Análisis

World of Tanks - Análisis para PS4

Por Juan Lara
-

Versión comentada: PS4

El análisis de la versión de PS4 de World of Tanks revela una versión tan buena como la vista en PC y Xbox One. Batallas free to play muy estudiadas para hasta 30 jugadores. 

Para los que nunca hayan oído hablar de World of Tanks (tras más de 5 años dando guerra en PC y desde hace unos meses en Xbox One, como pudisteis leer en nuestro análisis de WoT, debéis saber que se trata de un juego free to play que propone batallas multijugador online de hasta 30 jugadores en las que estas bestias blindadas y la estrategia son los principales protagonistas. Y para ello, el trabajo de documentación que Wargaming ha realizado a la hora de representar a estas máquinas fielmente resulta apabullante. Nada menos que 130 carros de combate de 3 nacionalidades, U.R.S.S, EE.UU. y Alemania (que en el futuro crecerán hasta los 350 y otros 4 países más: Japón, Reino Unido, Francia y China) y 5 categorías diferentes extraídos de la Segunda Guerra Mundial y años posteriores que han sido recreados con todo lujo de detalles, incluida una ficha donde se detallan datos históricos y técnicos que harán las delicias de los aficionados a los temas bélicos.


Carros de combate que, obviamente, no estarán a nuestra disposición de saque y que se han agrupado en 10 niveles que dictan su capacidad ofensiva y defensiva. De este modo, empezaremos con pequeños tanques de nivel 1 y 2 e iremos ampliando nuestro garaje con máquinas de los niveles posteriores según vayamos amansando experiencia y dinero. Recursos estos que podremos conseguir batallando sin descanso o bien pasando por caja. Aunque a esto nos referiremos más detalladamente un  poco después.

Aprendiz de Rommel

World of Tanks es un juego al que es recomendable echarle unas horas para estudiar todo lo que ofrece, pues al principio nos sentiremos algo apabullados por tanta opción de personalización y unos conceptos que no se explican demasiado bien. Lo más recomendable es primero probar con los modos de entrenamiento, donde las recompensas son bastante limitadas pero también el coste de nuestras derrotas. Ahí podremos aprender las diferentes técnicas y roles que cada uno de los tanques tiene.

La aclamada creación de Wargaming no es un título de acción pura y dura y la estrategia y el conocimiento de las fortalezas y debilidades de nuestra máquina dictan en buena parte el resultado de la batalla. Y esto es algo que deben saber los amantes del gatillo fácil. Aquí todo transcurre a un ritmo pausado pero muy tenso, donde nuestro papel depende de muchos factores, entre los que está dominar los lentos movimientos del blindado y a saber aprovechar los distintos obstáculos del escenario. Una vez se domina lo principal, y siempre que se juegue en compañía de amigos, se pueden usar estrategias realmente elaboradas como emboscadas o señuelos. 



Una de las facetas más divertidas de World of Tanks es ir probando los diferentes tipos de carros hasta dar con el que más nos cuadre. Los tanques ligeros (nuestra única opción al principio) ofrecen alta movilidad y capacidades exploratorias a cambio de un una baja capacidad defensiva y de ataque. Yendo en grupos y con cuidado son ideales para avistar a los enemigos para que el resto abra fuego. Los tanques medios ya representan una amenaza seria y con ellos podremos hacer frente a casi cualquier enemigo siempre que seamos cuidadosos y sepamos ir en grupo. Los pesados por su parte resultarán, seguro, los más atractivos para casi cualquier jugador por su enorme poder. Son ideales para ocupar la retaguardia y apoyar con fuego lejano a los medios y ligeros.

Ahora, si a lo que a ti te va es ser un "campero", mejor opta por un anticarro. Su cañón ( muchas veces de movilidad reducida) es capa de reventar gruesos blindajes a distancias impensables. Son los "francotiradores" del campo de batalla y ofrecen un estilo de juego muy peculiar. Casi tanto como el de la artillería propulsada, unos ingenios de nulo blindaje que son capaces de disparar fuego de mortero a cualquier punto del mapa desde una vista cenital, siempre y cuando los enemigos hayan sido avistados por un compañero. 


Toda esta variedad da como resultado unas batallas donde es imprescindible aprender cómo actuar en función del tipo de tanque seleccionado. Un toque estratégico que es precisamente lo más atractivo de unas batallas lentas pero muy emocionantes donde jugar bien y en equipo es importantísimo. Participemos o no en las misma escuadra (hasta un máximo de 5 amigos) podremos dar órdenes rápidas a nuestros aliados mediante las cuales indicar qué punto del mapa requiere nuestra atención, señalar enemigos concretos para que la artillería los vuele por los aires, etc. Un rol este que podremos realiza incluso cuando ya hayamos muerto y que nos parece de lo más acertado.

Los más de 10 escenarios que ofrece World of Tanks agrupan los únicos dos tipos de batallas existentes. El más común requerirá que acabemos con los 15 rivales o que capturemos su base y el otro nos propondrá una carrera por ver quién es el escuadrón que se hace antes con una bandera en mitad del terreno. Sea cual sea el modo o el escenario, estos son seleccionados al azar tras elegir nuestra montura por lo que al inicio de la batalla siempre hay unos emocionantes segundos por saber a qué nos enfrentamos.

Escenarios muy variados que forzarán estilos de juego completamente diferentes y que haremos bien en aprender rápido. No es lo mismo luchar en mitad de un desierto a plena luz del día que hacerlo de noche en una cuidad. Condiciones de visibilidad diferentes y escenarios altamente destructibles que nos forzarán a pensar por dónde ir y cómo afrontar la refriega.



