Vaiana
Análisis

Vaiana (Moana) - Crítica de la nueva película de animación de Disney

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Vaiana (Moana), la nueva película de animación de Disney dirigida por Ron Clements y John Musker que se estrena el próximo 25 de noviembre en España.

Vaiana se estrena hoy en cines comerciales y es, sin lugar a dudas, una de las mejores películas de animación de 2016, pero no os perdáis la crítica completa para descubrir los entresijos de la última producción de Disney.

TEXTO ORIGINAL (11 de noviembre 2016): Después de películas como Zootrópolis, Vaiana (Moana en versión original) sigue tratando de innovar en lo que a la formulación de sus heroínas femeninas se refiere, aunque en esta ocasión se trata más de una renovación visual que de fondo, ya que la trama de la película es básicamente la misma de siempre (a excepción de que se ha desechado el romance de turno).

Se aprecia la buena intención, e incluso se antoja desmesurada la polémica generada con el personaje de Maui al que dobla Dwayne Johnson, por la estereotipación étnica de los pueblos polinesios viendo el respeto con el que se ha tratado de rescatar su forma de vida.

Inner Workings, el corto precedente

Como viene siendo habitual, antes de la proyección de Vaiana podrá verse un corto: Inner Workings. En esta ocasión Leo Matsuda, el director artístico de Big Hero 6 o ¡Rompe Ralph! es el encargado de realizar esta pieza audiovisual que podríamos calificar como la hermana pequeña espiritual de Del revés.

Paul tiene un trabajo mecánico pero grandes deseos de disfrutar de la vida: le gusta cantar en la ducha, hacer surf, disfrutar de la buena mesa y le tiene encandilado una preciosa pelirroja que trabaja en la playa vendiendo gafas de colores. El caso es que podemos ver cómo sus vísceras dictan sus actos: el cerebro le hace vivir preso de su temor al fracaso, a un accidente o al ridículo, pero su corazón de desboca cuando ve la posibilidad de disfrutar de la vida. Y aunque el cerebro es quien manda sobre el resto de los sistemas, él también aprenderá lo necesario que es darle algo de color al día a día.

Vaiana

"Muchas veces, ocurren estas cosas en las que tu corazón quiere algo y no te haces responsable de tus actos", afirma el productor Sean Lurie. "El mensaje es sobre cómo encuentras la diversión y la alegría y la incorporas a tu vida", añade. La Enciclopedia Británica ha sido la gran inspiración para Matsuda a la hora de llevar a cabo esta historia. El realizador recuerda cómo leía atentamente el tomo de biología que mostraba los diferentes sistemas del cuerpo humano trabajando juntos y, de hecho, incorpora esta idea en los títulos de crédito iniciales para desarrollar una breve y simpática historia cuajada de humor.

Quién es Vaiana

Vaiana comienza con la abuela de la protagonista narrándole la ancestral historia de Te Fiti, la isla a la que Maui, un legendario semidiós, le arrebató el corazón despertando a Te Ka, un monstruo de hirviente lava que destroza la vida.

Ella es es la única hija del líder de una tribu que pertenece a una familia de varias generaciones de marineros pero que ante el miedo a lo que puede haber tras el arrecife de coral prefiere refugiarse en su zona de confort. El deseo de Vaiana es explorar el mundo navegando por el océano sin perder su identidad y restaurar el corazón de Te Fiti para que vuelva a florecer la vida.

Vaiana

De entrada, hay que decir que puede que sea la primera vez que tenemos a una protagonista femenina en una película del estudio que empieza a parecerse a una persona real. El diseño de todos los personajes es muy bueno, pero el de ella en concreto es objeto de escrutinio porque desde que aparece como un bebé, tiene todo el aspecto y se mueve como tal y cuando es ya una mujer, observamos casi con sorpresa que tiene brazos, muñecas, tobillos y caderas que no son ridículamente estrechas. 

Todo el aspecto de la película va por ese camino, la naturaleza se muestra con bastante realismo aunque sin llegar al extremo de El viaje de Arlo: las texturas, los brillos del agua, la luz del atardecer... En este sentido es un gustazo porque es una película muy hermosa.

Ver galería

Préstamos e innovaciones

El gran pero de la película es que desarrolla una historia que ya nos han contado muchas veces y en la que la inspiración brilla por su ausencia, como si las piezas no encajaran (ni las mascotas simpáticas, ni los impases musicales).

El puzle que compone el montaje es muy irregular con momentos desconcertantes como el protagonizado por los Kakamora (que harán las delicias de los más frikis con su rollo salvaje) y otros que habría venido bien amputar de la película como el descenso al mundo de los monstruos.

Ver galería

Y referencias a obras previas, hay por doquier. En cierta forma hay algo de Pocahontas en el personaje principal, los tatuajes de Maui recuerdan poderosamente al esquema estético de Hércules, la relación con sus antepasados nos remite a El rey león y esta líder a la que tratan de desvincular de la tutela de un hombre (primero su padre, luego el guerrero Maui) nos trae también a la cabeza a Ana, de Frozen

Amén del poderoso tema principal que vendrá a tomar el relevo de "Suéltalo" y que, con toda su potencia y hasta generando esa empatía emocional con el espectador, tanto huele a fórmula prefijada de éxito.

Vaiana

Nada de esto es óbice para que la cinta no trate de desvincularse del "cine de princesas", del que se cachondea explícitamente como en el momento en el que Maui intenta hacer entrar a Vaiana en el esquema diciéndole que, si es hija del jefe de la tribu y tiene una mascota, es una princesa o con el guiño de la escena postcréditos que trata de redimir un poco al personaje más fallido de la película: el cangrejo Tamatoa sacándonos la sonrisa con una referencia a La sirenita.

Aún así, se hecha en falta un final para Maui, un personaje cuya trama no llega a cerrarse de forma satisfactoria y sobre todo, mucha más coherencia interna en toda la película, que roza las dos horas de duración a pesar de que muchos minutos pasen de forma innecesaria.

Vaiana

Esta refrescante inmersión en las aguas del Pacífico es muy placentera a nivel visual pero no tanto en el plano narrativo. La historia y su desarrollo no está a la misma altura que su plasmación estética, pero no hay duda de que el público infantil se sentirá atraído por las coronas de flores y los brillos iridiscentes del agua. Es más, si les llega la bienintencionada idea de que hay que asumir las responsabilidades sin perder la esencia de lo que uno es en sí mismo, ya será un triunfo doble.

Deseando estoy en que llegue el día en el que dejemos de hablar de cuestiones étnicas o sexuales para centrarnos en sí en lo que nos aportan las películas de animación de este estudio. Cuando Disney deje de mirar los árboles empezará a ver el bosque.

Valoración

Visualmente asombrosa, pero algo pobre en cuanto a originalidad, la nueva película de Disney se decide a dejar de lado "el cine de princesas" para mostrar a una genuina heroína que, eso sí, no se sale del esquema narrativo clásico.

Hobby

74

Bueno

Lo mejor

El diseño de los personajes, el fotorrealismo de las texturas de cabellos, agua y otros elementos y la luz. El tema musical principal, muy pegadizo.

Lo peor

El ritmo es muy irregular, los sketches humorísticos funcionan a medio gas y la secuencia del cangrejo es directamente prescindible.

Ir a la ficha Añade tu crítica