Villaviciosa de al lado
Análisis

Villaviciosa de al lado - Crítica de la comedia coral de Nacho G. Velilla

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de la comedia coral de Nacho G. Velilla Villaviciosa de al lado, protagonizada por Carmen Machi, Arturo Valls, Belén Cuesta, Macarena García, Leo Harlem, Jon Plazaola, Yolanda Ramos, Carmen Ruiz, Carlos Santos, Salva Reina, Goizalde Núñez y Antonio Pagudo.

En Villaviciosa de al lado ha habido un sorteo y yo no he salido entre las afortunadas: ni pizca de gracia me ha hecho la comedia de Nacho G. Velilla centrada en el "dis-putado" premio del Gordo de la Lotería que va a caer en el prostíbulo del pueblo: el "Momentos".

Esto hace que nuestros protagonistas se vean en una encrucijada: cobrar el premio y por tanto desprenderse de sus caretas de maridos ejemplares o bien engañar a sus esposas y tratar de percibir la cuantía de tapadillo.

La premisa parece simpática, el elenco pintaba de fábula y el primer tráiler nos vendió la moto pero bien. Problema: todos los buenos momentos de la película estaban en este corte. A partir de ahí se desencadena una comedia casposa, llena de chistes de meretrices sin gracia y de topicazos de los que solo sacan una media sonrisa sardónica. 

Vaya por delante que el género de la comedia es, a mi juicio, siempre lo digo, el más difícil de abordar. El humor es algo muy personal, depende de muchos factores que algo te haga o no gracia y podéis pensar: "Raquel, a lo mejor no tenías el día". Pero es que no, no es eso.

Villaviciosa de al lado

Es que el guión de Villaviciosa de al lado aborda con brocha gorda problemas importantes, propone unos estereotipos pasados de rosca, obsoletos y casi que nos mete en una españolidad con la que no me represento ni de lejos con los clásicos conflictos entre la urbanidad y el campo, la izquierda rancia y la derecha más rancia todavía y la doble moral.

Me decía una compañera a propósito de una escena de la película que "habrá algo más español que una carrera de tractores". Pues yo pienso que sí, seré un bicho raro pero en sí el concepto no me hace gracia, me cuesta pensar que a los españoles nos representa eso, que todos los hombres son puteros y unos guarros menos el príncipe azul de turno y me repatea que te calcen una pseudo comedia romántica (¿otra vez Jon Plazaola haciendo lo mismo, por favor?) y te ribeteen la historia con un drama familiar que ni tiene gracia ni viene a cuento. Carmen Machi es graciosa haciendo comedia y es buena en el drama pero a dos aguas se mueve con dificultad, porque como es normal no sabe cuando tirar para un lado o para el otro.

Villaviciosa de al lado

La dirección de actores es uno de los puntos negros de la película por no decir que un completo despropósito. Está bien ejecutada técnicamente: la foto es buena, los efectos dignos, las transiciones ingeniosas pero ¿cómo tienes en tus manos semejante repartazo y lo desaprovechas así? Si Leo Harlem, Arturo Valls y Yolanda Ramos son graciosos de por sí, es un enorme demérito que hayan conseguido tenerlos en pantalla sin que nos contagien su humor y su buen rollo.

Y suma y sigue: si habéis visto en teatros a Antonio Pagudo o seguís La que se avecina, ya sabréis que este chico es un portento y aquí también nos lo han castrado cómicamente con un personaje que no puede ser más cliché.

Villaviciosa de al lado

El ritmo ni está ni se le espera en unos diálogos zafios, vacíos, que no tienen ni la ambición de realizar un ejercicio de sutileza en ningún momento. Y no conté las veces que dijeron "puta" a lo largo de la película, porque para qué... Son todas pícaras y hasta parece que les divierte su profesión, todo muy realista.

En fin, con el permiso de Cuerpo de élite, tenemos una de las peores comedias españolas del año: Villaviciosa de al lado. Y de una manera muy rara: haciendo bien lo difícil y mal lo fácil. Le tenían que haber dejado el guión a Leo Harlem y entonces sí que nos habríamos reído de verdad... con lo fan que soy de este pedazo de cómico... ¡Qué desilusión!

Valoración

Gruesa comedia que no consigue sacarnos las carcajadas que nos prometió el tráiler: deficiente en casi todos los sentidos salvo en los apartados técnicos.

Hobby

45

Malo

Lo mejor

Un maravilloso reparto (completamente desperdiciado), algunas transiciones del montaje y la denuncia de la hipocresía y la doble moral.

Lo peor

Todo lo demás: el guión es bochornoso, retrógrado, machista y hay un personaje en concreto que clama al cielo: "el tonto del pueblo". Terrible.

Lecturas recomendadas