Westworld temporada 1
Análisis

Westworld temporada 1 - Análisis de la serie de ci-fi de HBO

Por Raquel Hernández Luján
-

Westworld ya tiene su temporada 1 completa en HBO España y el final nos ha dejado una gran resolución y nuevas incógnitas. La analizamos al detalle.

Westworld ya está disponible al completo en HBO España y esa es una buenísima noticia porque es una sólida propuesta de ciencia-ficción que atrapa desde el primer episodio y te conduce por senderos que no te esperas con abundantes giros de guión que nos hacen reflexionar acerca de la propia forma que tenemos de funcionar los seres humanos; qué nos deleita, qué nos consume y hasta qué punto llega nuestra ambición.

Títulos de crédito y punto de partida

Para los rezagados, os ponemos al día. Creada por Jonathan Nolan y Lisa Joy, está basada en la película de 1973 de Michael Crichton titulada Westworld, almas de metal con el inolvidable Yul Brinner como estrella principal. Abrams ejerce de productor y no abandona el fértil terreno de la ciencia-ficción por el que siempre ha apostado fuerte con series como Perdidos, Fringe o Revolution.

Está ambientada en un parque temático futurista cuyas instalaciones cuentan con seres biológicos programados que pueden introducirse en cualquier tipo de fantasía por muy oscura que sea. Los "nuevos visitantes" son humanos que pagan ingentes sumas de dinero para internarse en esos mundos y hacer realidad sus sueños en una experiencia 100% inmersiva. Esto incluye matar, sexo, diversión y experimentar el oeste americano en primera persona.

Los creadores de dicho lugar tienen algo en lo que pensar: sus criaturas empiezan a revelarse contra ellos acusándolos de haber creado "la cárcel de sus pecados". La última actualización de su programación ha consistido en inducirles "ensoñaciones", lo que les ha permitidp experimentar un salto exponencial: tienen la capacidad de mentir, así que han alcanzado un nivel de abstracción que puede llegar a hacerlos "iguales" a los seres humanos.

¿Por qué es una serie sobresaliente?

Si nos referimos al apartado técnico de Westworld, nada tiene que envidiar a cualquier producción cinematográfica: localizaciones, diseño artístico, fotografía, efectos especiales... Todo funciona de maravilla. Pero el gran atractivo de la serie es su enrevesado guión cuajado de situaciones futuribles que nos enfrentan a dos grandes dilemas: ¿qué es lo que nos hace realmente humanos? La luz que arroja la serie sobre esta cuestión es más bien tenebrosa porque su tesis es que el hombre es un depredador que busca exclusivamente satisfacer sus impulsos más primarios. De ahí la existencia de ese mundo en el que no hay consecuencias y en el que "se revela el verdadero ser" de cada cual.

Y, sobre todo, nos permite aveturarnos acerca lo que parece estar cada vez más cerca: la creación de seres autónomos y superiores a nosotros. No ya los clásicos robots de la ciencia-ficción, sino algo mucho más complejo que los haga indistingibles de cualquier ser "alumbrado" y no "creado".

La serie nos habla de un punto en el que se ha sobrepasado la última frontera de la creación artificial y constata que la ciencia-ficción está cada vez más cerca de dejar de ser ficción encarándonos a problemas que podrían darse a la vuelta de la esquina. Las impresoras 3D biológicas ya están cerca de conseguir replicar órganos y miembros completos, plenamente funcionales y biológicos así que cuidado, que la revolución está más cerca de lo que pensamos.

Producir la primera temporada ha costado aproximadamente unos 100 millones de dólares, lo que significa que la apuesta por esta ficción es muy fuerte y que las expectativas son muy altas. De hecho en su día se proclamó como la sucesora espiritual de Juego de tronos, siendo así una de las series enseña de HBO. Con ella comparte algunos elementos como las brutales escenas de sexo y la perversión de las historias que se narran. Por lo demás, Westworld es más fría y tiene un ritmo más pausado, además de no contar con elementos fantásticos más allá de sus enmarañadas tramas temporales. 

