The Walking Dead 7x01
Análisis

The Walking Dead 7x01 - Análisis de "The Day Will Come When You Won't Be"

Por Raquel Hernández Luján
-

La temporada 7 de The Walking Dead ya ha arrancado en España vía FOX en VOS y os ofrecemos del análisis de TWD 7x01 titulado "The Day Will Come When You Won't Be".

The Walking Dead ya está de vuelta en FOX España con su temporada 7. El primer episodio, TWD 7x01 titulado "The Day Will Come When You Won't Be" ha podido verse apenas media hora después de su estreno en Estados Unidos en VOS y ha puesto fin a la intriga con la que nos dejaron a los espectadores con el cliffhanger de la temporada 6.

La traducción sería "El día llegará cuando tú no estés" y hace referencia a una frase dicha por el doctor Edwin Jenner en el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta, durante el último episodio de la temporada 1. Obviamente ahora se aplica a lo que la sinopsis dejaba entrever: “La pasada temporada acabó con Rick y nuestro grupo arrodillados, sin poder hacer nada, ante Negan y su grupo. Lo que hace Negan perseguirá a los supervivientes para siempre”.

Resumen del episodio (contiene SPOILERS)

Ya vimos los primeros minutos del capítulo: después de ver la carnicería de Negan, Rick aparece en shock en planos muy cortos mientras Negan se regodea con su sarcástico humor en sus actos. Rick le amenaza de muerte y Negan pide que le acerquen su hacha. A continuación lo arrastra al interior de la caravana y deja el hacha clavada en la mesa mientras conduce invitando a Rick a que la coja y termine con él. Lo intenta, pero entonces Negan muestra que tiene una metralleta y le invita a pensar en lo que ha pasado y lo que todavía puede suceder lo que hace que se imagine a todos ellos de rodillas recibiendo el impacto de Lucille en la cabeza.

Cuando la caravana se detiene está rodeada de caminantes. Negan quiere demostrarle a Rick su nuevo statu quo: quiere que sea su proveedor y hacerle entender que ya no está al cargo así que tira el hacha al techo y le dice que vaya a por ella. Él sigue en estado de shock recordando lo sucedido pero se las apaña para llegar al techo de la caravana y entonces podemos ver, la mayor parte del tiempo desde su punto de vista, cómo eligió su víctima al azar: Abraham. Tras advertir al resto con las siguientes palabras: “Puedes respirar, puedes pestañear, puedes llorar, diablos, todos harán eso” le asesta el primer golpe al que responde con un prosaico "Chúpame la polla" lo que enardece a Negan que lo golpea hasta dejar su masa encefálica transformada en un charco de sangre.

A continuación le pone el bate en la cara a Rosita y la obliga a mirarlo. Daryl, rabioso, intenta plantar cara pero los salvadores lo detienen. Esto hace que Negan decida acabar con la vida de otro superviviente más: Glenn con el que se ensaña de la misma forma. Antes de morir le dice a Maggie "Te encontraré". Cuando el calvario finaliza, Negan dice que su bate necesitaba alimentarse, que es un vampiro. Y ese momento nos devuelve al principio del episodio. Termina el flashback y volvemos al presente.

Negan quiere el hacha, el ahorcado es ya un caminante, Rick se encarama sobre él, pero el cadáver putrefacto se desmembra. Es su antagonista quien acaba con los zombis con la metralleta para permitirle volver a la caravana. Entre tanto Rick ha seguido teniendo visiones sobre cómo podrían haber muerto el resto de los integrantes de su grupo a golpes. Consigue regresar con el hacha, Negan la limpia y lo lleva de regreso con el resto.

La mirada de Rick sigue siendo desafiante así que toma a su hijo, le hace una marca en el brazo y le dice que se lo corte. En esta secuencia de máxima tensión, acaba preparado para hacerlo, pero entonces Negan lo detiene y le deja claro que ahora "es suyo y trabaja para él. Le ordena a uno de sus hombres llevarse a Daryl y le explica que volverá en una semana a por su tributo y que les dejará un camión para que lo llenen de cosas. En caso contrario matará y hará pedazos a Daryl o bien le obligará a él mismo a hacerlo.

