Wonder Woman
Análisis

Wonder Woman - Crítica de la película de DC y Warner

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Wonder Woman, la película de DC y Warner Bros. dirigida por Patty Jenkins y protagonizada por Gal Gadot, Robin Wright, Connie Nielsen, Chris Pine y David Thewlis. En cines a partir del 23 de junio.

¡Menuda inyección de energía da ver Wonder Woman! Es una película robusta que da un mazazo sobre la mesa para poner el panorama patas arriba: por fin una superheroína protagonista genuinamente femenina, no una versión masculinizada del rol, sino con identidad propia, con valores propios. ¿Por qué ha tardado tanto en llegar? No lo sé, pero sí sé que ha merecido la pena la espera.

Descubre el mejor merchandising de Wonder Woman

El arranque de Wonder Woman es una delicia y nos presenta a un personaje que todos deseábamos ver desarrollado en la gran pantalla desde que nos lo presentaran en Batman v Superman (suponiendo, ni más ni menos, de los mejores aciertos de la película), contado desde sus orígenes hasta convertirse en la mujer que ya conocemos. Esto os traerá a la cabeza algunas referencias inevitables como el Superman de Richard Donner o Capitán América: el primer vengador. Incluso en su estructura hallaréis puntos en común, pero la película va un poco más allá desarrollando la personalidad de Diana y aportando muchas cosas a su historia.

¿Qué vais a encontrar? Wonder Woman es una película muy satisfactoria y entretenida, que le da bastantes vueltas a lo que llevamos visto del universo DC en cines desde el estreno de El hombre de acero. Es muy estimulante el cóctel de mitología, coreografías, acción y emoción que hace que las secuencias de lucha resulten palpitantes, aunque en los impases finales de la película tengamos sensación de dejà vu con cierto exceso de CGI que casi entorpece la conclusión.

Enorme acierto el hecho de que Jenkins le dirija una mirada seria al personaje: cándida al principio, desolada y defraudada por momentos, sexy, poderosa, fuerte y con muchas, muchas capas. Una maravilla que espero inspire a las nuevas generaciones ofreciéndoles patrones de mujeres vigorosas, fornidas, comprometidas y luchadoras.

En la protegida y paradisíaca isla tropical de Temiscira, Diana Prince (Gal Gadot) es una princesa guerrera amazona que ha sido criada por su madre, la reina Hippolyta (Connie Nielsen), y sus tías, la General Antíope (Robin Wright) y Menalippe (Lisa Loven Kongsli). Diana ha sido entrenada para ser una luchadora invencible. Pero, mientras Hippolyta quiere proteger a su hija del mundo exterior, Antíope quiere que esté preparada para defenderse, entrenándola en secreto.

Todo cambia en la vida de la princesa cuando el piloto, Steve Trevor (Chris Pine), se estrella por accidente en la isla. Trevor le contará a Diana la existencia de un conflicto masivo en el exterior, una guerra mundial que está causando el caos en todo el mundo. Es entonces cuando Diana tomará la decisión de abandonar su hogar con el objetivo de salvar al mundo.

La amazona se topará así con un entorno completamente desconocido por ella, tomando partido en la Primera Guerra Mundial. Dotada con superpoderes como superfuerza y supervelocidad, esta inocente e idealista guerrera se convertirá en la principal emisaria de la paz en la civilización, donde tendrá que combatir el mal. Su misión será detener la guerra y los horrores de los que la humanidad es capaz, descubriendo su verdadero destino y convirtiéndose en una de las heroínas más grandes que jamás se hayan conocido.

De Wonder Woman, la parte de Temiscira es mi favorita: ver luchar a las amazonas, entrenándose en duras peleas cuerpo a cuerpo y con un repartazo (excelentes opciones de casting Robin Wright y Connie Nielsen) acompañado de excelentes extras para aportarle aún más brillo a las coreografías de tiro con arco, agarres desde caballo y técnicas de lucha "honrada".

En esa presentación se entreteje el relato de la pugna entre Zeus y Ares, la creación de las Amazonas y el odio de los hombres, una verdadera joya de animación que bebe de los clásicos y alumbra la imaginación de la pequeña Diana, conformado su forma de pensar y dándole un propósito a su existencia.

En cuanto al resto del reparto, nada que objetar, también son excelentes compañeros de viaje para Wonder Woman tanto Chris Pine como Danny Huston, Elena Anaya (que encuentra poco margen de maniobra para brillar en su pequeño papel de villana) o David Thewlis (que si estáis siguiendo la tercera temporada de Fargo también os tendrá maravillados con su interpretación).

Cierto es que hay dos lecciones que Wonder Woman no ha sabido asimilar respecto a películas anteriores: abusa en su tramo final del CGI y acusa ciertos problemas de ritmo por el excesivo metraje en la parte central de la trama, cuando Diana y Trevor entretejen su red de camaradas, pero son males menores que se solventan con una delicada y dosificada ración de humor y romance.

Evidentemente si habéis llegado hasta aquí y habéis disfrutado del entusiasmo con el que he escrito estas letras sobre el argumento de Wonder Woman os ha quedado muy claro que la película sin ser perfecta me ha gustado muchísimo, quizás no solo en sí por el hecho de que sea una muy competente cinta de acción sino por lo que puede suponer como elemento inspirador para que las niñas y los niños de todo el mundo puedan también lucir un escudo y un lazo como símbolos de poder: porque van a tener de una vez por todas un referente femenino actualizado en el contexto de los superhéroes que no se define por las convenciones, que ha derribado una barrera.

Y si me permitís la expresión, ojalá "lo pete" en taquilla y cambie por completo la concepción de los estudios, que tienen que darnos aún muchas alegrías en este sentido y aprender a asumir más riesgos. Queremos más y como mínimo así de bueno. Ya no podemos mirar atrás a los tiempos de "las heroínas no son interesantes". La pelota está en el tejado de Marvel que nos debe todavía ese salto: DC ha cumplido con creces.

Os dejo con la exposición de Madrid en la que podéis ver la estatua de Wonder Woman así como diferentes carteles realizados por distintos ilustradores y la entrevista a Aneke, artífice del cartel de Wonder Woman sobre la Cibeles:

Valoración

Excelente como película de acción y entretenimiento, la Wonder Woman de Gal Gadot y Patty Jenkins viene pegando fuerte y asentado una sólida base para la superheroína en solitario. Para disfrutarla como un niño pequeño.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

Gal Gadot y Robin Wright. La cinta tiene un buen balance de humor, acción y chicha argumental. Muy recomendable la BSO de Ruper Gregson-Williams.

Lo peor

Se abusa un poco del slow-motion en las secuencias de acción. La media hora final es más floja que el resto del metraje por el exceso de CGI.

Lecturas recomendadas