Análisis

Valkyria Chronicles Remastered - Análisis

Por Thais Valdivia
-

Versión comentada: PS4

Es hora de preparar nuestras mejores armas y ponernos en primera línea de fuego junto a nuestro tanque. Es hora del análisis de Valkyria Chronicles Remastered.

Senjō no Valkyria -Garian Kuronikuruzu-, también conocida como Valkyria Chronicles, es una saga de videojuegos muy conocida tanto dentro como fuera del territorio nipón gracias a su estilo único y a una historia trepidante que engancha desde la secuencia de introducción. Nacida en 2008, en total se han lanzado al mercado tres entregas de esta franquicia, aunque este año está previsto que salga una cuarta parte, Valkyria: Azure Revolution (Aoki Kakumei no Valkyria).

Valkyria Chronicles, título que dio origen a la saga, está de nuevo de actualidad gracias a la versión Remastered que dentro de unos días se pondrá a la venta para PlayStation 4. Esta es una gran oportunidad para aquellos que nunca se atrevieron a dar el paso con este juego y es una manera de que los más veteranos recuerden los mejores momentos de la historia. Es por ello que nuestro análisis también se va a la guerra. 

La guerra no espera a nadie

En el año 1930 Europa se encuentra sumida en una lucha sin cuartel entre la Alianza Imperial y la Federación Atlántica. La contienda, además de por lugares estratégicos, es por el control de un preciado mineral, el Ragnite, que, además de poseer capacidades curativas, es una fuente de energía muy importante. El fuego de dicha disputa llega hasta Galia, una zona neutral que posee una gran cantidad de minas de Ragnite, un "caramelo" que ni la Alianza Imperial y la Federación Atlántica quieren dejar escapar.

Welkin Gunther, hijo de un conocido militar, llega hasta su pueblo natal para reencontrarse con su hermana pequeña, aunque por el camino se cruza con Alicia Melchiott, una joven panadera diestra con el rifle que le pide su ayuda en la invasión que se está llevando a cabo en esos momentos. Tras calmarse la situación, Welkin deja aparcado su sueño de ser profesor y se enrola en el Ejército Nacional junto a Alicia para poder defender su tierra.

Como si de un libro se tratara, la historia de Valkyria Chronicles se narra a través de episodios que a su vez se dividen en varios capítulos. En dichos capítulos, además de ser testigos de los avances de la trama (de una manera muy lenta en determinadas ocasiones, eso sí) en un perfecto inglés, podemos interactuar, ya que nos meten de lleno en las misiones más importantes del batallón dirigido por Welkin. Asimismo, y si somos capaces de conseguir ciertos objetivos, podemos desbloquear capítulos secundarios que nos ayudan a comprender la forma de ser de los personajes. Unos personajes que a medida que avanzamos en la aventura logran calar muy hondo gracias a la manera en la que se tratan diferentes temas (miedo, inseguridad, amistad, el dolor de la guerra, etc.). 

¡A conquistar territorios!

Como hemos comentado anteriormente, es en los episodios jugables cuando debemos demostrar que somos buenos estrategas, pues Valkyria Chronicles Remastered es un J-RPG táctico en tercera persona en el que salimos victoriosos al cumplir todas las condiciones que se nos presentan antes de entrar en acción. Además de ver todo lo que tenemos que hacer y haber memorizado el mapa en el que se desarrolla la contienda, tenemos que escoger qué miembros participan (podemos tener hasta veinte personas a nuestro mando) y desde dónde comenzarán a moverse.  

Una vez en posición, toca aprovechar nuestro turno como si fuera el último, pues tenemos un límite de movimientos para poder completar la misión (si no lo logramos, fracasamos). Cuando estemos manejando a uno de nuestros soldados toca estar pendiente de la barra de movimiento, pues ella decide hasta dónde llegamos y si nos podemos cubrir de los disparos enemigos escondiéndonos en la hierba o tras un muro, por ejemplo. Si por el contrario tenemos a tiro a un soldado del ejército enemigo a tiro no tenemos más que apuntar y disparar. Es en este punto en el que os debemos advertir de que no os fiéis mucho de la mira del arma, pues hay veces que parece que vais a dar de pleno y, sin saber por qué, las balas (o el proyectil) no terminan en el punto indicado. En el instante en que hayamos gastado la barra de movimiento y hayamos atacado es cuando toca pasarle la vez a otro compañero si estamos dentro de nuestro turno de ataque. Dicho compañero puede cubrirnos o bien tomar otro camino, eso depende de nosotros.