Los salvadores se retiran tomando fotos de los cuerpos sin vida. Maggie está destrozada, tienen que convencerla para recoger los cuerpos e ir a Hilltop pero manifiesta que quiere plantarles cara. Rick conduce la caravana desde cuyo retrovisor ve a un caminante arrodillándose para comerse los restos del suelo de sus amigos. El episodio termina con las imágenes de una escena feliz en Alexandria en la que todos comen alrededor de una mesa: Glenn con su bebé en brazos, al lado de Abraham y con un primerísimo primer plano de los ojos de Rick. Su mirada, ha cambiado finalmente. Descorazonador.

¿El secreto mejor guardado?

La cadena AMC cuidó con sumo detalle no sólo el rodaje, si no también el primer tráiler promocional de la serie, las nuevas imágenes e incluso la aparición en la Comic-Con de San Diego. Las medidas de seguridad adoptadas para no dar pistas ni alimentar rumores o teorías acerca de las víctimas de Negan ha sido extremo y aún así, se terminó filtrando su identidad antes del estreno.

Greg Nicotero, productor ejecutivo, había comentado lo siguiente: “Esa escena ha sido rodada en un 'backlot' (un estudio al aire libre), porque no queríamos que se rodase en público donde la gente puede escalar árboles o usar objetivos telefotográficos para capturar algo. Es desafortunado porque, esa gente, su trabajo es arruinar la serie y nuestro trabajo es preservar la experiencia de la serie. Así que tenemos que gastar mucha energía y esfuerzo preservando la experiencia de lo que es ver la serie. Así es como está el mundo ahora y es algo desafortunado".

En efecto, hoy en día los spoilers están a la orden del día por lo que la cadena ha sido de lo más meticulosa durante el rodaje e incluso ha adoptado medidas extra, llegando a rodar 11 versiones de una misma escena. No obstante, The Spoiling Dead Fans, un portal web conocido por desvelar información importante de la serie, que incluso fue objeto de amenazas por parte de la productora, avanzó que Negan no mataría sólo a una persona, sino que serían dos las víctimas de Lucille: primero Abraham y luego Glenn (única víctima en los cómics).

Duelo interpretativo

Jeffrey Dean Morgan es un excelente Negan, de eso no cabe duda. Recientemente, en la pasada edición del Festival de Cine de Sitges, hemos podido verlo en la cinta de Jonás Cuarón titulada Desierto dando vida a un yanqui que se dedica a "cazar" inmigrantes ilegales y lo cierto es que pule su trabajo en cada plano. Hace a su brutal personaje creíble y vulnerable a la vez y, si en la serie le permiten acercarse al cómic, os aseguro que tenemos un antagonista de campeonato.

El propio actor ha comentado lo siguiente: "Supuestamente no puedo decir nada, pero lo que hemos rodado hasta ahora se parece mucho a lo que ocurre en el cómic. Obviamente, tenemos cosas que no pasan, pero por ejemplo muchos de los monólogos de Negan están sacados directamente de las novelas gráficas. Obviamente tenemos que hacer dos versiones: la televisiva y la de Blu-ray con tacos”. Así que esperad cierta "dulcificación" del personaje.

La réplica de Andrew Lincoln (Rick Grimes) es demoledora, por otra parte, como ya pudimos ver en el sneak peak en el que veíamos el enfrentamiento del héroe con el villano. Del dolor de la pérdida al arrebato, del arrebato a la amenaza directa, ya consciente de sus palabras retadoras en las que avisa a Negan de que va a matarlo, de que va a hacerle pagar muy caro el daño que ha sembrado.

Este duelo se extiende en el interior de la caravana y da lugar a otro de los momentos más oscuros del episodio en el que Negan comprende que para hacer suyo completamente a Rick tiene que llevarlo al borde del abismo. Y como buen psicópata lo hace forzándolo a realizar un acto terrible que no llega a consumarse: cortar el brazo de su propio hijo con el hacha.

En fin, si queríamos un villano a la altura, lo tenemos, de aquí en adelante veremos cómo nos sorprende, mientras nos recuperamos de la intensidad emocional de un episodio que está al máximo en todo momento. 

Lauren Cohan (Maggie) es la tercera en discordia en este espectacular arranque: es tan creíble que te dan ganas de llorar con ella.

Un duro comienzo

La temporada 7 de The Walking Dead ha empezado en la cresta de la ola con un verdadero punto álgido, dando respuesta a la incógnita que se quedó en el aire dejando sin respiración durante meses a los fans de la serie. La tensión dramática, la dosificación de la información, los flashbacks y el juego de expectativas respecto a lo que va a suceder al momento siguiente es bárbara.