Según vayamos ganando batallas, y dependiendo de nuestros hitos (daño causado, enemigos destruidos o avistados, etc) recibiremos experiencia y dinero. La primera estará ligada al carro concreto con el que la hemos generado y nos permitirá avanzar en su propio "árbol tecnológico". Mejoras referentes a su blindaje, cañón, movilidad, etc. y que sólo cuando estén completamente desarrolladas nos dará acceso al tanque de siguiente nivel. El dinero común se invertirá en estas mejoras o en la adquisición del nuevo blindado.

Pero la cosa no acaba ahí, pues hay numerosas opciones también para el adiestramiento de la tripulación, lo que redundará en recargas más rápidas, reparaciones en el campo de batalla,...O podremos visitar la tienda donde comprar distintos tipos de munición, camuflajes, binoculares, kits de reparación instantánea, etc. Decenas de opciones que requieren tiempo para asimilarlas y, sobretodo, de mucha "plata". Y es aquí donde World of Tanks presenta el "kit" de su estudiado modelo free to play.

Dinero o tiempo

Batallar sin fin y sin gastar un euro es perfectamente posible en el juego de Wargaming. Tras unas horas razonables tendremos acceso ya a máquinas de nivel 3 o incluso 4 y con ellas podremos realizar un papel digno en la mayoría de las refriegas siempre y cuando tengamos claro nuestras limitaciones. Y es que el juego, con todo el sentido del mundo, conforma los dos batallones mezclando carros en un rango de + o - 2 niveles respecto al nuestro. Esto provoca que muchas veces saltemos por los aires en los primeros minutos por darnos de bruces con un tanque 2 niveles superior al nuestro.

Esta clara desventaja es lo que provoca que sigamos jugando en pos de un tanque de esas características, aunque sepamos que siempre habrá en el campo de batalla uno superior al nuestro (al menos hasta que no seamos nivel 10, el máximo). Tarea esta que requiere de una ingente y obscena cantidad de horas si lo que queremos es que nos salga gratis.

Mucho sufrimiento que no todo el mundo estará dispuesto a asumir a pesar de lo adictivo de su modelo y para lo que, entonces, sólo habrá dos opciones: abandonar o comprar algunos de los "packs" con dinero real. Estos últimos nos darán un nuevo tipo de moneda dorada (oro) con los que adquirir tanques "premium": blindados completamente mejorados y que sólo podremos obtener así o cumpliendo los requisitos que nos platean una serie de "misiones" disponibles desde el menú principal (aunque sólo para algunos modelos concretos).

Y aquí radica el quid de la cuestión. World of Tanks ofrece mucha diversión gratis pero sólo si somos capaces de aguantar hora tras hora sufriendo en el campo de batalla contra, muchas veces, rivales muy superiores a nosotros que nos harán morder el polvo demasiado pronto, evitando que obtengamos los recursos que tanto necesitamos. Un modelo que requiere de una importante inversión de tiempo o de dinero y sobre la que habrá que decidir obligatoriamente en algún momento si queremos progresar.

Dicho esto, es muy de agradecer que Wargaming ofrezca diversos paquetes que van desde los 4,95 € hasta los 99,99 € y que ofrecen todo tipo de mejoras. Eso sí, nunca hay que olvidar que podremos avanzar y disfrutar durante cientos de horas sin pagar nada. La dicotomía es clara: tiempo o dinero.

Máquinas bien engrasadas

Y tampoco en la factura técnica podemos achacarle nada grave al título, más bien lo contrario. A 1080p y 30fps todo luce más que bien, con unos tanques recreados hasta el más mínimo detalle y un escenarios muy, muy bien logrados. Casi todo es destruible y los efectos atmosféricos están estupendamente recreados. Reflejos del agua, el viento meciendo la hierba alta de los campos,...todo está cuidado con mimo y esmero.

Y no menos lo es el apartado sonoro. Si jugáis con unos cascos surround o un buen equipo 5.1 oiréis con un detalle asombroso el crujir de las orugas, el "clonk" del cañón al ser recargado y a los obuses silbando a tu alrededor o haciendo puré la panza blindada de tu carro. Una festival de sonidos metálicos y ambientales al más alto nivel que se ve acompañado por los gritos de tu artillero y resto de la tripulación en perfecto castellano.


Los servidores dedicados y la enorme cantidad de gente que siempre hay jugando hace que las partidas online se generan a un velocidad pasmosa. Tampoco hemos detectado enganches o bugs graves, salvo algunos muy puntuales al abandonar la escuadra de tus amigos. Eso sí, unirte a un grupo es siempre fácil y rápido lo que se agradece en un juego al que se le dedicarán muchísimas horas.

En definitiva, la versión para PS4 de World of Tanks recoge todo lo bueno de un juego con mucha solera en PC y lo mejora con un apartado técnico notable. Su modelo free to play es aplicado de forma aplastantemente lógica y ofrece muchísimas horas de diversión y contenido gratuito a quien tenga tiempo y paciencia o la opción de pasar por caja para obtenerlo mucho antes si lo ves conveniente. Un título multijugador divertido y adictivo que es mejor jugarlo en compañía pero que en cualquier caso os tendrá enganchados al pad sí...o sí.

Valoración

Un divertidísimo y adictivo juego multijugador donde echaremos decenas de horas sin necesidad de pagar un euro. Pero pica lo suficiente como para estar muy tentado a ello. No dejéis de probarlo.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Muy divertido y adictivo. No hay que pagar para ganar.

Lo peor

Enfrentamientos a veces desequilibrados.

Lecturas recomendadas