También se ha señalado su parecido con Parque Jurásico en el sentido de que pone de manifiesto el egocentrismo del ser humano que no duda en poner vidas al servicio de su recreo. Te lo puedes tomar con humor, claro...

El germen similar está en la propia obra de Crichton: si jugaba a ser dios atreviéndose a resucitar a los dinosaurios por puro placer, en este caso el pecado es el doble de oneroso habida cuenta de que se crean seres semejantes a nosotros mismos. ¿Qué los hace diferentes? ¿Es solo la autoconciencia, la determinación y la capacidad de improvisación? ¿Qué camino deben recorrer para ser considerados plenamente humanos?

Tristes ecos de realidad

Westworld tiene un elenco espectacular encabezado por Anthony Hopkins, Ed Harris y Evan Rachel Wood y cuenta además con James Marsden, Thandie Newton, Jeffrey Wright, Miranda Otto Rodrigo Santoro, entre otros. Cada cual más profesional que el anterior. Hopkins ya dijo en su día que la serie no le interesaba, pero hace un magnífico trabajo, como siempre. Si debemos detenernos en la persona que más se ha dejado la piel en esta serie, esa es Evan Rachel Wood cuya vida personal y profesional se han chocado de forma brutal.

En una entrevista para Rolling Stone comentaba lo siguiente respecto a la construcción de su personaje: “Los demonios nunca desaparecen. Pero cuando los utilizas para crear otra cosa, casi les da un propósito y sientes que no todo ha sido en vano. Creo que es mi forma de hacer las paces. ¿Westworld? Por Dios. Dejé mucho en esa primera temporada y nunca miré atrás”.

Ella misma había explicado en la entrevista que había sido víctima de los prejuicios hacia las personas bisexuales como ella, pero tras leer la entrevista ya publicada, quiso sincerarse del todo hablando de lo que tenía en común con su personaje. “Sí. He sido violada. Por un ser querido mientras estábamos juntos. Y en otra ocasión por el propietario de un bar. La primera vez no tenía claro si aquello que hacía la pareja se consideraba violación, hasta que fue demasiado tarde. Además quién me creería. La segunda vez pensé que había sido mi culpa y que tendría que haber luchado más, pero estaba asustada”, se sinceró en una carta enviada a la publicación y que ella misma ha compartido en las redes sociales a finales del mes de noviembre.

“Creo que en el fondo no quería ser acusada de querer llamar la atención, o que me dijeran que no era para tanto, o que me dijeran 'eso en realidad no es una violación'”. Pero finalmente lo hizo porque “es un problema serio” y no se puede hacer como si no pasa nada o como si fuera “normal” que en la sociedad siga habiendo tanto crímenes de índole sexual. Y concluía: “Sigo aquí. Estoy viva. Soy feliz. Soy fuerte. Pero todavía no estoy bien”. También es consciente que todavía le queda camino por recorrer y que estos crímenes afectaron su estabilidad emocional: “Todo esto fue antes de intentar suicidarme y esto segura que era uno de los factores por los que intenté hacerlo”.