Hay un punto de inflexión en este episodio, supone un antes y un después en el grupo que nunca se había enfrentado a un peligro tan irracional y arrollador ni siquiera cuando se habían visto asediados por caminantes. 

Es de esperar que el tono se relaje en los próximos episodios y recordemos que ese es uno de los problemas crónicos de esta serie: cuando baja el tono da muchas vueltas y la acción se ralentiza demasiado. La sexta temporada cogió bastante comba y ahora que se amplían los horizontes es probable que no nos den una larga tregua hasta volver a tener un pico de interés mediático.

Robert Kirkman, el autor de los cómics originales, comentó: "Cuando entremos en la temporada, vamos a tener cuatro localizaciones distintas con cuatro grupos de personajes diferentes que van a tener sus propias tramas". Dimos por supuesto que se refería al grupo de Rick que ya conocemos, a los Salvadores de Negan y a los dos grupos de supervivientes que hemos intuido en diferentes promos: el Reino de Ezekiel y los peligrosos Susurradores que se ocultan entre los caminantes cubriéndose con cuerpos para matar a otros supervivientes. "El desafío ha sido expandir la escala de la serie y seguir siendo fieles al material original", admite Kirkman, "y abrir este mundo de manera que, creo fervientemente, establecerá un camino para muchas temporadas venideras".

El objetivo, salirse de las convenciones para renovarse: "La séptima temporada en conjunto tendrá tantos nuevos ambientes, tantos nuevos personajes y tantas nuevas situaciones que casi parecerá la primera temporada de una serie totalmente distinta".

¿Lo que hemos visto en este primer episodio es la constatación de esta promesa? Bueno, es más bien la resolución de la sexta temporada. El devenir de la serie revelará si evoluciona hacia el anticlímax o si Negan aparecerá como un tsunami cada vez que se asome a la pantalla. Lo que queda claro es que la amenaza zombi ha quedado muy diluida. En este apocalipsis los hombres son mucho peores que los caminantes y decepciona un poco que la presión no venga por todas partes a pesar de lo desgarrador de lo sucedido.

Lo que está por llegar

La suerte está echada y The Walking Dead es una serie que viene cargada de emociones fuertes en esta temporada 7. La próxima cita: el 30 de octubre, momento en el que se emitirá el episodio 7x02 titulado "The Well" ("El bien") cuya sinopsis avanza lo siguiente: “Para algunas caras conocidas, una nueva comunidad bien establecida y bien cuidada parece demasiada buena para ser verdad”. Y es que este segundo capítulo servirá para introducir a la comunidad gobernada por Ezekiel y conocida como El Reino (The Kingdom) que se caracteriza por el respeto, la seguridad y la tolerancia. ¡Ya estamos deseando ver a Shiva, el tigre del líder! 

Por otra parte, el capítulo 7x03 se titulará The Cell (La celda) y su sinopsis reza: “Un nuevo grupo de supervivientes parece tenerlo todo en su impresionante comunidad, pero todo tiene un precio”. Es pronto para decirlo, pero esta simple línea de texto podría hacer referencia a la llegada de Los Salvadores a Alexandria o a la decisión de Ezequiel de entregar la mitad de los víveres de El Reino a los hombres de Negan.

En Estados Unidos las audiencias de la serie son abrumadoras: más de 12 millones de personas de media la siguen en cada capítulo, así que no es de extrañar que goce de una magnífica salud. Más allá de los 16 nuevos episodios que se dividirán en dos tandas, como viene habitual, The Walking Dead ha renovado por una temporada 8, así que, ¡nos queda mucho por ver aún! 

Valoración

Traumático: así es el primer capítulo de la temporada 7 de The Walking Dead. La presentación oficial de Negan está bañada en sangre y marca un antes y un después en la serie. Es un arranque demoledor que certifica el renacer de la serie.

Hobby

89

Muy bueno

Lo mejor

La intensidad del duelo Jeffrey Dean Morgan / Andrew Lincoln. El episodio quiere removerte las tripas y lo consigue por el qué, a quién y el cómo.

Lo peor

Los caminantes parecen ridículos en comparación con la amenaza real de Negan. El apocalipsis zombi que sirve de marco no se percibe como determinante.

Lecturas recomendadas