aventuras vitales. Todos tienen una y puede ser muy interesante currarse las 35 (lo que significa horas, horas y horas) para saber qué hilos se mueven detrás de cada uno de ellos. Además, si eres de los buenos amantes de la saga, te enterarás de un buen zurrón de cosas...

Street Fighter e Internet...

Si antes mencionábamos que la saga no ha dudado en abrazar las 3D, ocurre lo mismo con las opciones online. Super Street Fighter IV nos permitirá protagonizar los típicos combates versus contra todo aquel que se atreva a retarnos y, además, para fomentar todo lo referente a la comunidad de fans de Street Fighter, podremos valorar combates y subir o descargar las repeticiones de las luchas que hayan protagonizado otros jugadores.

De esta manera y gracias a estas opciones online de Super Street Fighter IV, podremos estudiar las técnicas que utilizan los otros jugadores, los personajes que mejor funcionan según el enemigo o, simplemente, pasarnos un rato divertido viendo combates como si fuera un canal de televisión.

¿Sólo para fans?

Como ya hemos dicho varias veces, Super Street Fighter IV es, en un porcentaje muy alto, el mismo juego del año pasado salvo por una parte que incluye novedades más que apreciables, y que según nuestro grado de frikismo-street-fighter, podremos considerarlo imprescindible o no como para gastarnos 40 euros (que no 70). Desde luego, eso de tener más luchadores, ultra combos y opciones más refinadas es algo que gustará a los fans de la saga, aunque ya compraron Street Fighter IV el año pasado.

¿Que no eres un fan de la saga? Super Street Fighter IV es la excusa perfecta para tener por un precio mucho más bajo Street Fighter IV y todos sus añadidos sin necesidad de comprarte los dos. Así te podrás iniciar en el noble arte de luchar en los combates más clásicos y divertidos que se hayan visto jamás en la historia de los videojuegos.

Valoración

Super Street Fighter IV es un juego completo y, a la vez, una expansión del soberbio Street Fighter IV. Más luchadores, más golpes y toda la diversión de la saga.

Hobby

92

Excelente

Lo mejor

Los nuevos luchadores, golpes y sus portentosos ultra combos que son espectaculares.

Lo peor

En un 70% es el mismo juego de 2009... ¿merece la pena gastarse 40 euros por tener el 30% restante?

Lecturas recomendadas