Guía rápida de episodios

  1. The Original / La original: Westworld es un gran parque en el se paga mucho dinero para vivir aventuras en el oeste con androides-servidores. A los programadores les preocupa el repentino comportamiento de algunos androides que acaban de reprogramar.
  2. Chesnut (Castaño): William y Logan llegan a Westworld con distintos planes y expectativas. Bernard y la jefa del Departamento de Calidad, Theresa Cullen, se plantean si es contagiosa la anomalía que acaban de sufrir los servidores.
  3. The Stray / El descarriado: Un anfitrión rebelde desaparece en las colinas; Teddy recibe una nueva historia que lo activará para perseguir a un villano.
  4. Dissonance Theory / La teoría de la disonancia: El Hombre de Negro encuentra una pista hacia el laberinto; Maeve está preocupada por una visión recurrente.
  5. Contrapasso: Dolores y William son reclutados para una peligrosa misión en Pariah, la ciudad del pecado y el sexo. El Hombre de Negro consigue un insólito aliado.
  6. The Adversary / El adversario: Maeve encandila a Lutz, Elsie descubre un posible sabotaje y el Hombre de Negro y Teddy van en contra de una guarnición.
  7. Trompe L’Oleil / Trampantojo: Dolores y William viajan por un territorio peligroso, Maeve suelta un ultimátum y Bernard piensa en su siguiente jugada.
  8. Trace Decay / Trazo desdibujado: Bernard lidia con un cometido, Maeve quiere cambiar su guion y a Teddy le asaltan oscuros recuerdos.
  9. The Well-Tempered Clavier / El clave bien templado: Dolores y Bernard vuelven a conectar con sus pasados, Maeve le hace una proposición atrevida a Hector y Teddy halla la inspiración, pero tiene que pagar un precio.
  10. The Bicameral Mind / La mente bicameral (episodio de doble duración): Ford desvela su visión para una atrevida nueva narrativa. Gracias a Bernard y al Hombre de Negro, Dolores descubre la verdad sobre sí misma y la acepta. Maeve pone en marcha su plan de escape mientras Westworld se enfrenta a una gran conmoción.

Incógnitas que se desvelarán en la temporada 2 (SPOILERS)

Evidentemente, con una trama tan compleja y plagada de personajes, Westworld lo tenía complicado para dejarlo todo atado y cerrado, es más, dudo mucho que fuera la intención de sus creadores Lisa Joy y Jonathan Nolan quienes, muy conscientes del punch de la serie, ya se guardaban varios ases en la manga antes de que terminara de emitirse ta primera temporada.

De momento tenemos varios cebos obvios: uno de ellos es que nos han mostrado una parte de las instalaciones dedicada a un nuevo universo, el samurái. Además, las tramas no han quedado cerradas al completo. No sabemos exactamente cuál es el destino de Dolores, Maeve o Teddy y lo que hemos visto está abierto a múltiples interpretaciones. Ford podría seguir vivo si a quien hemos visto en el final de temporada dando su discurso no es más que un androide de sí mismo. El episodio en el que Theresa Cullen (Sidse Babett Knudsen) muere a manos de Bernard (Jeffrey Wright), se puede ver cómo se está construyendo un robot en el antiguo laboratorio de Ford, ¿una réplica de sí mismo quizás?

HBO

También podría ser posible que Ford hubiera decidido sacrificarse como hizo Arnold. Por lo tanto, sí, el personaje de Hopkins estaría muerto, pero podría volver a aparecer como androide. La frase del discurso final de Ford que sería reveladora es la siguiente: "Mozart, Beethoven y Chopin nunca murieron. Simplemente se convirtieron en su música". Por lo tanto, Ford podría haberse convertido en su creación, regresando en la segunda temporada de esta forma. 

"Si la primera temporada estaba definida por el control, la segunda está definida por el caos, eso es lo que Ford ha estado planeando todo este tiempo", ha contado Nolan, que ha dirigido este último episodio, en The Big Moment, un segmento de HBO. "Ford ha puesto en marcha lo que cree que es un plan, la naturaleza de ese plan es algo que exploraremos en la segunda temporada, cuáles son sus intenciones... es dejar escapar a los anfitriones, es enseñar a los humanos una lección".

Por último, JJ Abrams ha explicado que la segunda temporada explorará "el amanecer de la consciencia, lo que ocurre cuando empezamos a despertarnos". No me digáis que la serie no tiene pliegues, capas y posibilidades... Desde luego es una de las propuestas más potentes y de mayor resonancia que ha llegado a la pequeña pantalla en los últimos tiempos.

Valoración

Brillante serie que abunda en lo que nos hace humanos y lo que más nos inquieta: hasta dónde somos capaces de llegar para satisfacer nuestros caprichos.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Las interpretaciones, la materialización de la idea tomada de Almas de metal y la impecable realización. Es emocionante y está llena de sorpresas.

Lo peor

Quienes busquen rápidas respuestas pueden perderse en las líneas temporales y en las sesudas conversaciones sobre la creación. La trama es compleja.

Lecturas recomendadas