Otro punto que debemos valorar es la especialidad de cada soldado y saberlos distribuir sabiamente en el mapa. Y es que podemos tener a nuestro lado a francotiradores, expertos en misiles de largo alcance, soldados muy hábiles con rifles y granadas e incluso ingenieros. No obstante, sus habilidades varían dependiendo de su forma de ser. Mientras que unos se sienten cómodos entre féminas, otros no pueden ni pisar el bosque, por ejemplo. Lidiar con ellos es otra de las tareas de un buen líder.

Si alguno de nuestros compañeros cae abatido, lo primordial es hacer que el servicio médico entre en escena. Esto se consigue en el instante en que algún soldado aliado se acerque a aquel personaje que ha resultado herido. Las consecuencias de no hacerlo al final de la batalla pueden ser fatales para la formación.

Por último, pero no menos importante, tenemos que ponernos a los mandos de un tanque muy especial, el que perteneció al padre de Welkin. Con su ayuda es mucho más fácil abrirse camino y derrotar a los contrarios, pero desgraciadamente cuando es destruido se acaba la partida, por lo que no podemos dejar de proteger este gran arma bajo ningún concepto.

Al finalizar la misión con éxito se nos recompensa con dinero y experiencia que podemos canjear por mejoras y nuevas habilidades en nuestra base de operaciones. Allí podemos cambiar a los miembros del grupo por otros y conocerles mejor, además de leer el periódico local y visitar el cementerio. Lo que más usaremos allí será  el campo de entrenamiento para que nuestros chicos consigan más habilidades y la armería, lugar donde evolucionamos todas nuestras armas, incluido el tanque.

El sistema de combate de Valkyria Chronicles Remastered puede parecer bastante lioso en un primer momento, pero lo cierto es que con práctica y tras probar varias tácticas es muy fácil cogerle el truco. También debemos añadir que los impacientes lo pasarán realmente mal cuando sean los enemigos quienes muevan ficha, pues ver cómo avanzan tan lentamente sin poder hacer nada es desesperante.

Además de las misiones principales, el juego, al ser la versión más completa de la versión que salió en PS3, incluye todos los DLC's que aparecieron en un primer momento, por lo que tenemos disponibles batallas adicionales a las que tenemos acceso a través del menú de extras. Asimismo, se ha añadido un nivel más de dificultad para aquellos que no temen a nada. 


Un cuento de lucha y superación

El apartado técnico de Valkyria Chronicles Remastered sorprende por el equilibrio entre la dulzura del estilo acuarela y manganime y la trama que nos ofrece. Los diseños de los personajes son realmente buenos, incluso en los primeros planos muestran una fluidez digna, aunque lamentablemente los gráficos flojean un poco en el momento en  que nos vamos a escenarios más amplios, pues encontramos dientes de sierra que afean un poco el resultado final. Aparte, los más quisquillosos sentirán que esa neblina a modo de marco es más un estorbo que un añadido gráfico para darle ese toque de libro antiguo.

Por el contrario, la banda sonora compuesta por Hitoshi Sakimoto es toda una joya que uno no se cansa de escuchar una y otra vez. Cada uno de los temas que se van sucediendo tienen personalidad propia y es capaz de darle aún más epicidad si cabe a determinadas situaciones y giros argumentales. A esta BSO se añade un buen doblaje al inglés y el incombustible doblaje original en japonés.

Valkyria Chronicles Remastered se pone a la venta el próximo 17 de mayo en PlayStation 4 con la misión de defender su territorio y de conseguir nuevos jugadores ansiosos por probar uno de los mejores J-RPG tácticos que vieron la luz en PS3. Aquellos que ya lo jugaron en su día tienen la oportunidad de disfrutar de nuevo de este título con una resolución de 1080p y 60fp estables. Escoged vuestra arma, porque la necesitaréis.

Valoración

Historia apasionante narrada a través de un desarrollo protagonizado de manera muy acertada por la estrategia y la acción.

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

Suaves y efectivos gráficos de estilo manganime que se unen a una trama bien hilada y narrada.

Lo peor

Desarrollo algo lento en ocasiones. Errores técnicos que empañan las campañas.

Lecturas recomendadas